¿Por qué mi perro se lame las patas?

Bulldog lamiéndose las patas.

A veces los perros adquieren hábitos que no comprendemos. Uno de los más comunes es lamerse las patas constantemente, algo que si bien no tiene por qué reflejar un problema grave, sí puede deberse a ciertos factores que debemos tener en cuenta. Te contamos cuáles son los motivos más frecuentes que desencadenan este extraño comportamiento.

1. Alergia. Muchas alergias se manifiestan en el perro a través de picor y molestias en la piel de las patas. Puede estar ocasionada por una gran variedad de motivos, desde picaduras de insectos hasta algún producto químico con el que haya tenido contacto el animal, pasando por algunos alimentos. Si vemos enrojecimiento, erupciones u otras irregularidades en la zona, debemos acudir cuando antes a una clínica veterinaria.


2. Higiene. A veces los canes usan los lametazos como método de higiene. Si notamos que nuestro perro se lame frecuentemente algunas zonas del cuerpo, deberemos comprobar si está sucio y darle un baño para acabar con el problema.

3. Heridas o lesiones. En estos casos, los lametazos suelen venir acompañados por cojeo y apatía. A veces se trata de daños en las articulaciones, mientras que en otras ocasiones encontramos heridas u objetos clavados. Tendremos que examinar bien las patas de nuestra mascota y hacer que reciba atención veterinaria.

4. Parásitos u hongos. La picadura de algunos insectos provocan un fuerte picor en el perro, que tratará de calmar mediante mordiscos y lametazos. Las pulgas son un buen ejemplo de ello. Por otro lado, si las patas del animal desprenden mal olor, lo más seguro es que se trate de hongos, tan sólo eliminables a través del tratamiento médico adecuado.

5. Absorción de vitaminas. Estos animales lamen sus patas para absorber las vitaminas que les proporciona el sol, pues ellos no metabolizan la vitamina D como nosotros. En su caso, la vitamina se acumula en la grasa superficial de su pelaje, sin absorberse automáticamente. Por ello, recurren a los lametazos como medio de absorción.

6.  Aburrimiento o ansiedad. Si el perro no realiza la actividad física suficiente, tratará de calmar su ansiedad mediante este tipo de comportamiento. Lamiendo sus patas genera endorfinas, “compensando” en cierto modo la falta de ejercicio.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *