¿Cuáles son las diferencias entre perros y perras?

Cuando vamos a adoptar a un perro una de las dudas más frecuentes que nos surgen es si coger a una hembra o a un macho. Aunque el comportamiento y el carácter que tenga cada uno va a depender mucho de la educación que haya recibido y no tanto del género al que pertenezca, sí que es cierto que hay cosas, pequeños detalles que hacen que declinemos la balanza por uno o por otro.

Pero, ¿qué tipo de cosas son esas? ¿Cuáles son las diferencias entre perros y perras? 

Diferencias físicas

Perras

Las perras tienen un aparato reproductor distinto al de los perros. Tienen vulva y mamas, las cuales empiezan a producir leche cuando los cachorros están a punto de nacer. Además, el peso y la altura es menor que en los machos.

Pero, aparte de estas características que se pueden ver a simple vista, cuando has tenido mucho contacto con canes te acabas fijando en otros detalles. En el caso de las hembras, acabas dándote cuenta de que tienen unos rasgos más finos, más redondeados, y que el color de su pelaje -en algunos casos- es un poco más claro que el que debería de ser.

Perros

Los perros, a diferencia de las perras, tienen pene y testículos. También tiene mamas, aunque estas carecen de función reproductiva y no están tan desarrolladas. Su altura y su peso es mayor que el de las hembrasdebido a que tienen un cuerpo algo más robusto.

Si hablamos de esas otras características en la que pocas veces nos fijamos, hay que decir que la manera que tienen de caminar -siempre que estén tranquilos- es algo diferente al que tienen las perras. Es como más segura, más firme.

¿Cómo les afecta el celo?

El celo es una etapa muy importante para los perros no castrados que no afecta por igual a perras y perros. Veamos cuáles son las diferencias entre unos y otros:

Perras

El celo en las hembras se produce de forma semestral, es decir, cada seis meses. Durante ese tiempo notaremos que está especialmente cariñosa y receptiva a las caricias, y si además se le acerca un macho probablemente acabaría embarazada a menos que se lo impidiéramos.

Además, otra de las fases del ciclo reproductivo es el de la menstruación, que dura unos 14 días aproximadamente. Tras ella, en su organismo se encontrarán elevados niveles de progesterona, de modo que podrían tener un embarazo psicológico. Durante este tendrán los mismos síntomas que si se hubieran quedado embarazadas de verdad: abdomen distendido, mamas hinchadas pudiendo segregar leche, protección de objetos o animales como si fueran cachorros, y/o necesidad de encontrar lugares aislados.

Perros

Los perros se encuentran en celo todo el año, por lo que en cuanto perciban el olor de una perra en celo irán a por ella. Pero si por el camino se encuentran a otro macho, es probable que lo ataquen, ya que sería su manera de luchar por la hembra.

Diferencias en el comportamiento

Solemos pensar que las perras son más tranquilas y cariñosas que los perros, pero lo cierto es que depende mucho de cada perro. Sus hormonas determinan parte de su comportamiento, por este motivo las hembras por ejemplo se adaptan mejor a los hogares donde hay niños, ya que tienen un instinto protector más desarrollado; en cambio los machos suelen ”ir por libre”, es decir, durante las sesiones de adiestramiento se suelen despistar con más facilidad puesto que encuentran otras cosas que les resultan más interesantes.

Por otra parte, los machos tienen una mayor tendencia a marcar su territorio que las hembras, y esto es algo que empiezan a hacer siendo cachorros. Para evitarlo, se recomienda castrarlos antes de los 6 meses si son de tamaño pequeño y antes de los 8 meses si van a ser grandes.

¿Cómo elegir un perro si ya tenemos uno?

Si ya convivimos con un can y tenemos pensado traer otro, nos será útil saber lo siguiente:

  • Juntar dos perros de distinto sexo no castrados es un problema. El macho va a tratar de montar a la hembra constantemente, y podría haber peleas. Y eso por no hablar de los embarazos no deseados. Las protectores de animales están llenos de cachorros y perros abandonados. No contribuyamos a engrosar el número de abandonos.
  • Juntar a dos perros del mismo sexo no castrados en principio no tiene por qué ocurrir nada si ambos se han socializado bien siendo cachorros. Ahora bien, si son dos machos podría ocurrir que compitieran por la misma hembra.
  • Juntar dos perros castrados es la mejor solución. Se evitan embarazos y, por lo tanto, abandonos. De todas formas, lo ideal es acudir a un refugio de animales con nuestro perro para ver cómo reacciona con el can que queremos adoptar.

Tenemos que responsabilizarnos del perro

No importa si es perro o perra. Si queremos que sea feliz y que viva muchos años, tenemos que cuidarlo como se merece, dándole comida y agua, sacándolo a pasear a diario, y llevarlo al veterinario cada vez que lo necesite.

Esperamos que te haya sido de utilidad 🙂 .

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *