Efectos secundarios de los corticoides en perros

Los corticoides tienen efectos secundarios en los perros

Es posible administrarles corticoides a los perros con el fin de ayudarlos en diversos aspectos asociados a su salud, como por ejemplo, el dolor en las articulaciones y las alergias, etc. Por lo general, los corticoesteroides administrados en perros son indicados a corto plazo, debido a que su consumo prolongado podría generar graves efectos secundarios.

Existen múltiples enfermedades que se pueden tratar a través de los corticoides; sin embargo, del mismo modo que cuentan con numerosos beneficios, pueden causar diversos efectos secundarios, por eso es preciso administrarlos con precaución.

¿En qué consisten los corticoides y cuándo son indicados para los perros?

Los corticoides actúan rápido en los perros

El corticoide se trata de un compuesto químico, que bien puede ser natural o sintético, el cual actúa igual que las hormonas que produce la glándula suprarrenal, que tienen como función principal ofrecer un efecto anti-inflamatorio.

Consiste en el medicamento más potente usado por los veterinarios tradicionales, debido a que es un paliativo poderoso y rápido cuando se quiere combatir enfermedades autoinmunes, alergias y cualquier clase de inflamación que puedan presentar los perros.

Por lo general, la cortisona es recetada como tratamiento para los perros cuando los mismos padecen alguna de las siguientes afecciones:

  • Dolencias en los músculos.
  • Enfermedades renales y/o hepáticas.
  • Cáncer (tumores de células de mástil y/o linfoma).
  • Inflamación de la médula espinal o el cerebro.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Alergias de contacto.
  • Hinchazón en los tendones.
  • Enfermedad de Addison.
  • Inflamación en los pulmones, el tracto intestinal, los senos paranasales, el estómago o los bronquios.
  • Uveítis aguda.
  • Reacciones alérgicas causadas por alimentos o inhalantes.

Cómo actúan los corticoides en los perros

La cortisona, como ocurre con cualquier medicamento, actúa nada más tomarlo. En este caso, lo que hace es unirse a un receptor celular y alterarlo de tal manera que se intenta equilibrar el cuerpo y volverlo a «valores normales».

Efectos secundarios en perros causados por la cortisona

Antes de indicar cualquier tipo de medicamento, los veterinarios tienen que revisar el porcentaje que existe entre beneficio y riesgo, por lo que un buen profesional únicamente recetara la administración de cortisona solo cuando hay más beneficios que riesgos.

Sin embargo, todo dueño de un perro tiene que informarse acerca de los efectos secundarios que los corticoides pueden causar en sus perros, por lo que estaremos hablando sobre ellos a continuación.

Al ser administrado en pequeñas dosis y en tratamientos a cortos plazo, los corticoides podrían causar:

  • Incremento de apetito y sed.
  • Aumento de peso.
  • Cambios en el comportamiento (trastornos del sueño, ansiedad, entre otros).
  • Retención de líquidos e inflamación en distintas partes del cuerpo.
  • Irregularidades en el ritmo cardíaco y taquicardia.
  • Proceso de cicatrización más lento.
  • Cambios de humor.

Efectos secundarios graves causados por la administración de corticoides en perros

Se conocen varios efectos secundarios crónicos generados por la administración prolongada de corticoides en perros, causando daños que podrían afectará al perro a lo largo de su vida y supondrían el uso de algún tratamiento permanente.

Entre dichos efectos secundarios se encuentran:

  • Disminución en la producción y excreción de moco gástrico, causando la expulsión de la capa protectora principal de las paredes estomacales e incrementando la segregación de ácido clorhídrico, lo cual estimula el desarrollo de úlceras y gastritis.
  • Dificultades relacionadas con la fijación del calcio, generando que tengan huesos más expuestos a desarrollar enfermedades degenerativas, como por ejemplo,  artrosis o displasia, etc., desarrollando una mayor propensión a sufrir traumas o fracturas causadas por el desgaste de la masa ósea.
  • Desarrollo de diversas alteraciones metabólicas, como por ejemplo, desequilibrio en la producción de hormonas, al igual que en el nivel de minerales y vitaminas e interrupciones en la metabolización de hidratos de carbono consumidos a través de la dieta, lo cual podría causar diabetes o hiperglucemia.
  • Aparición de edemas generalizados debido a la excesiva acumulación de líquidos dentro de la cavidad abdominal.
  • Incremento de sufrir un infarto de miocardio a causa del desgaste sufrido por las estructuras cardíacas.
  • La presión del globo ocular se ve incrementada, lo cual permite la aparición de glaucoma y cataratas.
  • Hipertensión arterial.

Más efectos secundarios que debes conocer

Influirá en el metabolismo

De hecho, se va a centrar en el metabolismo de los carbohidratos. ¿Qué hace? Reducir el uso de glucosa, es decir, que los tejidos no van a usarla, pero esta continuará en la sangre, por lo que puede suponer una subida elevada de glucosa en sangre (perjudicial si el animal tiene diabetes o tiene predisposición a padecerla).

También hará que tu perro engorde más. Como afecta al metabolismo, también hará que el cuerpo acumule. Afortunadamente, una vez deje el tratamiento, el peso debería volver a su estado normal.

