Raza Pastor holandés

El pastor holandés forma parte de una selecta elite canina como lo son las razas de los pastores. Estos perros que se dedicaban o se dedican a este oficio han desarrollado un conjunto de cualidades muy apreciadas en el mundo actual. Lealtad, valentía, guardianes, independientes, proactivos y obedientes son algunas de las conductas que lo caracterizan. Cada zona que se haya dedicado a la ganadería cuenta con una raza de perro pastor y Holanda no es la excepción, por eso el pastor holandés se ha ganado una posición de honor entre las razas de perros más inteligentes y funcionales que existen. Origen de la raza pastor holandés El Dutch Shepherd o Pastor holandés es originario obviamente de los Países bajos u Holanda. La comunidad de pastores les daba a estas mascotas múltiples funciones entre las que destacan la de guardián. Movían y delimitaban los espacios por donde se movían las ovejas, vacas e incluso mantenían el orden en las granjas evitando que los animales invadiesen los espacios de la vivienda o sembradíos. La versatilidad de funciones y capacidad de adaptación de la raza pastor hizo que su popularidad no decreciera con la disminución del trabajo ganadero. Por su increíble versatilidad y adaptabilidad le fue muy fácil pasar a ser de ser una mascota de trabajo a una de compañía, siendo así que para el 1898 ya tenía estándares establecidos y aceptación en los principales clubes caninos. Características Las características físicas del pastor holandés difieren de forma mínima entre el género femenino y masculino. Esta raza de perros entra dentro de los estándares de la talla mediana, por lo que no suelen pesar más de 30 Kg. La altura en cruz de las hembras es de un promedio de 57 centímetros y los machos de 60 centímetros. En lo que respecta al aspecto físico, el pastor holandés tiene un cuerpo atlético con un buen tono muscular y fuerza notoria. Su estructura física es larga en forma de rectángulo y sus medidas guardan armonía y equilibrio entre todas las partes de la anatomía. La cabeza es de cráneo plano de hocico largo y stop menos prominente. Los ojos son grandes oscuros y con forma ovalada. La trufa debe ser de color negro. Las orejas no son muy grandes, pero sí rectas y hacia arriba. La forma erecta es más notoria cuando el perro se pone en estado de alerta y las extremidades traseras y delanteras son fuertes y evidencian los músculos bien formados. El cuerpo finaliza en una cola con curva leve hacia arriba y siempre recta. Tipos Dentro de la raza del pastor holandés se pueden distinguir las siguientes variedades que serían las de pelo duro, pelo largo y pelo corto. El primero y de pelo duro se caracteriza por tener un manto denso y áspero que se encuentra bastante pegado al cuerpo con una capa interior más suave y tupida, algo lanoso. Los pastores holandeses de pelo corto tienen el pelaje áspero y pegado al cuerpo. Por último, el pastor de pelo largo, tiene el pelaje notoriamente más liso y largo sobre todo en las extremidades traseras y delanteras. La variación de colores aceptados para esta raza de pastores es el atigrado, con combinaciones de dorado con plateado en la base. El color negro absoluto no es admitido por el estándar de la raza, a menos que sea atigrado. Dentro de los estándares se encuentra permitido las variedades que tienen la cara con pelaje negro como una máscara. Educación El carácter del pastor holandés es perfectamente equilibrado. El trabajo que ha desarrollado por siglos le ha dado la predisposición genética de un comportamiento social muy aceptable. La adaptabilidad de la mascota tiene un amplio alcance familiar y su relación con los niños es muy protectora y cargada de paciencia. Cuenta con características visibles de lealtad, empatía y deseo de complacer a su dueño. Lo único que requiere el pastor para evidenciar todos sus dones temperamentales es contar con un ejercicio diario que le permita canalizar la increíble cantidad de energía que tiene. Es muy importante destacar la importancia que tiene para esta raza poder hacer una considerable cantidad de actividad física diaria, ya que su genética histórica lo ha condicionado a tener y gastar una cantidad considerable de energía. Es fundamental para su balance personal ejercitarse con frecuencia. El pastor holandés cuenta con la inteligencia y el temperamento necesarios para ser considerado una mascota de fácil entrenamiento y es que esta raza es dócil y atenta, aparte se encuentra lleno de energía y motivación. Tiene la capacidad de aprender órdenes y trucos con poca dedicación. Si se le entrena con constancia y disciplina destacan en competencias de agilidad e inteligencia, por esta razón son usados para trabajos de seguridad, policías, guías etc. El aspecto que más se debe entrenar en la raza del pastor es a socializar con seres humanos. Con otras mascotas todo estará bien mientras el holandés sea el líder. Su carácter alfa requiere de dueños seguros y confiables que refuercen su entrenamiento siempre con refuerzos positivos. A estas mascotas se les debe enseñar a estas mascotas excesivamente protectoras a interactuar positivamente con los seres humanos para evitar accidentes, ya que su instinto los lleva a ser territoriales. Por esta razón, los estímulos negativos no se deben usar jamás con estos perros. Cuidados, salud y enfermedades La esperanza de vida del pastor holandés se encuentra entre los 12 y 15 años aproximadamente. A diferencia de otras razas los criadores de este pastor centraron sus esfuerzos en reforzar la salud de tan preciadas mascotas. Priorizar las condiciones físicas sobre el valor estético le ha dado a la raza una salud fuerte. Por ser un perro de tamaño mediano la condición que más común se presenta es la displasia de cadera y en la etapa adulta algunas afecciones en la circulación. Con la finalidad de prevenirlo son necesarias las visitas al veterinario para diagnosticar con rapidez y cuidar la alimentación para evitar el contraproducente sobrepeso. Existe una serie de cuidados básicos que todo dueño debe proporcionar a su mascota. En el caso del Pastor holandés todo comienza con la adquisición de la cría. Se deben asegurar que el cachorro haya sido destetado correctamente y cuente con sus antecedentes bien establecidos. Las visitas al veterinario son imperativas, además se debe prestar especial atención a la alimentación y entender que esta es diferente según las etapas de desarrollo de la mascota. Una vez que llegue a la etapa adulta no se deben descuidar el calendario de vacunas y la higiene y cuidados de orejas, ojos y dentaduras. El pelaje del pastor holandés requiere de cepillados regulares. El momento adecuado para realizarlos es cuando se haya regresado de los paseos o actividades físicas para descartar suciedad o parásitos y se les dará un baño cada cuatro o seis semanas con productos específicos para perros. Aparte, esto reforzará el vínculo entre la mascota y su dueño.

El pastor holandés forma parte de una selecta élite canina como lo son las razas de los pastores. Estos perros que se dedicaban o se dedican a este oficio han desarrollado un conjunto de cualidades muy apreciadas en el mundo actual. Lealtad, valentía, guardianes, independientes, proactivos y obedientes son algunas de las conductas que lo caracterizan.

Cada zona que se haya dedicado a la ganadería cuenta con una raza de perro pastor y Holanda no es la excepción, por eso el pastor holandés se ha ganado una posición de honor entre las razas de perros más inteligentes y funcionales que existen.

Origen de la raza pastor holandés

perro en la playa mirando a su dueno

El Dutch Shepherd  o Pastor holandés es originario obviamente de los Países bajos u Holanda. La comunidad de pastores les daba a estas mascotas múltiples funciones entre las que destacan la de guardián. Movían y delimitaban los espacios por donde se movían las ovejas, vacas e incluso mantenían el orden en las granjas evitando que los animales invadiesen los espacios de la vivienda o sembradíos.

La versatilidad de funciones y capacidad de adaptación de la raza pastor hizo que su popularidad no decreciera con la disminución del trabajo ganadero. Por su increíble versatilidad y adaptabilidad le fue muy fácil pasar a ser de ser una mascota de trabajo a una de compañía, siendo así que para el 1898 ya tenía estándares establecidos y aceptación en los principales clubes caninos.

Características

Las características físicas del pastor holandés difieren de forma mínima entre el género femenino y masculino. Esta raza de perros entra dentro de los estándares de la talla mediana, por lo que no suelen pesar más de 30 Kg. La altura en cruz de las hembras es de un promedio de 57 centímetros y los machos de 60 centímetros.

En lo que respecta al aspecto físico, el pastor holandés tiene un cuerpo atlético con un buen tono muscular y fuerza notoria. Su estructura física es larga en forma de rectángulo y sus medidas guardan armonía y equilibrio entre todas las partes de la anatomía. La cabeza es de cráneo plano de hocico largo y menos prominente.

Los ojos son grandes oscuros y con forma ovalada. La trufa debe ser de color negro. Las orejas no son muy grandes, pero sí rectas y hacia arriba. La forma erecta es más notoria cuando el perro se pone en estado de alerta y las extremidades traseras y delanteras son fuertes y evidencian los músculos bien formados. El cuerpo finaliza en una cola con curva leve hacia  arriba y siempre recta.

Tipos

https://www.mundoperros.es/displasia-de-cadera-en-perros/

Dentro de la raza del pastor holandés se pueden distinguir las siguientes variedades que serían las de pelo duro, pelo largo y pelo corto. El primero y de pelo duro se caracteriza por tener un manto denso y áspero que se encuentra bastante pegado al cuerpo con una capa interior más suave y tupida, algo lanoso.

Los pastores holandeses de pelo corto tienen el pelaje áspero y pegado al cuerpo. Por último, el pastor de pelo largo, tiene el pelaje notoriamente más liso y largo sobre todo en las extremidades traseras y delanteras.

La variación de colores aceptados para esta raza de pastores es el atigrado, con combinaciones de dorado con plateado en la base. El color negro absoluto no es admitido por el estándar de la raza, a menos que sea atigrado. Dentro de los estándares se encuentra permitido las variedades que tienen la cara con pelaje negro como una máscara.

Cuidados, salud y enfermedades

La esperanza de vida del pastor holandés se encuentra entre los 12 y 15 años aproximadamente. A diferencia de otras razas los criadores de este pastor centraron sus esfuerzos en reforzar la salud de tan preciadas mascotas. Priorizar las condiciones físicas sobre el valor estético le ha dado a la raza una salud fuerte.

Por ser un perro de tamaño mediano la condición que más común se presenta es la displasia de cadera y en la etapa adulta algunas afecciones en la circulación. Con la finalidad de prevenirlo son necesarias las visitas al veterinario para diagnosticar con rapidez y cuidar la alimentación para evitar el contraproducente sobrepeso.

Artículo relacionado:
Displasia de cadera en perros

Existe una serie de cuidados básicos que todo dueño debe proporcionar a su mascota. En el caso del Pastor holandés todo comienza con la adquisición de la cría. Se deben asegurar que el cachorro haya sido destetado correctamente y cuente con sus antecedentes bien establecidos.

Las visitas al veterinario son imperativas, además se debe prestar especial atención a la alimentación y entender que esta es diferente según las etapas de desarrollo de la mascota. Una vez que llegue a la etapa adulta no se deben descuidar el calendario de vacunas y la higiene y cuidados de orejas, ojos y dentaduras.

El pelaje del pastor holandés requiere de cepillados regulares. El momento adecuado para realizarlos es cuando se haya regresado de los paseos o actividades físicas para descartar suciedad o parásitos y se les dará un baño cada cuatro o seis semanas con productos específicos para perros. Aparte, esto reforzará el vínculo entre la mascota y su dueño.

Educación

perro de la raza pastor holandes atacando

El carácter del pastor holandés es perfectamente equilibrado. El trabajo que ha desarrollado por siglos le ha dado la predisposición genética de un comportamiento social muy aceptable. La adaptabilidad de la mascota tiene un amplio alcance familiar y su relación con los niños es muy protectora y cargada de paciencia.

Cuenta con características visibles de lealtad, empatía y deseo de complacer a su dueño. Lo único que requiere el pastor para evidenciar todos sus dones temperamentales es contar con un ejercicio diario que le permita canalizar la increíble cantidad de energía que tiene.

Es muy importante destacar la importancia que tiene para esta raza poder hacer una considerable cantidad de actividad física diaria, ya que su genética histórica lo ha condicionado a tener y gastar una cantidad considerable de energía. Es fundamental para su balance personal ejercitarse con frecuencia.

El pastor holandés cuenta con la inteligencia y el temperamento necesarios para ser considerado una mascota de fácil entrenamiento y es que esta raza es dócil y atenta, aparte se encuentra lleno de energía y motivación. Tiene la capacidad de aprender órdenes y trucos con poca dedicación.  Si se le entrena con constancia y disciplina destacan en competencias de agilidad e inteligencia, por esta razón son usados para trabajos de seguridad, policías, guías etc.

El aspecto que más se debe entrenar en la raza del pastor es a socializar con seres humanos. Con otras mascotas todo estará bien mientras el holandés sea el líder. Su carácter alfa requiere de dueños seguros y confiables que refuercen su entrenamiento siempre con refuerzos positivos.

A estas mascotas se les debe enseñar a estas mascotas excesivamente protectoras a interactuar positivamente con los seres humanos para evitar accidentes, ya que su instinto los lleva a ser territoriales. Por esta razón, los estímulos negativos no se deben usar jamás con estos perros.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes