La conducta de monta en los perros

A veces observamos comportamientos en nuestro perro que pueden parecernos extraños, pero todos ellos tienen una explicación. La monta es uno de ellos. Se trata de una conducta rodeada de mitos que, al contrario de lo que suele creerse, no tiene por qué ver con la sexualidad. Te contamos más sobre ello.

Principales motivos

A menudo se cree que la monta está motivada por fines reproductivos, lo cierto es que existen diferentes motivos que pueden llevar a nuestro perro a adoptar esta conducta. Son los siguientes:

  1. Excitación. Nos referimos al nerviosismo y la sobre estimulación. Por ejemplo, es común que los perros monten a sus amigos cuando están jugando o a alguna persona a la que acaba de conocer. Es una señal de alegría, de emoción desbordada.
  2. Ansiedad. Es algo parecido al anterior, ya que también entran en juego los nervios, pero en este caso llevados a un terreno más negativo. Si no la corregimos a tiempo, esta conducta puede derivar en problemas más graves.
  3. Comportamiento sexual. Los perros también buscan el placer con este gesto. A veces tiene lugar en canes castrados e incluso en hembras. Se da con mayor frecuencia en aquellos que han tenido previamente alguna experiencia sexual.
  4. Problemas de salud. En algunos casos la monta está motivada por determinadas enfermedades. Por ejemplo, ciertas clases de tumores, alteraciones en los niveles de estrógenos o de testosterona, u otros trastornos que afectan al olor del saco anal, el tracto urinario o la vejiga.
  5. Juego. A veces el único propósito es jugar con el otro perro. Se trata de una forma de llamar la atención e incitarle para que se divierta con él. En este caso suele ir acompañado de otros gestos como pequeños saltos o carrera.

La monta sobre las personas

De igual forma que un perro monta a los demás canes, puede adquirir esta costumbre con las personas. Por lo general lo asociamos con impulsos sexuales, achacando este comportamiento al celo o la revolución hormonal. En algunos casos así es, pero en otras ocasiones está relacionado con varios motivos.

Las causas por las que estos animales montan a las personas son las mismas que hemos nombrado anteriormente. Esta conducta es más común durante la etapa de cachorros, durante la cual aún están aprendiendo a socializar y muestran un nivel de energía desbordante.

Cómo evitarlo

Es importante eliminar esta costumbre en nuestro perro. No sólo resulta bochornosa para nosotros, sino que puede conllevar graves problemas para él. Por ejemplo, si no la corregimos a tiempo puede convertirse en una obsesión. O bien puede hacer reaccionar a otro can con agresividad, con lo que estaría en peligro la integridad de nuestra mascota.

Existen algunas pautas para solucionar este problema:

  1. Decir “NO”. Este es un truco eficaz cuando queremos cortar cualquier comportamiento indeseado en el perro. Cuando notemos que se levanta hacia nosotros o hacia otro can con la intención de montar, debemos decir “NO” con un tono tranquilo pero firme. Nunca hay que gritar, ya que esto podría ponerle más nervioso.
  2. Usar la correa. Un pequeño tirón de correa puede cortar este comportamiento rápidamente. Siempre con cuidado, sin hacer daño al animal.
  3. Distraer su atención. Cuando advirtamos que nuestro perro quiere montar a otro, podemos llamar su atención con juguetes o premios. Este truco es muy útil, ya que usando la técnica del refuerzo positivo podemos corregir este comportamiento de una forma fácil y agradable.
  4. Buenas dosis de ejercicio. Como comentábamos anteriormente, muchas veces la monta está causada por un exceso de energía. Es fundamental ofrecer a nuestro perro largos paseos diarios y buenas dosis de juegos si queremos que se sienta tranquilo y equilibrado.

El mito de la dominancia

Abrimos un capítulo aparte para desmentir este mito tan extendido. Aunque muchos así lo afirmen, hace años que esta teoría se encuentra en claro declive. Cada vez son más los expertos que afirman que estos animales no basan sus conductas en ninguna jerarquía y que la monta no es una señal de dominancia. De igual forma, el perro que se deja montar no tiene por qué ser sumiso.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Categorías

Adiestramiento

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.