Perro Majorero

perro de tamano grande con la lengua fuera

El perro Majorero pertenece a una raza originaria de España, concretamente de la isla de Fuerteventura. Estos perros llegaron con los primeros habitantes, por lo que son de las razas más antiguas que existen. Su origen se remonta a dos mil años atrás, alcanzando una gran popularidad hace 500 años. Hoy en día  siguen existiendo a pesar de las dificultades que atravesaron.

El trabajo principal de estas mascotas ha sido el pastoreo, no obstante han destacado como perro guardián debido a su tamaño y gracias a su historia evolutiva conserva características físicas fuertes y un temperamento dominante.

Origen

cachorro sentado en una especie de cajon

El documento más antiguo del que se tiene conocimiento sobre los antepasados del perro Majorero data del año 20 a. C. En un viaje a las Islas Canarias el rey Juba II de Mauritania escribió en su diario una detallada descripción sobre unos perros originarios de las islas que se asemejan sobremanera a la actual raza. Incluso existe una estatua de este perro en la ciudad romana de Volúbilis en Marruecos, de la misma época del gobernante antes mencionado.

Existe otra teoría que asegura que estos perros llegaron a la isla precisamente con estos habitantes. Sin embargo, sigue siendo muy significativa la existencia de estos perros en las islas durante 500 años, ya que las islas tuvieron muy poco contacto con el continente hasta el siglo XX.

Durante esos cinco siglos la raza se consolidó como perros de trabajo fuertes, ya que las condiciones en Fuerteventura eran difíciles para sus habitantes. Subsistían del ganado, siendo el pastoreo la principal función de estos leales y valientes perros.

Después del año 1900 las islas mostraron una alza turística significativa que solo trajo ventajas para sus habitantes, aunque no para el Bardino. La incorporación de otras razas y la mezcla descontrolada casi provocó la extinción del perro Majorero.

La salvación para la raza llegó en 1975 cuando un grupo de estudiantes se interesaron en salvar al perro Majorero. Aunque no fue sencillo no desistieron de su interés y en 1979 después de un cuidadoso censo celebraron la primera exposición monográfica del Perro Majorero, con una distinguida concurrencia de criadores, jueces y expertos de carácter nacional e internacional.

Características

Considerando las particulares y difíciles condiciones en que la raza del perro Majorero ha evolucionado, sus características son muy específicas, siendo este un perro de tamaño grande. Con más de quinientos años dedicados al trabajo del pastoreo este animal cuenta con un cuerpo fuerte y temperamento valiente.

Las hembras son más pequeñas que los machos y ambos tienen el cráneo ancho que sostiene un poderoso y musculoso cuello, pudiendo llegar a medir una altura en cruz entre 55 a 65 cm y pesar de 35 a 45 kilos. Las orejas de esta mascota se encuentran ubicadas en la parte alta de la cabeza y tienen forma triangular; además, poseen la particularidad de que son muy gesticulares, ya que denotan el estado de ánimo de la mascota.

perro de color oscuro con ojos de color marron

El cuerpo del Bardino cuenta con un aspecto rectangular, con extremidades musculosas y da la apariencia de poca proporción entre el cuello y la cabeza. Presenta la llamada uña al aire que es un dedo de aspecto atrofiado. Su trote es recto y elegante y su arrancada es rápida en contraste con un andar suave. La adaptación de este perro a la vida moderna requiere de un dueño experimentado que sepa como imponerse como líder, de esta forma se podrá descubrir en el Bardino (como también se le conoce) a una fiel mascota cargada de energía y entusiasmo.

Cuidados

La esperanza de vida de esta raza de perro se encuentra entre 12 y 14 años. Es evidente que alcanzar esa expectativa depende del trato que reciba por parte de su dueño. También es relevante seguir las normas fundamentales para el cuidado de estas mascotas. Entre estas normas se encuentra realizar el destete en el momento recomendado por el veterinario y que suele ser alrededor de los tres meses.

Mientras es cachorro la alimentación debe estar acorde con el proceso de desarrollo en que se encuentra. Es muy importante que la mascota tenga las vacunas al día y una dieta de alta calidad para evitarle cualquier enfermedad y obesidad. Son perros que requieren de mucha actividad física, por lo que el sedentarismo  puede traerles problemas de sobrepeso. Una alimentación no adecuada podría complicarse con una enfermedad conocida como torsión gástrica. Todo esto se puede evitar siguiendo las recomendaciones nutricionales del veterinario.

La higiene es de gran importancia para cualquier mascota, en especial para esta raza de perros, ya que les gusta estar a la intemperie, por lo que son propensos a adquirir parásitos si no se le aplican los tratamientos correspondientes. Se deben bañar con los productos recomendados solo cuando sea necesario (cada seis u ocho semanas) Se deben cepillar dos veces por semana para eliminar el pelo muerto.

Artículo relacionado:
Cómo bañar a un perro por primera vez

El Bardino no presenta enfermedades genéticas, siendo esto muy importante de conocer ya que no representa ninguna complicación en lo que a la salud se refiere. Las razones de esto es que ha evolucionado sin contacto con otras razas durante un largo período de tiempo. Esto da como resultado que no se presenten mutaciones genéticas contraproducentes.

La raza de perro Majorero o Bardino es muy leal a su dueño y su carácter es amigable. Es un excelente perro guardián debido a su condición territorial. Se debe educar desde pequeño para incentivar positivamente sus habilidades sociales. No es recomendable como perro de compañía a menos que el dueño se comprometa a satisfacer los requerimientos de su mantenimiento físico y emocional. Es preferible adoptar esta mascota para que disfrute de zonas rurales. En ambientes urbanos requerirá de mayor atención y cuidados.

Temperamento del perro Majorero

perro con la lengua fuera en el campo

En lo que se refiere al comportamiento y temperamento de esta mascota hay que considerar seriamente el entrenamiento que se le da desde cachorro. Esto es perfectamente normal, ya que todo ser viviente requiere de un mínimo de educación para lograr un éxito en lo que a interacción social se refiere.

Naturalmente son territoriales, amistosos, valientes e independientes. Si se educan con reforzamientos positivos y buen trato se adaptan a la compañía y toleran la convivencia con otros animales. Es bueno con los niños aunque siempre tratara de pastorear.

Desde el principio estas mascotas deben estar educadas por un solo dueño, ya que esto facilitará su entrenamiento al ver al dueño como el líder de la manada y para que se adapte con facilidad a la familia. El estado de ánimo y comportamiento de la mascota está muy ligado a una correcta canalización de su energía, por lo que debe tener la oportunidad de ejercitarse y practicar actividades como agility.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes