Cuidados necesarios para cachorros huérfanos

Por lo general cuando las perras dan a luz a sus cachorros, son ellas las que se encargan de llevar a cabo todas las necesidades de los mismos. No obstante, existen muchos casos en los cuales el ser humano termina por ser el responsable de su crianza.

Para esta tarea es de vital importancia que contemos con la ayuda de un profesional, ya que los cachorros en esta etapa suelen ser bastante delicados, en especial, en las primeras semanas de vida. Es por eso que traemos toda la información necesaria, para saber cada uno de los cuidados que necesitan los cachorros cuando han quedado huérfanos.

Causas de porqué un cachorro se queda huérfano

En muchos casos los cachorros son abandonados porque sufren de alguna enfermedad, porque la camada es demasiado numerosa o en los casos menos comunes, por el rechazo de la madre. También podemos mencionar que esto es algo que puede suceder al revés, ya que es posible que una perra sea la que adopte a los cachorros que han quedado huérfanos, sin importar que ellas mismas no los hayan dado a luz.

Algo que sin duda causa mucha tristeza en una persona, es el hecho de encontrarnos con cachorros abandonados sin importar de qué especie sean.

Si han tenido la suerte de tomar un poco de leche materna por lo menos en sus primeras 24 horas de vida, se incrementarán las probabilidades de sobrevivir, ya que de esta manera, habrán consumido el calostro con los protectores anticuerpos.

Cuidados de urgencia

Los veterinarios nos pueden ofrecer orientación acerca de los cuidados que necesita un cachorro que ha quedado huérfano para poder sobrevivir, como por ejemplo: darnos las pautas de la dosis apropiada de leche al igual que los intervalos, y también el peso indicado que los perros necesitan engordar por semana, para que todo marche correctamente.

Los especialistas son los que nos ofrecerán ayuda para verificar el estado en el que se encuentran, y a su vez, ayuda para vigilar el comportamiento de dichos cachorros al igual que su crecimiento.

En sus primeras semanas de vida, un cachorro no cuenta con la capacidad necesaria para mantener la temperatura en su cuerpo, a pesar de que las temperaturas en casa sean las más apropiadas. Es necesario que tengamos a mano una caja pequeña con una manta o con una toalla, para así colocar una fuente de calor segura.

Si son varios perritos, al estar juntos podrán conservar un poco el calor. Por otro lado, otra de las cosas que también puede ayudarnos, es la colocación de un muñeco de peluche.

Cría artificial

Podemos encontrar algunas fórmulas caseras acerca de la leche con la cual debemos alimentar a un cachorro, pero lo recomendable, es que evitemos el uso de la leche que provenga de las vacas.

En su diferencia, utilizar alguna que no contenga lactosa para evitar así la presencia de problemas en el intestino. No obstante, también podemos encontrar en el mercado una leche especial para los perros.

La forma correcta de alimentar a los cachorros es utilizando un tetero especial que cuente con la tetina apropiada o también utilizando una jeringa pequeña.

Calentaremos la leche al baño maría hasta que tenga la temperatura del cuerpo, que son unos 38 °C, que comprobaremos, colocando una gota en la parte superior de nuestra muñeca.

Es necesario que respetemos la forma en la que los cachorros maman por naturaleza, lo que quiere decir, que tenemos que colocarlos tumbados encima del abdomen con su cabeza un poco más elevada que la cola para evitar que se atraganten, en ningún momento tenemos que colocarlos encima de su espalda.

Es preferible que al principio les demos a los cachorros una pequeña cantidad de leche con mayor frecuencia, aproximadamente ocho veces al día, ya que de esta manera evitaremos que ocurran trastornos digestivos.

Después de transcurridas unas semanas, llega la hora de darles un poco de alimento sólido, que puede ser un pienso especial o cualquier otro alimento que nos indique el veterinario. Luego tenemos que ir probando con el destete en el momento en que beban y empiecen a comer solos del plato.

Nutrición eficiente

Es de gran importancia para la vida de un cachorro, consumir en sus primeras horas de vida el calostro que ofrece la leche materna. Después de que han pasado las primeras doce horas, podemos alimentarlos usando el método que hemos explicado anteriormente.

Los cachorros requieren más que solamente comida. Lo recomendable es que podamos ofrecerle un ambiente con las condiciones óptimas, en donde se encuentre incluida una dedicación que sea a tiempo completo en sus primeros días, en la cual tenemos que alimentarlo con un biberón de forma regular, incluso en las horas de la noche.

Así mismo, tenemos que simular los lamidos de la madre, al limpiar su carita y el resto del cuerpo cada cierto tiempo con la ayuda de un paño que debemos humedecer con un poco de agua tibia.

La higiene de un cachorro huérfano

Debemos tener presente en todo momento, que los cachorros no cuentan con la capacidad de poder orinar ni de que su intestino pueda cumplir con ciertos movimientos por sí solo, puesto que todavía no poseen el desarrollo muscular necesario para cumplir con cada una de estas funciones.

Es por este motivo, que el perrito necesita de una estimulación, bien sea por la madre a través de las lamidas, o usando un método manual como es la utilización de un poco de algodón húmedo con el que se debe frotar de forma suave el área anal al igual que el área genital.

En muchos de los casos, aquellos cachorros que han quedado huérfanos responden correctamente a estos estímulos antes de que lleguen a comer, y en muchos otros, esto ocurre después de que hayan comido.

Esta estimulación artificial tenemos que hacerla hasta que hayan pasado unos 21 días, después de este tiempo, los cachorros ya tienen la capacidad necesaria para poder controlar sus necesidades.

La temperatura indicada para la crianza

Para que los cachorros huérfanos se encuentren completamente sanos y tengan un buen crecimiento, es necesario que su cuerpo pueda tener la temperatura apropiada, puesto que a esta corta edad no tienen la capacidad de mantener su calor corporal.

Para eso y además de la opción que hemos explicado anteriormente, podemos complementarla con algunos otros elementos que proporcionen calor, como por ejemplo una lámpara, una bolsa con un poco de agua caliente, una manta térmica o también podemos colocar un aislamiento en el suelo.

Usar un termómetro puede ser de mucha utilidad para mantener un control de la temperatura.

Cuando el ambiente donde hemos colocado al cachorro es muy seco, podemos colocar un poco de humedad extra. Una manta húmeda por la parte superior y también a un lado de la cajita donde hemos colocado al perro, puede ser una buena solución.

Socialización y educación

Para los cachorros que se encuentran huérfanos, es necesario que comiencen a comunicarse correctamente con cada uno de los miembros de la familia, a partir de las primeras cinco o seis semanas de vida.

Debemos tener en cuenta que son cachorros, por lo que es necesario que tengamos cuidado al acostumbrarlos a los ruidos, movimientos, personas y a otras mascotas.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Categorías

Cachorros

Mi nombre es Lurdes y entre mis aficciones se encuentran las de escribir y leer. Soy una gran amante de los animales y llevo desde que llevaba pañales rescatando y cuidando de ellos. Me paré en tercero de B.U.P y actualmente estoy estudiando la medicina alternativa, temática que también me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.