Displasia de cadera en perros

perro en veterinario por problema de cadera

La displasia de cadera suele ser común en los perros que cumplen con las condiciones antes mencionadas, sin embargo existen formas de prevenirlas para lograr una mejor calidad de vida de las mascotas y evitarles sufrimientos. En este artículo se mostrará importante información que ayudarán a los dueños a evitar o prevenir esta enfermedad en las mascotas.

Al documentarse sobre las características y cuidados de una raza canina determinado siempre coinciden determinadas informaciones entre los diferentes perros. Una palabra que se repite continuamente entre las enfermedades de origen genético, por sobrepeso o de razas medianas a grandes es la displasia de cadera.

Concepto y causas de la displasia canina

pastor aleman que presenta una pose de dolor de las patar traseras

La displasia de cadera es el nombre con que se conoce una enfermedad ósea de carácter hereditario que se puede manifestar en los cachorros de perros entre los cuatro a cinco meses de edad. También se presentan en seres humanos, pero en este artículo solo se tratara la displasia canina.

Esta enfermedad es degenerativa y consiste en la deformación de la articulación coxofemoral. Esto se refiere al punto de unión de la cabeza del fémur con el acetábulo de la cadera. La malformación puede generar dolor y cojera y convertirse en un problema grave para la mascota. El roce constante provoca el desgate del hueso del fémur y la cadera provocando artrosis.

Causas

Al ser un problema congénito tiene como causa principal la herencia genética. Sin embargo existen factores que lo pueden hacer aparecer incluso en perros, sin esta predisposición y en los que sí la tienen agravar la condición. Por ejemplo, el sobrepeso es un factor bastante dañino sobre todo en los cachorros. La vida sedentaria y el ejercicio excesivo también son contraproducente, es decir, los desequilibrios en la actividad física. La alimentación es un factor fundamental ya que si esta no es balanceada y acorde con los requerimientos nutricionales de la raza de la mascota genera obesidad o una osamenta débil propensa a la enfermedad.

Artículo relacionado:
Consejos para elegir el mejor pienso para tu perro

Las razas grandes y gigantes son las más susceptibles a la displasia de cadera. La razón principal de esta circunstancia es precisamente su peso y tamaño. También se debe considerar que el crecimiento de estas razas es más acelerado y cualquier anomalía hormonal evita que  los huesos reciban los nutrientes necesarios para su desarrollo haciéndolos más susceptibles al padecimiento.

Estudios recientes de la facultad de veterinaria de la Universidad de California arrojó importantes resultados que relacionan la castración temprana (realizada antes de los seis meses) con la displasia de cadera. Se llegó a esta conclusión después de comprobar que los cachorros castrados tenían un 50% más probabilidades de desarrollar la enfermedad. El peso es otro factor importante como causa de la displasia y no solo se refiere al peso corporal de la mascota sino al que puede llegar a cargar si cumple alguna función que tenga este requisito. Los movimientos bruscos y ejercicios mal realizados también son factores que aumentan las posibilidades de la displasia.

Síntomas de la displasia en cachorros y adultos

Es importante conocer los síntomas de la displasia, ya que dependen del momento en que se presenta la enfermedad y el nivel de gravedad, también se debe considerar las estrategias de prevención y atención que se realicen. Las mascotas antes del año muestran los siguientes síntomas de la displasia, permanecen mucho rato sentados y muestran poca actividad física. Los cachorros se suelen quejar si se juega con ellos de forma brusca. También evitan temor e inseguridad en las escaleras y sus patas traseras son débiles y muy juntas.

perro de color marron de pie en un jardin

Los perros adultos tienen síntomas que se complican con la aparición de artrosis. No obstante de forma general muestran evidente dolor y cojera. Corre con movimientos similares a los de los conejos, es decir con las dos patas traseras juntas o mueve exageradamente la cadera.

Muestra dificultad o lentitud de movimientos cuando el clima está frío y en las mañanas, desarrollo de musculatura en las extremidades delanteras, pérdida de masa muscular en las extremidades traseras y cambios de humor y dolor si le tocan la cadera.

Prevención

La primera recomendación para prevenir la displasia de cadera es realizar el test de PennHip al cachorro antes de los cuatro meses. Pasado este periodo si la cría está predispuesta genéticamente puede desarrollar la enfermedad si se cumplen algunas circunstancias ambientales como las antes mencionadas. También se puede realizar una prueba a las pocas semanas de vida del cachorro conocida como Dysgen, prueba que se realiza en el Labrador Retriever y cuenta con un 95% de fiabilidad.

Contar con una honesta información sobre los padres del cachorro también es muy útil. Es importante saber que los progenitores pueden ser portadores sin evidenciar síntomas del padecimiento. Por otro lado, los padres pueden tener la enfermedad y transmitirla y el cachorro sería portador sin padecerlo. De esta forma vuelve a cobrar relevancia la realización del test PennHip.

Alimentación

Se deben seguir las sugerencias alimenticias para cada raza, siendo importante elegir el mejor pienso para esta enfermedad. Esto se debe extender a la madre durante la etapa de gestación. Los nutrientes que debe consumir la mascota aportarán vitaminas y minerales necesarios para su óptimo desarrollo. Si es necesario se recomendará algún suplemento de forma preventiva.

Evitar juegos bruscos y exceso de peso es muy importante acompañado de ejercicios físicos acordes a la raza y edad de la mascota. Una vida sedentaria es muy contraproducente al igual que una dieta que lo lleve a la obesidad. Es importante que la superficie donde se mueva la mascota no sea resbaladiza dificultando el movimiento y facilitando accidentes o malformaciones durante el desarrollo.

Tratamientos

perro con silla de ruedas por problema de cadera

Los tratamientos para la displasia de cadera varían según el nivel de gravedad de la displasia. Los veterinarios determina este aspecto a través del ángulo de Norberg, para lo que necesitan las radiografías de la cadera de la mascota. Si el ángulo es mayor al 105º el perro no presenta displasia. Sin embargo, la gravedad aumenta conforme disminuye el ángulo siendo el más grave aquellas medidas inferiores a los  90º  que tienden a presentar luxación.

Para los casos menos graves existen tratamientos conservadores como condroprotectores para ralentizar la enfermedad. También se pueden suministrar analgésicos y antiinflamatorios que calmen los síntomas de dolor. Los soportes de cadera son muy útiles para controlar las molestias y disminuir las dosis de remedios. Controlar el peso con una dieta adecuada para la mascota es básico  para evitar complicaciones innecesarias.

Para los casos más graves y complejos la solución con mayor efectividad podemos encontrar la cirugía y como tratamiento quirúrgico paliativo destaca la artroplastia. Otro tratamiento curativo es la triple osteotomía pélvica recomendada para los cachorros entre los seis y diez meses. También está el reemplazo quirúrgico de cadera y la triple osteotomía para cachorros entre tres y cuatro meses.

Posterior a los tratamientos quirúrgicos que son muy efectivos casi siempre el perro requerirá de terapia física y cuidados para tratar la displasia de cadera, seguir con rigurosidad las recomendaciones veterinarias. La silla de ruedas para perros son muy útiles tanto para la terapia como para ofrecer una mejor calidad de vida a las mascotas que perdieron movilidad de los miembros inferiores por displasia u otras enfermedades.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.