La importancia de un perro para nuestros mayores

personas mayores interactuando con perros

Tener un perro es algo que le da sentido a nuestras vidas en todas las etapas, ya que contar con el amor incondicional de las mascotas nos da una sensación de compañía y nos libera del estrés del día a día.

Un perro es importante desde que somos niños, pero para las personas mayores es realmente beneficioso, teniendo en cuenta que estos no se pueden mover de la misma manera que cuando eran jóvenes y se pueden sentir solos, algo que se puede solucionar con la presencia de un perro fiel y compañero.

Interactuación entre perros y ancianos

persona mauor muy sonriente abrazando a un perro

Los perros nos dan una lección de vida en cada una de las edades en las que los podemos tener. De niños, estos no solo nos proporcionarán cariño y un motivo más para jugar y divertirnos, sino también nos presentarán una de nuestras primeras responsabilidades, que es estar atentos a su bienestar, proporcionándoles comida y todas las comodidades que necesitan.

Cuando nos convertimos en personas mayores, un perro fiel simplemente nos puede cambiar la vida. Nuestra etapa adulta está llena de responsabilidades que recaen sobre nosotros, como puede ser cuidar de nuestra familia, trabajar para lograr pagar las cuentas y mantenernos económicamente. Conducir vehículos de manera responsable y hacer todos los trámites relacionados con nuestra vida y la de nuestra familia entre muchas otras cosas.

Cuando pasamos los 65 años y pasamos a ser adultos mayores, estas responsabilidades comienzan a disiparse debido a nuestra falta de movilidad y a una pérdida paulatina de otros tipos de habilidades motrices y cognitivas que hacen que cada vez seamos un poco más sedentarios y pasemos a ocupar un si se quiere menos activo e importante en nuestra familia.

Todo eso que anteriormente recaía sobre nosotros pasa a ser un problema de nuestros hijos y nietos, quienes serán los encargados de nuestro bienestar en esta etapa en la que no podemos movernos lo suficiente, Pero ¿ellos podrán estar todo el tiempo que necesitamos?

Las exigencias y experiencias de vida de todos nuestros familiares jóvenes harán que estos no puedan pasar tanta cantidad de tiempo con nosotros, y eso sin duda alguna hará que nos sintamos solos, o al menos no con el nivel de compañía que necesitamos y allí es donde entra en juego el rol de un perro. Estos seres son tan fieles y compañeros que siempre estarán con nosotros.

Un perro fomenta la actividad física del mayor

Las personas mayores pierden movilidad y eso los hace llegar a un nivel de frustración en el que, incluso aún teniendo una motricidad que aunque leve está presente, estos pueden llegar a sentirse desganados para salir a la calle, realizar caminatas en un parque y tomar el aire fresco.

Todas estas actividades que te mencionamos son esenciales para el bienestar de una persona mayor, que se sentirá mucho más activa en el caso de realizarlas, además de significar un deporte necesario para sentirse mejor y gozar de una mejor salud, previniendo enfermedades cardíacas y de otro tipo.

Es por eso que un perro es el compañero ideal para que estas personas mayores tengan un porqué a la hora de salir a realizar actividad física. El perro siempre querrá pasear junto a su dueño y este seguramente tenga una razón más por la cual salir a caminar y al mismo tiempo interactuar con su mascota. Por lo que ese empujón anímico de disfrutar con el perro se convertirá también en un ejercicio esencial.

Todos, seamos mayores o no, volvemos a nuestra casa cansados de la rutina diaria y ver que nuestro perro nos está esperando feliz de vernos es una sensación de alegría que nos hace olvidar de todos aquellos pensamientos oscuros que se encontraban en nuestra mente. En las personas mayores está científicamente comprobado que la presencia y la compañía de un perro reduce el estrés y las hace olvidar de esa sensación de no ser todo lo activos que podían ser cuando eran más jóvenes.

La atención de una persona mayor ya no es la misma y su capacidad de reacción frente a determinados riesgos ocasionados por agentes externos. Un perro también será un buen guardián, para estar atento a cosas que cuando somos mayores se nos escapan y a defendernos, de ser necesario.

Mejores tipos de perros para los mayores

No todas las razas de perros son iguales a la hora de acompañar a una persona mayor. Algunas son demasiado activas como para ser compañía de un anciano, mientras que muchas otras son las adecuadas para acompañar sus movimientos y ser parte de su vida. Estas son las razas de perros más utilizadas como para acompañar a una persona mayor en todas sus actividades.

Carlino

perro sonriente con collar rojo

La característica fundamental de esta raza de perros Carlino es su pereza. Estos pueden llegar a dormir gran parte del día y no necesitan de demasiada actividad diaria para desarrollarse. Esto es muy beneficioso para que lo tenga una persona mayor, que lo tendrá durante grandes períodos de tiempo acostado a su lado y no tendrá que realizar paseos extensos con él.

Labrador o Golden Retriever

Esta es quizás la raza de perros más grandes de las que te hablaremos que puede servir como buena compañía para una persona mayor y realmente son muy beneficiosos. Entre las características más importantes de esta raza es que son muy fieles a sus dueños, por lo que siempre estarán a su lado y se adaptarán a todas sus actividades. Son un poco más movedizos que otras razas, pero esto también significará un poco más de ejercicio para la persona mayor.

Yorkshire

La característica que hace que el yorkshire sea un perro correcto para que tenga una persona mayor es su maleabilidad. Al ser pequeños, estos podrán estar siempre en la falda del anciano y disfrutar de los cariños que este le puede propiciar. También son muy movidos y alegres, algo que reducirá la sensación de estrés o depresión que la persona mayor pueda experimentar.

Mestizos

Los perros mestizos siempre son los más agradecidos de un buen trato y una buena compañía, por lo que también son muy beneficiosos para una persona mayor. Es aconsejable que estos no sean de un tamaño tan grande y que sean manejables por parte de su dueño y también es mejor que sepamos su proveniencia y su carácter antes de adoptarlo, para evitar inconvenientes.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.