El Perro de San Huberto, un peludo muy dulce

Precioso perro de San Huberto

El Perro de San Huberto, conocido como Bloodhound o Chien de Saint-Hubert, es un magnífico peludo. Posee un muy desarrollado sentido del olfato, por lo que a menudo se utiliza para ayudar a los cazadores a encontrar su presa o para localizar a aquellas personas que los agentes de rescate no consiguen encontrar.

Además, es un compañero ideal para todo tipo de familias, tengan o no niños pequeños. Es tranquilo y le gusta jugar. Pero mejor veámoslo más en detalle a continuación 😉 .

Origen e historia del Perro de San Huberto

Bloodhound o Perro de San Huberto en la nieve

Este asombroso peludo lleva con nosotros desde, por lo menos, el siglo VII. Por aquella época, los monjes de Saint-Hubert (Bélgica) ya lo comenzaron a criar para que pudiera encontrar a los peregrinos que se perdían en los bosques. En el siglo XI, se importaron a Inglaterra y se cruzaron con otros perros (como el mastín).

Así fue como nació la raza del Perro de San Huberto que podemos disfrutar a día de hoy.

Características físicas

Nuestro protagonista es un perro de tamaño grande, con un peso de 40 a 48kg. Las hembras tienen una altura a la cruz de 60cm y los machos 67cm. Cuenta con una cabeza grande, con un hocico alargado, bien proporcionado con el resto. La piel de su cara cae sobretodo por encima de la frente y los laterales. Sus orejas son largas, de inserción baja y caen hacia los lados. Las patas son robustas y largas.

El cuerpo está protegido por una capa de pelo corto y duro, excepto en el cráneo que es más suave. Éste puede ser de color negro y fruto, o fuego unicolor. Tiene una esperanza de vida de 10 a 12 años.

Comportamiento y personalidad

Es un peludo encantador. Le gusta mucho la gente, a quienes acompañará gustosamente allá por donde vayan. Es también muy cariñoso y fiel, siempre y cuando se le trate bien. Además, tiene un carácter equilibrado, aunque a veces puede mostrarse un poco tímido con los extraños. Si eso ocurriera, se le podría ayudar a afrontar la situación con unas cuantas golosinas para perros.

Cuidados del Perro de San Huberto

Perro de San Huberto con arnés

Alimentación

El perro de San Huberto es un animal que tiene una mirada muy tierna, pero como todos los canes, necesita comer carne. De hecho, la evolución ha dotado a los canes, y en particular a los sabuesos como el San Huberto de un sentido del olfato muy, muy desarrollado, que les permite encontrar pequeños animales a distancias increíbles, por muy escondidos que estén.

Si tenemos esto en cuenta, hay que evitar darle alimentos que le pueden sentar mal, como los cereales, e incluso algunas frutas y verduras (aquí encontrarás más información al respecto).

Higiene

Con el fin de que huela bien y esté limpio, has de acostumbrarte (y acostumbrar a tu perro San Huberto) a pasarle el cepillo a diario. Asimismo, tienes que bañarlo una vez al mes, ya sea en el WC de tu casa, o si tienes, en tu jardín. Eso sí, asegúrate de que el agua esté templada, puesto que no es bueno que esté ni fría ni caliente, ya que le podría resultar, como mínimo, incómodo.

Ejercicio

Puede no ser el perro más deportista del mundo, pero tampoco tiene que llevar una vida sedentaria. Si quieres que sea realmente feliz, has de pasearlo unas tres veces al día o más, y jugar mucho con él.

También es recomendable estimular su mente mediante juegos interactivos específicos para canes, así como con sesiones de adiestramiento.

Salud

La salud del perro de San Huberto puede verse debilitada si no recibe los cuidados y atenciones adecuadas. Pero aparte de eso, hay que tener presente que la displasia de cadera y de codo son un problema común en esta raza.

De todos modos, no te has de preocupar en exceso puesto que tú, como su cuidador, enseguida podrás al menos sospechar que algo no va bien y consultar con un veterinario.

¿Cómo educarlo?

El adiestramiento y educación del perro de San Huberto tiene que empezar el mismo día en el que pasa a formar parte de la familia. Una vez en casa, toda la familia debe de colaborar para enseñarle lo que está permitido (por ejemplo, tumbarse en la alfombra) y lo que no (morder muebles). Hay que hacerlo con paciencia y respeto, utilizando las técnicas del adiestramiento en positivo.

Asimismo, hay que socializarlo con otros canes, ya que de esto va a depender que de mayor sea un perro sociable, o por el contrario tímido e inseguro. Si tienes dudas sobre cómo hacerlo, puedes consultar con un adiestrador canino que trabaje en positivo.

Cómo comprar un Perro de San Huberto

Adorable cachorro de Bloodhound o Perro de San Huberto

 

Precio 

El precio variará dependiendo de dónde lo compres, pero más o menos te puede costar 800 euros comprado en un criadero, y 500 euros a un particular o en una tienda de animales.

Fotos del Perro de San Huberto

Para terminar, te adjuntamos una serie de preciosas fotos. Que las disfrutes:


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.