La endoscopia en los perros

Este es un proceso bastante simple y no causa dolor, es bastante económico y no suele ser tan invasivo, sin embargo, el perro debe estar sedado para llevarlo a cabo; Después de que este procedimiento haya terminado, es de mucha importancia que el perro este bajo ciertos cuidados.

¿De qué trata la endoscopia?

La endoscopia no es más que un estudio que solamente un médico puede llevar a cabo para poder observar el tracto digestivo al igual que respiratorio.

En dicho procedimiento se usa un tubo bastante largo, bastante delgado al igual que flexible, que tiene incorporada una cámara muy pequeña en el extremo. Este dispositivo que recibe el nombre endoscopio, es el que desempeña el papel principal para que la endoscopia pueda tener éxito.

En la parte interna del endoscopio se encuentra un canal que se usa para introducir una enorme diversidad de herramientas médicas. Es precisamente por eso que una endoscopia se pone en práctica para dar un diagnostico al igual que para tratar muchos de los trastornos gastrointestinales y respiratorios.

Este es un método que tiene una gran cantidad de beneficios para un perro, para su dueño y también para el especialista.

Como ya se ha dicho, es un procedimiento simple, económico, no suele ser invasivo, no causa dolor y el paciente se recupera bastante rápido. Pero aparte de esto, el perro no necesita de muchos cuidados antes y después de la operación, lo que hace que sea más sencillo atender a más de un paciente.

¿Cómo se hace una endoscopia en un perro?

Lo primero que tiene que hacer el veterinario es tener la seguridad de que el can se encuentre en las condiciones óptimas para llevar a cabo dicho procedimiento. Así, la endoscopia es bastante simple al igual que segura, sin embargo necesita que la anestesia sea general.

Al contar con una autorización médica, el perro tiene que ser ingresado en una clínica o en un hospital veterinario y después se procederá a colocar la anestesia general que lo más común que es haga efecto a los pocos minutos.

Una vez que el perro se encuentra sedado, se introduce el tubo endotraqueal para que pueda respirar correctamente.

En la mayoría de los casos suele ser necesario administrar una inyección de aire a través de la boca del perro para poder observar correctamente. Si sucede que se ha encontrado un objeto extraño, el especialista tomará la alternativa de hacer una incisión para poder retirarlo de inmediato.

No hay que olvidar que en muchos casos los perros suelen comerse cosas que no se digieren, por lo tanto se quedan atrapados en el estómago o en el tracto respiratorio.

Una vez que el procedimiento ha terminado, el médico procederá a succionar el aire que queda en el interior de la cavidad gastrointestinal.

Después retirará con mucho cuidado el endoscopio a través de la boca del perro y solo debe bastar con esperar a que los resultados den una respuesta, que suelen demorarse un tiempo aproximado de 3 a 7 días. El tiempo que puede durar una endoscopia es de una a tres horas; es importante que la anestesia permanezca haciendo efecto unos 30 minutos aproximadamente.

Recuperación después de una endoscopia

Por lo general, el perro se despierta sintiéndose desorientado, es por eso que hay que evitar hacer movimientos algo bruscos. A pesar de las ganas que puedas tener de mimarlo o darle muchos abrazos, lo recomendable es esperar un poco a que pueda recuperar la conciencia espacio-temporal.

Hay que evitar darle comida o bebida una vez que haya despertado, ya que las áreas de la garganta, el estómago, esófago y también del intestino se encontrarán sensibles por unas cuantas horas.

Debido a la presencia de esa sensibilidad es de mucha importancia que le des un poco de agua a tu mascota, al menos 30 minutos después de que haya recuperado la conciencia por completo.

Una vez que hayan pasado de tres a cuatro horas le puedes dar un poco de comida.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Categorías

Curiosidades

Mi nombre es Lurdes y entre mis aficciones se encuentran las de escribir y leer. Soy una gran amante de los animales y llevo desde que llevaba pañales rescatando y cuidando de ellos. Me paré en tercero de B.U.P y actualmente estoy estudiando la medicina alternativa, temática que también me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.