Cómo cuidar a un perro anciano

Golden Retriever anciano.

La edad adulta es una etapa especial en la vida del perro; si bien puede gozar de una estupenda salud durante la misma, también es cierto que un can anciano necesita algunos cuidados específicos respecto a su alimentación, su actividad física rutinaria y sus revisiones veterinarias. Con todo ello aumentaremos la calidad y esperanza de vida de nuestra mascota.

Se considera que un perro alcanza la vejez cuando es mayor de 10 años, aunque este dato varía dependiendo de la raza y las características del animal. Por lo general, los canes de raza pequeña son más longevos. A partir de esta edad, necesitan una mayor atención respecto a varios aspectos.


1. La alimentación. Es importante mantener al perro bien hidratado y alimentado para evitar enfermedades como la insuficiencia renal o los problemas cardíacos. Lo ideal es ofrecerle un pienso específico para su edad y estilo de vida, alto en proteínas, fibra y vitamina C. El veterinario sabrá decirnos cuál es el mejor en cada caso. Es fundamental evitar la obesidad en el can adulto, y además, debe tener a su disposición agua limpia y fresca en todo momento.

2. Ejercicio diario. Si bien no podemos forzar a un perro senior a hacer demasiado ejercicio, lo cierto es que requiere pequeñas dosis de actividad física diaria para mantenerse saludable. Podemos dar tres paseos de 10 o 15 minutos al día, siempre durante las horas de menos calor y con una botella de agua fresca a mano para ofrecerle. Dependiendo de su energía y características físicas, es probable que necesite unos paseos más largos. De esta forma ayudamos a controlar su peso y prevenimos problemas como enfermedades cardiovasculares o artritis.

3. Juegos. Los perros necesitan que estimulemos su mente mediante juegos y ejercicio físico durante todas las etapas de su vida. Siempre están dispuestos a aprender nuevos trucos y juegos, por lo que podemos probar nuevas actividades y añadir diversión a su día a día.

4. Higiene. Debemos seguir la misma rutina de higiene durante la edad avanzada; es decir, baños con champús específicos para su tipo de pelo cada mes y medio o dos meses, cepillados diarios, limpieza habitual de los ojos, etc. Es fundamental seguir una rutina de higiene bucodental diaria, ya que las enfermedades periodontales aparecen con mayor frecuencia durante este período.

5. Revisiones veterinarias. Las revisiones veterinarias cobran aún mayor importancia durante la edad adulta, ya que aumenta el riesgo de sufrir determinadas enfermedades. Mediante los chequeos geriátricos, el especialista averigua si existe algún problema de este tipo.

6. Cariño. Es común que, con el paso de los años, nuestro perro se vuelva más dependiente de su familia. Las muestras de afecto son esenciales para su bienestar físico y anímico; además, necesitará una mayor tranquilidad, que respetemos sus horas de sueño, y que le dediquemos todo el tiempo que nos sea posible.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *