Cómo cuidar a un perro con diabetes

Perro bóxer

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el organismo no es capaz de producir suficiente insulina o de utilizarla de manera eficaz. Es frecuente en seres humanos, pero también nuestros amigos los canes pueden llegar a padecerla.

Si a tu peludo se la han diagnosticado, no te preocupes, ya que puede seguir haciendo vida normal. De hecho, tan sólo se tendrán que producir algunos pequeños cambios. Sepamos cómo cuidar a un perro con diabetes.

Alimentación

¿Qué debe comer un perro diabético?

En las clínicas veterinarias y tiendas de productos para animales encontrarás una serie de piensos específicos para perros diabéticos; ahora bien, es conveniente que leas la etiqueta de los ingredientes, ya que son muchos los piensos que incluyen cereales, harinas y subproductos que el animal no sólo no necesita, sino que pueden provocarle una reacción alérgica o problemas más serios de salud como infecciones urinarias.

Lo más recomendable es siempre darle una alimentación lo más natural posible, ya sea Barf, Dieta Yum, Naku, Summum, o piensos como Acana, Orijen, Taste of the Wild o similares.

¿Cada cuánto debe comer?

El cuerpo del perro diabético trabaja a un ritmo algo más lento de lo normal, de modo que es importante reducir las raciones de la comida. Así, por ejemplo, se le puede dar una vez por la mañana y otra por la noche para que su cuerpo sea capaz de digerir mejor los azúcares que contienen.

Ejercicio y juegos

Perro feliz

Un perro diabético puede (y debe) salir a la calle a divertirse.

Aunque tu perro sea diabético, necesita seguir saliendo a pasear y a hacer ejercicio todos los días. Además, debes tener en cuenta que si tiene algunos kilos de más, puede ser muy perjudicial para él al tener diabetes, ya que tendrá un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Para evitarlo, no hay nada como sacarlo a pasear alguna que otra vez al día, y jugar con él en casa unos 10 minutos tres o cuatro veces/día.

Salud

Con lo que respecta a su salud, es importante que le preguntes a tu veterinario si tu perro necesita que se le inyecte insulina regularmente. En el caso de que así sea, puedes pedirle que te enseñe cómo hacerlo; de esta manera, no tendrás que llevar a tu can tan seguido a la clínica.

Ve a la tienda de productos para animales para comprar un medidor de azúcar, que tendrás que usar a diario para controlar la salud de tu amigo.

Y por cierto, ten siempre a punto una dosis de insulina. Llama a tu veterinario para pedir más antes de que se acaben. De este modo, evitarás correr riesgos innecesarios.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *