Mi cachorro está débil

Mi cachorro está débil

Cuando traemos un cachorro a casa tenemos que tener en cuenta que están más indefensos ante cualquier enfermedad. Si a esto le añadimos que es un cachorrito abandonado, que posiblemente no haya recibido una alimentación adecuada cualquier padencia se agrava. Puede que veáis que vuestro cachorro esté débil, no quiera comer, jugar, incluso que presente vómitos o diarrea.

Seguramente en este caso os surjan dudas de cómo alimentarlo, que necesidades tienen, y cómo saber si está enfermo. A continuación, en este post os vamos a ayudar un poquito a saber cómo actuar en dicha circunstancia.

Mi cahorro y su sistema inmune

Los cachorros son más vulnerables antes las infecciones durante las primeras semanas de vida en comparación con un perro adulto. Su sistema inmune en sí no está activo. De hecho, en este tiempo producen respuesta ante las infecciones gracias a la inmunidad adquirida por la madre. Esto significa que la madre le transfiere defensas inmunológicas a través de la leche, sobre todo en el calostro es donde se concentra más. Por esto es tan vital que el cachorro sea amamantado por la madre. Lo adecuado sería que sea amamantado durante los primeros 45 días de vida.

Entonces, esto unido a otros factores, los cachorros tienen una alta predisposición a sufrir problemas de salud, como enfermedades infecciosas y parasitaciones.

Normalmente, los planes de vacunaciones empiezan aproximadamente a las seis semanas de edad. Pero, puede que aún siguiendo minuciosamente el plan de vacunación exista una mínima posibilidad de que las defensas heredadas de madre disminuyan antes de que el propio cachorro sea capaz de producir una cantidad suficiente de sus propios anticuerpos. Podría suceder que en este tiempo de vulnerabilidad cogieran alguna enfermedad como, por ejemplo, la parvovirosis. Aún así los planes de vacunaciones están pensados para reducir el riesgo de enfermedades.

La alimentación de mi cachorro

Mi perro está débil

Dependiendo del tipo de alimentación nuestro cachorro crecerá fuerte o podrá parecer que está débil. La alimentación es un pilar fundamental en el adecuado desarrollo de nuestro cachorro. De hecho, el requerimiento nutricional es mayor durante la etapa de cachorro que en la de adulto.

Y dentro de la etapa de cachorro varía si es un perro de raza grande o pequeña. A los perros de raza pequeña hay que aportarles mayor nivel de calcio y un pienso más energético que a los cachorros de raza grandes. A los cachorros de raza grande hay que darle menos calcio para evitar problemas de crecimiento.

Si el pienso es de muy baja calidad o le damos poca cantidad, pueden llegar a desarrollar anemia, pero cuidado con la obesidad también. Por eso, lo adecuado es buscar un pienso de calidad y seguir las instrucciones del fabricante, o bien, lo que os indique vuestro veterinario.

Mi cachorro está débil y vomita

mi cachorro está débil. Enfermedades infecciosas

Si notáis a vuestro cachorro débil, y que ha vomitado, debéis observar cómo es el vómito. Es algo bastante importante, y de gran ayuda a la hora de llevarlo al veterinario. Observad el color del vómito, si con él ha vomitado algún objeto o comida.

Otra cosa a aclarar es que no es lo mismo regurgitar que vomitar. Os explicamos la diferencia con un ejemplo, cuando el cachorrito come muy rápido y parece que le da fatiga y acaba expulsando la comida tal como se la tragó, ahí todavía no ha sido digerida, eso es regurgitar. Y cuando lo que expulsa el cachorro va acompañado de bilis y ya no se aprecia tanto la forma de lo que ha comido, incluso no se aprecia, eso si ha llegado a ser digerido y eso sí es vomitar.

Como medida paliativa, se le debe retirar el agua durante 2 horas tras haber vomitado. Pasada estas 2 horas se le ofrecerá agua en pequeñas cantidades e iremos viendo como reacciona, si vuelvo a vomitar se le vuelve a retirar.

No obstante, si vomita repetidamente, e incluso el vómito va acompañado de sangre, es urgente que acudáis al veterinario con vuestro cachorro.

El vómito en un cachorro puede deberse a una alergia alimentaria, a algo que haya comido, o lo más seguro es que pueda tratarse de parvovirosis. También puede suceder que vuestro cachorro esté débil y no quiera comer.

Estos síntomas aunque son muy generales, para cualquier tipo de padencia, hay que tener expresamente cuidado en cachorros ya que como hemos comentado antes están más inmunodeprimidos y pueden estar padenciendo parvovirosis o moquillo. La parvovirosis y el distemper, o moquillo, son las enfermedades infecciosas más comunes que puede padecer un cachorro.

Parvovirosis

Cachorro débil y enfermo

La parvovirosis o parvovirus es una enfermedad vírica que principalmente afecta a cachorros. Esta enfermedad afecta principalmente al aparato digestivo. Sus principales síntomas son:

  • Diarrea que cursa con sangre y muy maloliente
  • Vómitos como espumosos, como si fuera baba, que con el avance de la enfermedad se vuelven sanguinolientos.
  • Pérdida de apetito (anorexia)
  • Deshidratación a consecuencia de la diarrea y los vómitos
  • Debilidad general
  • Apatía, es decir, el cachorro se encuentra triste no tiene ganas de explorar ni jugar
  • Fiebre alta
  • En los casos más graves problemas cardíacos

Es de vital importancia acudir al centro veterinario cuanto antes si vuestro cachorro tiene estos síntomas, ya que la parvovirosis resulta mortal.

Distemper o moquillo

El moquillo afecta a los siguientes sistemas: respiratorio, linfático, digestivo, urogenital y nervioso. Los síntomas dependerán del sistema al que afecten, aunque suele empezar por el respiratorio. A continuación os ponemos los síntomas:

  • Fiebre
  • Secreción nasal y ocular
  • Anorexia
  • Debilidad generalizada
  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • convulsiones
  • Ataxia (incoordinación del movimiento)
  • parálisis
  • rigidez cervical
  • Diarrea y vómitos
  • Problemas cutáneos

De todos los síntomas anteriores, los que se presentan en la primera fase de la enfermedad son la fiebre, la secreción nasal y ocular, la pérdida de apetito y la debilidad. Al igual que la parvovirosis son enfermedades con una evolución y contagio muy rápido.

Enfermedades parasitarias más frecuentes

Infecciones parasitarias en cachorros

Además de la parvovirosis y el moquillo, las enfermedades parasitarias es una de las patologías más comunes en cachorros.

La más frecuente es la producida por Toxacara canis, lo que popularmente se viene diciendo que el perro tiene “lombrices”. Los síntomas de la toxocariosis son:

  • Diarreas
  • Vómitos, en algunas ocasiones
  • Adelgazamiento
  • Deshidratación

Estos síntomas están precedidos por el margen de unos días en los que el cachorro padecerá tos.  Es importante saber que Toxacara canis contagia también a la especie humana. Por lo tanto, lo mejor es prevenirlo desparasitando a los cachorros periódicamente, por lo general cada dos semanas, durante sus primeros tres meses de vida, y a la madre también en los últimos 20 días de gestación. Pasado los 3 meses de vida, es aconsejable que se sigan desparasitando cada 3 meses.

Además de Toxacara canis, también hay otros parásitos intestinales como Toxocaris leonina, Trichuris vulpis, tenias y protozoos que suelen provocar diarreas con facilidad en los cachorros. Si llegará a ser una infestación grande y prolongado en el tiempo vuestro cachorro podría estar débil, porque esta infestación podría degenerar en otras patologías a su vez.

Esperamos que esta información os haya servido de ayuda. Y ya sabéis, no dudéis en acudir a vuestro centro veterinario de confianza, sobre todo, en el caso de vómitos y diarreas en cachorros es de vital importancia acudir urgentemente. Además el equipo veterinario son quienes realmente pueden ayudar a vuestro cachorro.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes