Lobero irlandés, un gigante encantador

Lobero irlandés adulto tumbado

¿Te gustan los perros grandes? Si es así, seguro que te gustará tener un Lobero irlandés: ¡puede llegar a pesar hasta 70kg! Con una altura a la cruz de casi un metro, es el peludo ideal para dar abrazos de oso 😉 .

Si quieres conocerlo, no dejes de leer este especial en el que te explicaré todo lo que tienes que saber sobre esta magnífica raza.

Origen e historia del Lobero irlandés

Perro lobero irlandés adulto

El Lobero irlandés, conocido como Lebrel irlandés o Irish Wolfhound en inglés es una de las razas más antiguas que se conocen. Se cree que llegó a Islandia en el año 279 a. C. con la ayuda de los celtas. Durante mucho tiempo la nobleza irlandesa lo utilizó para cazar lobos, jabalíes y alces, pero en los siglos XVIII y XIX estuvo a punto de extinguirse.

Afortunadamente, gracias a la intervención del capitán Graham en 1862 se pudo salvar. Este hombre los cruzó con Dogos alemanes, Deerhounds y Borzos para dar fuerza y vitalidad a la raza y así poder asegurar su supervivencia.

Características físicas

El lobero irlandés es un perro grande, con un peso mínimo de 54,5kg en los machos y de 40,5kg en las hembras, y una altura a la cruz de, como mínimo, 79cm en los perros y de 71cm en las perras. Tiene un cuerpo musculoso, protegido por una capa de pelo duro y espeso que puede ser de color blanco, gris, negro, atigrado, o bermejo.

Su cabeza es alargada y tiene orejas pequeñas que lleva hacia atrás. Sus patas son largas y robustas, y su cola es también larga, un poco curvada.

Tiene una esperanza de vida muy corta: de siete años.

Comportamiento y personalidad del Lebrel irlandés

Es un magnífico perro. Todo lo que tiene de grande, lo tiene de cariñoso y bueno. Es tranquilo, pacífico e independiente. Tiene mucha paciencia con los niños, aunque hay que vigilarlo cuando juegan ya que el peludo no es consciente de su tamaño podría hacer daño sin querer.

Pero por lo demás, es un can alegre, obediente y protector que se ganará el cariño de todos los miembros de la familia en menos tiempo de lo que imaginas 😉 .

¿Cómo se cuida?

Lobero irlandés sobre el césped

Alimentación

Al ser un peludo carnívoro es importante que se le dé un pienso sin cereales ni subproductos o comida natural ricos en proteínas de origen animal. Los cereales, ya sean maíz, trigo, soja, arroz, u otros, así como las harinas hechas con ellos, pueden causarles alergias alimentarias. (Para más información, recomiendo ver el documental Pet Fooled, que se puede ver en Netflix).

Higiene

El perro lobo checoslovaco necesita que le cepillen a diario, incluso dos veces en verano. Además, una vez al mes será necesario bañarlo con un champú para perros.

Los ojos y las orejas también tendrán que ser limpiados de vez en cuando con colirios específicos.

Ejercicio

Para mantenerse en buena forma es necesario sacarlo a pasear y a correr todos los días. En casa debes de jugar con él, ya sea con una pelota o una cuerda. Así podrá quemar energía y sentirse feliz.

Salud

Es una raza que, debido a su gran tamaño tiene cierta predisposición a la displasia de cadera. Aún así, tenemos que saber que si le proporcionamos todos los cuidados que necesita será difícil que la tenga. Además, el peludo debe de recibir sus vacunas, y se le ha de implantar el microchip.

Si no quieres hacerlo criar, será muy aconsejable castrarlo.

Cómo comprar un Lebrel irlandés

Perro adulto de la raza lobero irlandés

Criadero

¿Te gustaría convivir con uno de estos peludos pero no sabes cómo encontrar un criadero que sea serio y profesional? Aquí tienes unos cuantos consejos que te vendrán muy bien para que te lleves a casa el animal que tanto deseas:

  • Las instalaciones, así como las jaulas y los comederos, deben de estar limpios.
  • Los animales deben de estar bien cuidados, sanos y activos.
  • El encargado debe de responder a todas tus dudas, y dejarte ver a los padres del cachorro.
  • No te dará el cachorro antes de los 2 meses de edad.
  • Cuando llegue el día señalado, te lo entregará con toda la documentación en regla: pasaporte, vacunas, pedigrí.

Particular

A menudo te puedes encontrar anuncios de venta de gatos de todas las razas por Internet. Pero, ¿cómo evitar que nos estafen? Así:

  • Es muy importante que indique los datos de contacto, como el nombre y el teléfono.
  • El contenido del anuncio debe de estar escrito en un sólo idioma. Parece lógico, pero si al leerlo te parece que no es muy coherente, o que hay palabras que no se entienden, desconfía. Hay muchos estafadores que lo que hacen es escribir un texto en su idioma y traducirlo con algún traductor online; y pese a que han mejorado mucho, lo cierto es que todavía comenten fallos.
  • Si te pide dinero por adelantado, desconfía.
  • En el caso de que llames, deberías ir a poder ver los cachorros y estar un rato con ellos.
  • Los cachorros no los entregarán con menos de dos meses de edad.

Tienda de animales

En las tiendas de animales también puedes encontrar cachorros a la venta. El único inconveniente es que, como en el caso de que se compre a un particular, se entregan sin pedigrí. Pero estarán sanos y bien cuidados.

Precio 

El precio variará dependiendo de dónde lo compres, pero más o menos te puede costar 500 euros comprado en un criadero, y 300 euros a un particular o en una tienda de animales.

Fotos del Lebrel irlandés

Para terminar, te adjuntamos una serie de preciosas fotos:

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Un comentario

  1.   F. José Ibáñez dijo

    Hola
    El Irish Wolfhound no puede considerarse como con un caracter “independiente”.
    Es un perro extremadamente apegado a su dueño hasta extremos casi enfermizos.
    Es un perro que dejará de comer solo porque su dueño le llame o para buscar sus caricias, por mucho hambre que tenga.
    Vive por y para su dueño por el que se desvive y pone todos los medios para agradarle.
    Sus mayores inconvenientes: su tamaño y su vitalidad.
    Leía en algún sitio, hace tiempo, que quien se decide a comprar y convivir con un Irish tiene que aprender, entre otras cosas, a comer con los codos extendidos, situar todas las cosas por encima de metro y medio; y, sobre todos los varones, no perder de vista su cola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *