Mi perro se ahoga

 

mi perro se ahoga

Seguramente en más de una ocasión hayáis sentido que vuestro perro parece que se ahoga. Puede quedarse en un simple susto o incluso provocar el fallecimiento de nuestra mascota. Es algo muy común, puede deberse a una gran variedad de causas. Aunque a veces es complicado mantener la calma en estos momentos es primordial que lo hagan. Puesto que los perros perciben nuestro nerviosismo pueden interpretarlo como que estamos “enfadados” con ellos y empeorar la situación.

En este post les vamos a hacer una breve introducción de sus causas para comprender más la situación . Y qué es lo que pueden hacer si se encontraran en estas situaciones.

Mi perro no para de toser, mi perro se ahoga

Es frecuente que en la recepción de una clínica veterinaria nos digan “mi perro no para de toser, mi perro se ahoga”. En ese momento sabemos la sintomatología pero no la causa. Por eso es importante que recuerden si su perro:

  • Ha comido recientemente huesos
  • Ha probado algún snack o pienso nuevo
  • Ha estado en algún sitio específico y no habitual.
  • Ha jugado con algún objeto o juguete. Es posible que haya ingerido parte de éste.

Muchas veces nuestros amigos los peludos son más rápidos que nosotros y un descuido lo tiene cualquiera. Es importante que le mencionen al equipo veterinario si se le ha administrado alguna medicación nueva. O si se le acaba de vacunar.

Mi perro se ahoga tiene algo en la garganta

Lo primero de todo es mantener la calma para que el perro no se ponga más nervioso. En el caso de que tuviera algún objeto o comida obstruyéndole las vías respiratorias seguiremos los siguientes pasos:

Si se ve lo que es y existe facilidad para extraerlo, cuidadosamente por un lateral de la boca intentaremos sacarlo. Si no es posible, pasaremos a la maniobra de Heimlich. A continuación, les vamos a explicar en qué consiste:

La maniobra de Heimlich

Levanten las patas traseras del perro y sujétenlas entre sus piernas. De esta forma el perro queda apoyado sobre sus propias patas delanteras y con la cabeza hacia abajo. Acto seguido, abrácenlo por debajo del diafragma y empujen hacia ustedes y hacia arriba. El objeto que obstruye las vías respiratorias debe de ser expulsado por la fuerza del aire.

Aquí les dejamos un vídeo de una especialista de cómo realizar la maniobra de Heimlich en perros.

Puede que no se vean capacitados en ese momento para realizarlo. O bien, si el problema persiste acudan urgentemente al centro veterinario más cercano que tengan en ese momento. Es de vital importancia actuar con rapidez en estos momentos, así que no duden.

Reacción alérgica

Cada vez más perros presentan alergias, tanto alimentarias como ambientales. La reacción puede ser cutánea, gastrointestinal o incluso provocarle un shock anafiláctico. En el shock anafiláctico al perro se le cierra las vías respiratorias por lo que sería importante que, mientras se acude urgentemente al centro veterinario más cercano, se le realice el boca-hocico.

Llegó el verano: ¡socorro mi perro se ahoga!

Las mejores playas para perros en Andalucia

 

Con la llegada del calor es normal que optemos por ir a sitios de ocio donde podemos darnos un chapuzón junto con nuestro perro.

Los baños: cuidado con las piscinas, el mar y los ríos

En verano ir al río, a la playa o en la piscina de casa es una buena opción para que nuestro perro se refresque. Sin embargo, hay que ser prudente en estas situaciones.

Muchas personas piensan que todos los perros saben nadar. Y lejos de ser una cualidad innata acaba convirtiéndose en una situación de angustia para vuestro perro, si no sabe nadar. Seguramente vuestro querido perro esté más acostumbrado a vivir en un piso con todo tipo de comodidades. Donde aparentemente no tiene peligros, contrario a lo que le ocurriría si viviera por sí mismo en la naturaleza. Así que, en general, os recomendaría que no pierdan de vista al perro, bajo ningún concepto lo dejéis solo.

La playa, extremen la precaución con las resacas marinas

Las resacas marinas pueden arrastrar hasta mar adentro a nuestro perro. Al intentar nadar hacia la orilla, a la vez que la marea lo lleva hacia adentro, el perro puede agobiarse y acabar perdiendo fuerza para seguir manteniéndose a flote.

Un chapuzón en el río, cómo evitar que mi perro se ahogue

Nuestros peluditos pueden tener un poquito más fácil salir del agua. No obstante, en los ríos suele haber piedras y zonas resbaladizas. Bien por el musgo o bien porque haya lodo.

El consejo que os damos para evitar que vuestro perro se ahogue es que busquéis las zonas bajas del río para dejar que vuestro perro se bañe. En las zonas bajas es donde el agua suele tener menos velocidad, profundidad y rocas resbaladizas ya que el río se vuelve más ancho y sus paredes menos empinadas.

La piscina, uno de los sitios más peligrosos

Muchas veces se tiran dentro como si fuera un juego que apacigua su calor. Pero muchas veces, cuando no encuentran la forma de salir de ella, empiezan a nadar en círculos, a patalear sin rumbo, y a tragar agua desaforadamente. Hasta llegar al punto en que se agotan, se hunden y se ahogan.

Por eso, si el nivel del agua cubre al perro, y no hay unos escalones amplios por donde el perro pueda salir, podemos recurrir a rampas o escaleras especiales para perros (aquí puedes comprarlo).

Otra buena opción para evitar que el perro se ahogue es optar por chalecos salvavidas para perros (puedes comprarlo aquí)

Golpe de calor, uno de los síntomas más llamativos es que el perro se ahoga

Los perros a diferencia de nosotros tienen muy limitada la capacidad de sudoración. El mecanismo de sudoración es el más eficaz para liberar calor y bajar la temperatura corporal. Mientras que nosotros sudamos por todo nuestro cuerpo, los perros solo lo hacen a través de sus almohadillas plantares y de forma muy limitada.

¿Qué es lo que hacen lo que hacen los perros para compensar esto?

Jadean, de esta forma liberan a través de la lengua algo de calor corporal, aunque muy poca parte. Por esto es importante que no hagan ejercicio excesivo en las horas puntas.

Todos los perros pueden sufrir un golpe de calor en algún momento. Las razas pertenecientes a los braquicéfalos (los perros chatos) son más propensos a que le den un golpe de calor.

El golpe de calor, llamado técnicamente hipertermia, es un aumento anormal de la temperatura corporal. Ese produce cuando el perro está sometido a altas temperaturas (dentro de un coche, por ejemplo), en habitaciones con ventilación escasa o nula, en lugares donde la sombra es inexistente. O bien, cuando el perro procede de ambientales frescos o cálidos, viaja a zonas de excesivo calor o tropicales. También se puede producir el golpe de calor cuando el perro desarrolle un ejercicio físico intenso, estando sometido a temperaturas superiores a los 25ºC. Otra situación es cuando el perro carece de agua fresca para beber y desencadena en una deshidratación.

¿Qué hacer si mi perro sufre un golpe de calor y se ahoga?

Ante un golpe de calor, el perro comienza a jadear excesivamente hasta el punto que parece que se ahoga. Tendrá las encías muy rojas y brillantes, puede babear y vomitar. Se encontrará mareado, puede estar desorientado incluso desmayarse.

Los perros braquicéfalos, los más propensos a sufrir problemas de ahogamiento

Perro pug

Braqui significa acortado y céfalo significa cabeza, lo que particularmente llamamos perros chatos. Las características generales de estos perros es que tienen el cráneo facial ancho y corto. Al tener los huesecitos de la cara y nariz más cortos, la anatomía de otros tejido se tiene que adaptar a un espacio limitado.

Por la morfología tan peculiar que tienen los braquicéfalos conlleva diversos problemas anatómicos y fisiológicos. No entraremos en detalles más técnicos. Simplemente mencionaremos algunos de sus síntomas en los que desencadenan:
son propensos a tener golpes de calor, no toleran para nada el ejercicio físico. También suelen presentar dificultad a la hora de tragar, toses, estornudos, colapsos, cianosis (coloración azulada en las mucosas debido a la baja cantidad de oxígeno en sangre).

En perros braquicéfalos podemos incluir a los Bulldog,Carlino, Bóxer, Boston Terrier, Pequinés, Shar Pei, King Cavalier, Shih Tzu, por ejemplo.

Por eso es importante evitar el estrés en estos perros, ya que es un perro que con frecuencia se ahoga.

Los yorkshire y el colapso traqueal

La tráquea es una estructura de forma tubular que conecta la laringe con los bronquios. La componen unos cartílagos en forma de C que se unen mediante unos ligamentos, los cuales le aportan cierta elasticidad.

¿Qué es un colapso traqueal?

Los cartílagos traqueales son más blandos de lo normal. Y son menos capaces de resistentes ante los cambios de presión, vulgarmente podemos decir que se la tráquea de aplasta y pierde su forma tubular. Esto dificulta que el aire pueda entrar y salir de los pulmones con normalidad.

Es una padencia de origen congénito. La suelen padecer razas pequeñas, sobre todo Yorkshire terrier, Chihuahua, Pomerania, Bichón maltés, entre otros.

La mencionamos aquí porque entre sus principales síntomas se encuentra la asfixia. Así que si notan que su pequeño perro se ahoga con frecuencia, además, presenta tos seca, nausea, jadeos, ruido al respirar, dificultad para respirar, acudan a su centro veterinario de confianza para descartar que sea un colapso traqueal. Y de serlo, que el veterinario competente verá qué tratamiento es el que mejor se adapta a su pequeño amigo.

Otras enfermedades que pueden provocar que su perro se ahogue

Mencionaremos por encima otras padencias que pueden causar que su perro se ahogue. Estas pueden ser el megaesófago, hipotiroidismo, sobrepreso, neumonía, bronquitis, tos de las perreras.

Reanimación Cardiopulmonar (RCP)

Si vuestro perro se ahoga puede llegar a producirse una parada cardiorrespiratoria. Por eso os vamos a contar un poquito sobre lo que es, cómo se detecta y qué podéis hacer.

¿Qué es la RCP?

Es un método de actuación para intentar recuperar a nuestro perro en el caso de que sufra un paro cardiorrespiratorio. Por eso no está de más, reconocer los síntomas y saber actuar en el momento.

¿Cómo detectar una parada cardiorrespiratoria?

Tienen que realizar lo que se llama un chequeo A-B-C (airway-breathing-circulation)

  • Vías aéreas (Airway): miren si tiene algo que pueda estar obstruyendo las vías aéreas.
  • Respiración (Breathing): tienen que observar si hay movimientos torácicos o no, si suben y bajan las costillas del perro.
  • Circulación (Circulation): Si es posible, palpen que el perro tiene pulso y latido cardíaco. Para ver si tiene circulación váyanse a una de las patas traseras y coloquen su mano en la cara interna del muslo. Con esto pretendemos tomar el pulso en la arteria femoral.

A continuación les vamos a adjuntar un vídeo explicativo de cómo realizar un RCP

Esperamos que esta información les haya sido de ayuda. Y ya saben, ante cualquier duda o complicación no duden nunca en acudir a su centro veterinario. El equipo veterinario son quienes realmente pueden salvar la vida de su perro.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes