Por qué no se deben cortar las orejas ni el rabo del perro

Dóberman con las orejas y el rabo cortados.

Hace algunas décadas, razas como el Rottweiller, el Pitbull, el Schnauzer, el Caniche, el Dóberman o el Chihuahua tenían algo en común, y es que sus orejas y rabos solían ser cortados cuando eran cachorros. El motivo era cumplir con los estándares estéticos impuestos, y las consecuencias para su salud y comportamiento social pueden ser profundamente negativas.

De hecho, las Sociedades Protectoras de Animales muestran su rechazo a esta amputación, y en la mayoría de las Comunidades Autónomas de España está prohibida siempre y cuando no sea por razones terapéuticas. Además, mientras que antiguamente cualquier criador podía llevar a cabo la cirugía, actualmente solo puede ser realizada por un veterinario.


Y es que al contrario de lo que a veces se cree, estos cortes resultan realmente dolorosos para el perro. Por ejemplo, amputar su cola supone perforar músculos, tendones y nervios, así como las conexiones entre el hueso y el cartílago. Se realiza sin ningún tipo de anestesia, y produce fuertes inflamaciones y molestias hasta que el tejido se cicatrice. Además, conlleva el riesgo de infecciones.

No debemos olvidar que la cola forma parte de la columna vertebral del animal, compuesta por unas vértebras denominadas caudales, junto a otros tejidos. Esto nos da una pista sobre el daño que supone esta amputación. Por no hablar del hecho de que esta parte de su anatomía le ayuda a mantener el equilibrio cuando corre, salta o gira. Asimismo, si la cirugía no se realiza adecuadamente puede comprometer el bienestar de los huesos y de la columna, y dar lugar a una infección generalizada (septicemia) que ponga en peligro la vida del perro.

Por otro lado, tanto las orejas como la cola juegan un papel fundamental en el lenguaje corporal de estos animales, por lo que al cortarlos, limitamos su capacidad de comunicación. Esto favorece la aparición de problemas de comportamiento, como una socialización deficiente o una actitud agresiva. Al verse con estas partes de su cuerpo dañadas, se sienten vulnerables ante la presencia de otros canes.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *