El Galgo italiano

mirada de perro de ojos y orejas grandes llamado Galgo italiano

Muy pocas razas de perro tienen un linaje tan antiguo como el Galgo italiano. Existe documentación histórica de que fueron una de las mascotas predilectas de los faraones egipcios. Se sabe que estos preferían a los gatos, a los que consideraban sagrados, pero si iban a adoptar un perro este era un galgo.

Raza de origen milenario, y amplia historia

cachorro de dias con los ojos cerrados en unas manos

Esta afirmación es tan cierta como la existencia de restos de galgos en tumbas reales egipcias. Sin embargo este pueblo no fue el único que tuvo entre sus mascotas a los galgos, ya que se han encontrado vasijas de origen griego con dibujos de estos animales y se sabe que fue por este pueblo que la raza llegó a Italia.

Actualmente es una mascota de compañía ideal para personas ancianas con un ritmo de vida predecible. La compatibilidad del galgo con su dueño es excepcional y ofrece un inigualable apoyo emocional. Entre las razas consideradas falderas perfectamente adaptables, muy inteligentes y limpias se encuentra el pequeño y elegante galgo italiano.

El galgo italiano es una de las razas más antiguas conocidas por el hombre. Están documentados desde hace 5000 años como mascota de los faraones y de las clases aristocráticas griegas. Un linaje tan característico siempre estuvo ligado a la nobleza, tanto como hábil cazador, especialmente de liebres, como de mascota predilecta.

El renacimiento fue una época especial para la raza, ya que fue en el siglo XVI cuando llegó a Italia y su popularidad alcanzó cuotas  de máxima popularidad. De ahí en adelante se convirtió en mascota de compañía de personajes de la talla del Rey Carlos I, La Reina Victoria de Inglaterra y Catalina la grande.

Aunque se sabe bien que los ancestros del galgo provienen del norte de África, es en Italia donde fueron proyectados y alcanzaron fama y cuidados. Aunque ya era una raza hermosa y elegante siguieron los esfuerzos de los criadores por desarrollar un espécimen de menor tamaño.

Durante el siglo XX los cruces genéticos estuvieron a punto de extinguir la raza y se requirió de importantes esfuerzos por  parte de especialistas para obtener la raza actual de galgo italiano que no supera los cinco kilos de peso, estando incluido dentro de los perros miniaturas o Toy.

Características

perro metido en una manta y donde solo se le ve la cabeza

En lo que respecta al aspecto físico de este pequeño perro es muy similar a la de sus parientes de mayor tamaño. Posee una gran elegancia física determinada por la armonía de sus proporciones. Su cuerpo es de marco cuadrado, delgado y ligero y no existe una diferencia significativa de talla y peso entre el macho y la hembra.

La altura en cruz del galgo italiano es de 36 a 38 centímetros y su peso va desde 3,6 kilogramos a 5 kilos tanto para machos como para hembras. Las medidas proporcionadas en esta raza es un aspecto muy importante. La longitud debe ser igual o un poco por debajo de la altura de la cruz.

La largura del cráneo debe ser idéntica a la mitad de la longitud de la cabeza y donde la longitud de la cabeza no debe ser mayor al 40% de la altura a la cruz. La forma de la cabeza debe ser alargada, plana y estrecha y cuenta con un hocico sobresaliente en forma de punta con una trufa de ventanas abiertas y color oscuro casi siempre negro.

Los labios del galgo italiano son finos, de bordes oscuros y contiguos sobre una mandíbula larga y con un mordisco en forma de tijera, los dientes incisivos se encuentran alineados en círculo. El tamaño es proporcional a la talla del galgo y están cubiertos por unas delgadas mejillas.

Los ojos de este perro son muy expresivos como todos los de globo ocular grande. No tiene aspecto ni hundido ni sobresaliente. Suelen ser de color oscuro y pigmentado en el borde del párpado, sus orejas son altas, finas con cartílagos delicados y se pliegan hacia atrás en la nuca.

El cuello es musculoso y cónico con longitud idéntica a la de la cabeza. Se ubica entre los hombros de un cuerpo con una línea superior rectilínea y región dorso lumbar en forma de arco. La espalda es recta y el pecho profundo y estrecho descendiente hasta los codos.

En sus extremidades presenta unos miembros anteriores con fina musculatura. La estructura ósea es muy fina y no posee ningún aspecto voluminoso en ninguno de sus miembros. Además sus pies son pequeños, con forma ovalada.

El cuerpo finaliza en una cola de inserción baja delgada incluso en la base, donde la primera mitad es recta y al final se dobla en la punta. La piel está pegada al cuerpo, exento en los codos, donde es menos tensa, se encuentra cubierto de un pelaje corto y sedoso que varía en tonos de colores.

El Galgo italiano es una raza que admite todos los colores, si tiene un manto de un solo color es admisible que esté con manchas en el pecho y los pies. Los tonos más comunes son el negro, isabelino (beige pálido) y gris pizarra. Sin embargo también se pueden encontrar en los siguientes colores: rojo, sable, marrón chocolate y cervato.

La marcha o movimiento de este perro es particularmente ligera, elegante y elástica. Su andar se compara con los movimientos básicos de la equitación y el galope es típico de resorte, de ahí su particular rapidez y la razón para haber sido usados en carreras caninas.

Temperamento

perro de no gran tamaño con patas de color blanco y el cuerpo de un color grisaceo

El carácter del galgo italiano es muy singular y muy parecida al del Galgo afgano. Son mascotas dóciles, cariñosas y crean un vínculo especial con sus dueños, con los que se muestran afectivos. Son tímidos con los que no conocen y se llevan muy bien con los niños y otras mascotas, en especial si se les ha enseñado a socializar desde cachorros.

Cuidados, salud y enfermedades

Como la mayoría de los perros de razas pequeñas, el Galgo italiano goza de excelente longevidad pudiendo llegar a vivir entre 12 y 15 años, ya que no requieren de cuidados especiales, ya que en general gozan de una estupenda salud.

Es necesario que visiten al veterinario dos veces al año y realizar una limpieza dental profunda cada tres años. Gracias a su fisonomía no son muy resistentes a los climas fríos, por lo que es necesario mantenerlos calientes en época invernal. Estas mascotas son muy limpias, por lo que necesitarán un baño mensual, después hay que secarlos en profundidad.

El pelaje se mantiene con una o dos cepilladas semanales al igual que los dientes, que se deben asear con los productos especiales para la raza. Su pelaje es corto y fácil de cuidar, basta solo con frotarlos suavemente con un paño o cepillarlos y su pelo brillará.

Si quieres saber sobre esta raza de perro y muchas otras síguenos!

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.