La realidad sobre el mito del San Bernardo y el barril

San Bernardo con un barril colgado al cuello.

El San Bernardo destaca no sólo por su imponente y entrañable aspecto, sino también por la larga historia que lleva a sus espaldas. Parte de esta historia es la mítica imagen de este perro con un barril colgado alrededor del cuello, algo que ha llegado a nuestros días en forma de merchandising y de personajes de ficción sobre todo en cine y televisión. Sin embargo, este elemento nunca ha estado oficialmente ligado a la raza.

El origen del San Bernardo

Lo encontramos en el Hospicio del Gran San Bernardo, fundado en 1049 en el Gran Monte Saint Bernard, en Los Alpes. Nació en honor a Bernardo de Menthon, un archidiácono de Aosta, quien dedicó su vida a difundir la fe cristiana entre los habitantes de la zona. En este hospicio los monjes ayudaban a los viajeros y peregrinos que pasaban por el monte.

Desde mediados del siglo XVII comienzan a criar perros para que protegieran el lugar, aunque gracias a sus capacidades pronto empezaron a ser usados para labores de rescate. Es así como nace el San Bernardo, que en 1887 pasaría a ser catalogado oficialmente como una raza oficial suiza.

El mito del barril

Los monjes de este hospicio afirman que los San Bernardo de la zona hayan llevado alguna vez barriles y relacionan este mito con la pintura del británico Edwin Landser “Mastines alpinos reanimando a un viajero en apuros” (1831). En ella podemos ver a un San Bernardo con un barril colgado en el cuello que trata de rescatar a un hombre atrapado bajo la nieve. Al ser uno de los cuadros preferidos de la reina Victoria I, esta imagen se popularizó enormemente.

La leyenda cuenta que dentro de dichos barriles, estos perros albergaban brandy, con el fin de ayudar y proporcionar calor a las personas que fueran rescatadas en la nieve. No obstante, esta no sería una buena idea, ya que el alcohol dilata los vasos sanguíneos, con lo que la temperatura corporal desciende en lugar de aumentar.

El hospicio de San Bernardo en la actualidad

Un detalle curioso de esta historia es que, a pesar de considerarse un mito, el propio hospicio de San Bernardo cuenta hoy en día con una tienda de regalos donde podemos adquirir collares de perros con barriles adheridos, o bien otros objetos que reproducen la imagen de esta raza con su inseparable complemento.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *