Enfermedades comunes de los cachorros

Si bien es cierto que los perros pueden llegar a desarrollar y sufrir enfermedades a lo largo de su vida, hay dos etapas en las que son más propensos a ellas, ya que no son tan fuertes. Nos referimos a la etapa de cachorro y de perro mayor.  En esta ocasión hablaremos de las enfermedades comunes de los cachorros, las cuales hay que tener bien presentes por si debemos combatirlas.

Hay algunas enfermedades que son frecuentes y otras que se producen con menos asiduidad, pero lo cierto es que todas ellas pueden llegar a afectar a nuestros cachorros, los cuales están en una de las etapas más vulnerables de su vida. Por eso vamos a conocer un poco más sobre ellas.

Parvovirus

El parvovirus o parvovirosis canina es una enfermedad que no se dan con tanta frecuencia como otras dolencias menores, pero hay que tenerla muy en cuenta debido a su gravedad. Este virus puede llegar a acabar con la vida de un cachorro en cuestión de horas, por eso hay que acudir con urgencia al veterinario al ver los primeros síntomas. Los síntomas se agravan rápidamente. El perro se encuentra decaído, tiene vómitos con espume y lo más característico es que tiene diarrea con sangre oscura. Este virus es muy resistente y puede durar bastante tiempo fuera del portador, por lo que resulta muy peligroso. Esta es una de las razones por las que no debemos sacar a nuestro cachorro a la calle hasta que no se encuentre vacunado.

Moquillo

Esta es otra enfermedad que puede llegar a tener consecuencias graves en un cachorro e incluso en un perro adulto que no se encuentre vacunado. El moquillo o distemper canino puede llegar a ser mortal en algunos casos y debe tratarse como una enfermedad grave para el perro y todavía más para un cachorro. Eso sí, se diferencia del parvovirus en que no resiste fuera del portador por lo que es mucho más fácil de evitar. En este caso tiene que haber contacto directo con las lágrimas o secreciones de la nariz. También puede suceder que el perro estornude, ya que esta enfermedad se parece a la gripe común de los humanos. En este caso el perro extiende el virus en forma de aerosol contagiando todavía más. Para evitar el contagio solo hay que mantener en cuarentena al perro que se encuentre enfermo hasta que se cure. Como siempre, la intervención del veterinario será fundamental. Reconocerlo al principio no es fácil, ya que esta enfermedad puede manifestarse de muchas formas. Desde fiebre a convulsiones, diarrea y finalmente estornudos y secreciones verdosas.

Hepatitis

Esta es otra de esas enfermedades con las que hay que tener mucho cuidado, ya que una vez contagiadas difícilmente podremos salvar al perro. Suele contagiarse en el primer año de vida y es posible cogerla entrando en contacto con las secreciones o deposiciones y micciones de un perro infectado. Esta hepatitis puede mostrarse de forma sobreaguda, en la cual el perro muere en cuestión de horas y apenas se puede hacer nada, con síntomas parecidos a los de un envenenamiento. En su forma aguda el perro puede llegar a vivir unos cinco días y fiebre, vómitos, dolor abdominal y otros síntomas parecidos a los de otros virus como el parvovirus. Se puede dar también de forma crónica, afectando severamente al perro, deteriorando el hígado.

Parásitos

Los parásitos que el perro coge en sus primeros meses son algo normal, ya que entra en contacto con los desechos de la madre y esta los lame constantemente. Antes de dar cualquier vacuna, el veterinario tendrá que desparasitar de forma interna a los perros y suele ser habitual ver lombrices en sus heces. No es algo alarmante, ya que en su gran mayoría cuentan con este problema, pero debe hacerse cuando lo estime el veterinario y no esperar, porque estos parásitos pueden llegar a debilitar el organismo del perro y causarle fiebre e hinchazón abdominal.

Giardiasis

La giardiasis es un protozoo intestinal que puede derivar en diarreas en el perro. A veces no se muestran los síntomas, pero en general suelen aparecer diarreas y mal olor en el aliento. Como las diarreas y los problemas intestinales suelen ser habituales en el perro podemos no llegar a darnos cuenta. No obstante, si los problemas estomacales persisten siempre hay que acudir al veterinario, porque este tipo de cosas pueden llegar a debilitar mucho a un cachorro en crecimiento. Darle tratamiento inmediato para que se recupere y comience a coger fuerzas de nuevo es fundamental para que crezca de forma sana.

Cómo evitar las enfermedades

Un cachorro es muy vulnerable a todo tipo de enfermedades porque su organismo todavía no está preparado para enfrentarse a muchas de ellas. Es por eso que hay que intentar evitar que las contraigan en la medida de lo posible. Si vamos a tratar con otros perros fuera de casa, siempre hay que cambiarse la ropa y los zapatos para ir junto a nuestro cachorro. Hay que recordar que hay algunos virus que sobreviven fuera del portador y durante bastante tiempo, como el parvovirus. Si sabemos que un perro puede estar mal es mejor evitar el contacto. Por otro lado, sería conveniente dejar los zapatos en la entrada, para no andar con ellos por toda la casa, algo que también puede llegar a esparcir ciertos virus.

Otra de las cosas que no debemos hacer es sacar al perro a pasear sin haberle dado todas las primeras vacunas, ya que se encuentra desprotegido. Hay que consultar con el veterinario cuándo sería adecuado sacar al perro a pasear por su estado de salud. De la misma forma, no debemos mojarlo ni bañarlo y si lo hacemos debemos secarlo de inmediato para que no enferme, pues su organismo carece de suficientes defensas todavía.

Ante cualquier problema hay que acudir al veterinario, ya que las enfermedades en el cachorro pueden agravarse en cuestión de horas. En el veterinario hay que evitar que entre en contacto con otros perros por lo que hemos dicho antes, ya que no sabemos si se encuentran totalmente sanos.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Categorías

General Perros

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.