El sistema inmunológico se ve alterado

Y con alterado, también te decimos que será más propenso a coger enfermedades, virus, parásitos… El motivo es sencillo: no funciona bien su sistema para defenderse de virus y bacterias. Por eso es importante utilizarlas solo el mínimo tiempo posible para evitar males mayores.

Problemas en el estómago

El estómago segrega una sustancia denominada «moco gástrico» que ayuda a proteger y a aumentar la producción de ácido clorhídrico. Pero, los corticoides en perros, puede provocar que haya menos moco gástrico, con lo que perjudicas el sistema digestivo del animal y puede tener problemas gástricos importantes.

Pérdida de calcio

El uso de corticoides en perros no quiere decir que vaya a atacar los valores de calcio del perro, pero sí influirá, y mucho, en la absorción de calcio. ¿Qué quiere decir esto? Que por mucho alimento que le des, no será capaz de absorber todo el calcio de esa comida y a la larga puede afectar a sus valores.

Problemas con el sodio

El sodio es uno de los elementos que se relacionan con la retención de líquidos. Todo el mundo, tanto el ser humano como los perros, tienen sodio en su cuerpo. Pero este suele estar en valores «normales», sin que repercuta negativamente en el día a día.

Ahora bien, cuando se toman corticoides, la absorción de sodio es mayor de lo normal, lo que provoca que se retengan más líquidos, y por tanto se hinche. Esto influye en el correcto funcionamiento de los riñones. De ahí que, el uso de cortisona en perros deba cuidarse mucho para evitar males mayores.

Es el antiinflamatorio más potente… pero peligroso

Y es peligroso porque es capaz de inhibir procesos inflamatorios. Por ejemplo, la proliferación de células, o incluso, la dilatación de los vasos sanguíneos. En otras palabras, va a incidir en el sistema circulatorio. Y, a veces, no es para bien.

Cuando los efectos secundarios resultan ser crónicos, el veterinario indicará un cambio del tratamiento.

Alternativas a los corticoides en perros

Hay alternativas a los corticoides

No todos los veterinarios, ni tampoco todos los dueños de perros, quieren tratar a sus mascotas con los corticoides. Igual que sucede con el ser humano, esta medicación no puede prolongarse en el tiempo debido a las consecuencias que tiene. Por eso, buscan alternativas a la cortisona, con el objetivo de tratar la dolencia de igual modo que si fuera con corticoides. Algunos expertos, las utilizan antes incluso que esa medicación en un intento por no tener que recetarla.

Por supuesto, todo depende del tipo de problema que tenga el perro, ya que los corticoides pueden administrarse a través de una pomada en la piel (que normalmente en unos días se deja de utilizar), o bien un tratamiento oral (que sí puede ser más persistente y, por ende, requerir del uso de las alternativas).

Realmente, para los perros hay muchas alternativas a los corticoides, que no generan tantas consecuencias negativas en su cuerpo ni tampoco interfieren con otros medicamentos que puede necesitar tu mascota. Sin embargo, todo dependerá del tipo de dolencia que tenga para poder recetárselo, ya que, a veces, tardan más en hacer efecto y puede ser contraproducente para ellos.

En caso de que quieras probar con estas alternativas, conviene acudir a un experto holístico, que son los veterinarios más enfocados en tratamientos naturales y alternativas menos peligrosas para recuperar la salud de las mascotas.

Los beneficios de utilizar alternativas a los corticoides

Si bien no podemos recomendarte abiertamente alternativas a los corticoides debido a que han de estar personalizados para cada dolencia del perro, sí que podemos hablarte acerca de cuáles son los beneficios de utilizarlos en lugar de los corticoides.

No usar corticoides

Quizá lo más beneficioso para tu mascota sea el que no vayas a usar ese medicamento. Como ya hemos visto, tiene muchos efectos secundarios que pueden afectar a otros órganos y provocar problemas de salud más allá del que le estás tratando.

Además, algunos expertos comentan que el perro con un tratamiento de corticoides puede cambiar su comportamiento, volviéndose más agresivo incluso.

Si a esto le sumamos el hecho de que los corticoides tomados durante bastante tiempo son perjudiciales, estaremos evitando problemas futuros.

No interfieren en las pruebas de alergia

Cuando a tu perro lo tratan con corticoides, es probable que las pruebas que le hagan no sean concluyentes en muchos aspectos. Por ejemplo, en el caso de la alergia. Y eso perjudica que los veterinarios puedan seguir estudiando su caso para dar con un diagnóstico adecuado.

No interfieren con las vacunas

Pues sí, un perro con corticoides puede tener problemas con las vacunas. De hecho, en los cachorros se intentan evitar a toda costa por eso mismo, ya que produce una alteración en el sistema inmunitario.

Tomado a corto plazo, no debe tener problema, pero siempre es mejor recurrir a las alternativas.

No afecta a otros medicamentos

Uno de los problemas de los corticoides es que estos pueden afectar a otras pastillas que se pueda tomar tu perro, así como a problemas como la diabetes, artrosis, etc.

Se pueden usar en tratamientos a largo plazo

No uses corticoides más de lo necesario

A pesar de lo que puedas pensar, muchas de las alternativas a los corticoides en perros pueden ir bien y aparecer los resultados en cuestión de días. No tiene por qué tardar más que los efectos de los corticoides.

Además, una de las grandes ventajas de estos tratamientos es que pueden ser para largo plazo, sin temer las consecuencias que se produzcan.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.