Enfermedad de las patas rojas en perros

Las patas son una parte vulnerable del cuerpo del can

Las mascotas son un miembro más de la familia y por lo tanto, requieren de una gran cantidad de cuidados. Esto implica mantenernos al tanto de las reacciones que su cuerpo pueda llegar a presentar en algún momento, ya que son seres que requieren de atención y cuidado, unos más que otros, pero a fin de cuentas existe siempre un nivel de cuidado general.

Entre tanto, los perros son una de las mascotas más preferidas por las personas y es por eso que podemos encontrarlos en muchos hogares hoy en día.

¿Cuáles son sus síntomas y causas?

Los perros pueden tener las patas rojas

Existen muchos indicadores que suelen advertirnos acerca del padecimiento de alguna enfermedad en nuestros perros, así que hoy hemos querido hablaros de una de las enfermedades más curiosa, las llamadas patas rojas.

Es bien sabido que los perros suelen padecer ciertas irritaciones en algunas zonas de su cuerpo, así como algunas complicaciones en su piel, sin embargo, estos problemas no suelen ser mayor complicación para ellos, algo que también tiene que ver según la raza y el ambiente en el cual se encuentre la misma.

¿Vuestro perro presenta un tono rojizo en sus patas? Esto puede estar relacionado a diversas razones, aquí os exponemos una de las más frecuentes:

Hongos

Las infecciones a causa de hongos pueden ser una de las principales razones por las cuales encontraremos esta clase de reacciones en las patas de nuestro perro.

Generalmente, el perro suele mostrar síntomas a través de su comportamiento, como lo es en el caso de los hongos, el morderse y lamer constante de sus patas, situación que puede ir empeorando progresivamente.

El hongo responsable de infecciones conocidas como candidiasis es la Candida albicans. Es importante llevar a nuestro perro al veterinario ante esta clase de situaciones, pues este nos permitirá tener certeza del padecimiento de nuestro perro, dado que las infecciones pueden variar según el hongo y es que pueden llegar a contagiar a los mismos propietarios.

Contacto con productos irritantes

Sobre todo en las zonas rurales, los perros suele atravesar suelos de todo tipo de plantas o hiervas, esto suele exponerlos a una gran cantidad de sustancias químicas que en muchos casos las plantas suelen utilizar como mecanismos para su defensa propia. Por eso es muy frecuente notar cómo los perros se ven expuestos a esta clase de sustancias. Pero no todo recae en las zonas rurales y es que muchos artículos de limpieza pueden llegar también a generar reacciones de este tipo en nuestros perros.

Es necesario alejar a nuestros perros de las zonas donde se utilicen este tipo de productos, sobre todo si el suelo sigue aún mojado. Es importante asegurarnos de que la zona esté completamente seca y lista para que nuestro perro circule por ella.

Alergia por alimentos

Al igual que en los seres humanos, los perros también pueden llegar a presentar reacciones alérgicas producto de algún alimento en particular.

Las proteínas suelen ser una de las principales involucradas en este asunto, sobre todo las de pollo, así que lo mejor que podemos hacer es llevar a nuestro perro al veterinario para hacer las pruebas correspondientes.

Picaduras

Las lesiones pueden llegar a hacer que nuestro perro se rasque por largos períodos de tiempo, a tal punto de llegar a generar irritación en esa zona. Es importante llevar un control de esta clase de heridas en ellos, evitando en la mayor medida posible la necesidad de rascarse por su cuenta.

Las picaduras de insectos también suelen conllevar a esta clase de situaciones, algunas plantas e inclusive productos presentes en el suelo como cristal roto o alambres. Como en todos los casos, el veterinario sabrá dar respuesta a esta situación, aplicando el tratamiento más idóneo según sea el caso.

Entre tantas posibilidades es y será importante mantener a nuestro perro bajo los cuidados necesarios. La visita al veterinario debe ser constante, sobre todo si nuestro perro se encuentra expuesto a esta clase de elementos de forma cotidiana en su hogar.

Cómo tratar las patas rojas de un perro según su causa

Cuida las patas de tu perro

Como has antes, existen varias causas por las que un perro puede tener las patas rojas. Algunas de ellas son bastante fáciles de tratar, pero otras requieren de la visita al veterinario. En este sentido, queremos darte una idea de cuál sería el tratamiento a realizar para aliviar el problema y el malestar que las patas rojas le provocan a tu perro.

Tratamiento de las patas rojas por hongos

Cuando hay una infección de hongos en las patas, y esta provoca las patas rojas, el tratamiento es muy similar al de los seres humanos. Es decir, hablamos de utilizar productos anti-hongos. Será el veterinario el que puede recetarte el mejor producto para ellos ya que no siempre los productos que usamos nosotros son los más indicados para nuestros amigos peludos.

Tratamiento por productos irritantes

Como hemos explicado, existen productos que pueden irritar a tu perro, y una de las reacciones que tiene su piel es la de inflamarse y aparecer ese color rojizo. Sin embargo, no solo se debe a productos irritantes químicos, sino que también puede ocurrir por plantas en la naturaleza.

¿Qué hacer en ese caso? Lo primero será lavar muy bien la zona con agua y jabón. Nada más. Una vez lo hagas, la molestia debería ir desapareciendo con el paso del tiempo. Pero en ocasiones el problema persiste y necesita entonces un tratamiento específico para esos productos.

Por ejemplo, imagina que ha estado por una zona de ortigas y, por ende, se le han puesto las patas rojas, las tiene inflamadas y además le pican, están hinchadas, etc. Solo con lavar la zona debería pasar, pero hay perros más sensibles que requieren de fármacos que alivien esos síntomas. Y, como es habitual, te recomendamos que acudas al veterinario.

Tratamiento por alergia de alimentos

En el caso de una alergia debido a los alimentos, dependiendo de la gravedad que entrañe, es posible que necesite algún tipo de tratamiento médico para poder paliar los efectos.

En esta situación, lo mejor es ir al veterinario para que estudie su caso y pueda proporcionarle, por ejemplo, alguna inyección para contrarrestar la alergia, sobre todo si esta no solo afecta a las patas, sino que provoca otros problemas que hay que solucionar lo antes posible.

Tratamiento de las patas rojas por picaduras

Cuando las patas rojas han aparecido consecuencia de una picadura, lo más normal es aplicar alguna crema que alivie el malestar, dolor, inflamación, etc. de la zona. Ahora bien, te recomendamos que lo lleves al veterinario para que revise que, en la zona de la picadura, no se ha quedado nada, como por ejemplo el aguijón de un insecto, u otro tipo de objeto que esté provocando un mayor malestar en el animal (porque siga proporcionando toxinas que irritan esa zona.

Una vez te cerciores de que no hay nada se debe desinfectar muy bien la zona y tratarla para que tu perro no se la toque en demasía. En algunas ocasiones será necesario usar un collar isabelino para que no acceda a la zona, o incluso el vendaje provisional a fin de que haga efecto la cura.

Otras causas que pueden provocar las patas rojas en los perros y su tratamiento

Hay varias causas por las que tu perro puede tener las patas rojas

Además de las causas principales que hemos visto y que provocarían la aparición de las patas rojas, existen otros motivos por los que tu perro puede darte la sorpresa de tenerlas así. De hecho, en la mayoría de las situaciones que vas a ver a continuación tu perro se encontrará incómodo, no querrá andar y estará continuamente lamiéndose o mordiéndose las patas para tratar de aliviar el problema.

Quemaduras

¿Pensabas que un perro no puede quemarse las patas? Pues en realidad estás muy equivocado. En verano sobre todo, cuando las temperaturas son elevadas, salir a pasear a tu perro puede ser una verdadera tortura porque ellos van descalzos. Si el asfalto o la acera está ardiendo, el animal estará pisándola todo el tiempo, y se quemará.

Pero esto no solo ocurre en verano. En invierno, el frío también puede provocar quemaduras, y a veces son más molestas y peligrosas que las del sol.

Para que te hagas una idea. Intenta andar descalzo por donde mismo pasa tu perro. ¿No lo soportas? ¿Quema? Pues eso mismo es lo que estás obligándole a hacer a tu perro.

Cuando un animal se quema las patas, estas se inflaman y se vuelven rojas, sobre todo la zona de las almohadillas, lo que provoca que se despellejen, salgan ampollas, y está lamiéndose la zona. Para aliviarlo, intenta mojarle las patas con agua fresca y aplica un producto antiquemaduras y antibacteriano para aliviar el malestar.

Heridas en las almohadillas

Las heridas en las almohadillas también pueden afectar a que los perros tengan las patas rojas, o incluso con costras que le impidan cambiar de manera correcta. Estas heridas pueden aparecer debido a varias causas como pueden por el desgaste excesivo de las patas, por el ejercicio físico (ya sea hacer de más como hacer de menos), impactos con objetos, etc.

En este caso, el tratamiento va a depender de la causa principal que ha provocado el problema. Si ha sido por un corte o porque se ha clavado algo, lo primero es cerciorarnos de que ese objeto no está incrustado en la pata y, en caso de que así fuera, hay que sacarlo.

Después hay que limpiar muy bien la zona y vendarla para intentar que se regenere esa parte (o al menos intentar que cicatricen las heridas). En todo caso, una visita al veterinario puede ayudar a dar con la mejor solución y tratamiento, ya sea mediante cremas, implantar puntos de sutura, etc.

Artículo relacionado:
¿Cómo cuidar las almohadillas del perro?

Pododermatitis

Finalmente, otro problema que tu perro puede sufrir y que está relacionado con la piel es la pododermatitis. Se trata de una inflamación de las patas que puede aparecer entre sus dedos, en la parte interna de la pata, o en toda ella.

Se caracteriza por volver roja la pata y puede deberse a muchas causas que provocan que la piel en esa zona se irrite y reaccione. Entre ellas, lo normal es que haya una alergia, parásitos, pulgas, ácaros, etc. Pero también puede implicar problemas a nivel endocrino, como un mal funcionamiento del tiroides, un quiste, o que su sistema inmunológico esté fallando.


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Magui dijo

    Mi nombre es maria y mi perrita de 11 años hoy le vi entre sus dedos coloradito puede ser alguna picadura ella sufre de dermatitis que le puedo poner.gracias