¿En qué consiste el flooding o la técnica de inundación?

En los últimos años el adiestramiento canino está experimentando muchos cambios, algunos a mejor gracias a adiestradoras como Turid Rugaas, quien escribió el fantástico libro ”Las señales de calma: el lenguaje de los perros”, pero también a peor con el regreso de teoría de la dominancia.

Ciertamente, hay varias maneras de educar a un perro, y si hay una técnica que vemos mucho sobretodo en la televisión es el flooding o la técnica de inundación. ¿En qué consiste exactamente?

Básicamente, sería como coger a una persona que tiene pánico a volar y meterla en un avión para que se fuera de viaje a cualquier parte. A menos que las azafatas lo atiborrasen de calmantes, lo más probable es que acabase sufriendo una taquicardia o un ataque de ansiedad… como poco. Con los perros ocurre exactamente lo mismo. Si tiene miedo por ejemplo a los petardos, si nos los llevamos a las Fallas no se lo quitaremos; es más, podemos conseguir justo el efecto contrario: que tenga todavía más pavor a los petardos, o a aquello que ya le hacía sentir mal antes.

En personas esta técnica puede ayudar; es más, yo misma tenía fobia a las serpientes y desde que me obligué a ver documentales de estos reptiles poco a poco he ido perdiendo ese miedo, y ahora me encantan. No sé si sería capaz de tocarlas, pero desde luego no saldría corriendo si me encontrara con una. Los perros en cambio no tienen esa capacidad de controlar la situación, por lo que lo si tienen miedo a algo lo mejor que podemos hacer es desenssibilizarlos.

¿Qué es la desensibilización? Llamada también ”exposición controlada”, es una técnica que consiste en introducir poco a poco y gradualmente el elemento que perturba a los animales de forma que al principio apenas lo notasen. Al cabo de unos días, lo iríamos introduciendo más en el ambiente. Siempre de menos a más, observando la reacción del animal. Por ejemplo, si tienen miedo a los petardos, nos los llevaremos a jugar y le pediremos a un amigo que explote uno a unos 500 metros; si los perros no reaccionan, perfecto, al día siguiente le pediremos que lo explote a 400m; y si se asusta, pararemos y lo intentaremos el próximo día.

En caso de duda, no dudes en consultar con un adiestrador canino que trabaje en positivo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Categorías

Adiestramiento

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.