Perros potencialmente peligrosos: dejará de primar la lista de razas

Perro con la boca abierta

Una buena noticia para los dueños de perretes y animalistas en general es la reforma de la ley 50/99 (que en principio comenzará en mayo), en la que dejará de primar la lista oficial de perros potencialmente peligrosos para solo tener en cuenta el comportamiento del animal.

Sin duda un cambio importante que afectará a los dueños de perros potencialmente peligrosos y por fin dejará de lado los prejuicios. En este artículo veremos precisamente de qué trata la dichosa lista, y además hablaremos de otras modificaciones muy interesantes que se incluirán en la modificación de la ley.

¿Cuáles son los perros potencialmente peligrosos?

Doberman

Los perros potencialmente peligrosos, también conocidos por la sigla PPP, son perros que se considera que pueden tener un carácter agresivo y ser más propensos a los ataques (aunque esto es muy relativo a la educación del perro y a la necesidad que tiene de soltar energía, como veremos más adelante).

En España, hasta hoy la ley 50/99, de perros potencialmente peligrosos, incluía 9 perros considerados un peligro potencial.

La lista oficial de perros potencialmente peligrosos

Rotweiler

No nos detendremos en mucho detalle en esta lista, ya que se trató en su momento en este otro post de perros peligrosos. Según la legislación española, la lista incluye las razas siguientes:

  • Akita inu
  • American staffordshire terrier
  • Dogo argentino
  • Fila brasileiro
  • Pit bull terrier
  • Rottweiler
  • Staffordshire bull terrier
  • Tosa inu

Otras características de los perros peligrosos

Perro agresivo ladrando

La lista, sin embargo, también apunta a los cruces de estas razas con otros perros, y reúne unas características que, de cumplirse, incluirían al perrete como perro potencialmente peligroso aunque no perteneciera a ninguna de las razas apuntadas. Estas características, a grandes rasgos, incluyen:

  • Un pecho ancho y musculado.
  • Cabeza voluminosa, con mandíbulas fuertes.
  • Patas con músculos marcados y fuertes.
  • Cuello corto, musculoso y ancho.
  • Un peso de más de 20 quilos.
  • Pelo corto.
  • En general, un aspecto robusto, musculoso y fuerte.

¿Condiciona la raza la agresividad?

Perro en blanco y negro

El gran avance que vendrá con la modificación de la ley 50/99 es que se eliminará la lista. Como puedes imaginarte, numerosas asociaciones animalistas y amantes de los animales, y los perros en particular, están tremendamente a favor del cambio, porque elimina prejuicios respecto a la raza que no son del todo ciertos.

Porque, aunque es verdad que los perros considerados hasta ahora potencialmente peligrosos tienen un comportamiento que puede dar pie a situaciones peliagudas, no es cierto que sea simplemente la raza lo que condiciona que un perro sea agresivo o no, como veremos a continuación.

El carácter de los PPP

Perro atado

Es evidente que los perros de estas razas tienen una serie de necesidades que, de no cumplirse, el animal puede desahogarse con un comportamiento que se podría considerar agresivo, además de menos paciencia o un instinto protector hacia su manada más elevado. Los perros no nacen siendo agresivos, muchas veces es el ambiente (en efecto, las personas) los que condicionan a comportarse así.

Por ejemplo, comportamientos humanos deleznables como entrenar el perro para que ataque o manteniéndolo atado constantemente, pueden influir en el carácter del perro, así como traumes que provoquen miedo en el animal y que lo lleven a exhibir un comportamiento de estas características.

Perro bostezando

No ayuda que la legislación en España sea especialmente laxa a la hora de tener animales y que, por desgracia, estos acaben en manos de irresponsables que vean a estos preciosos animales más como un objeto para satisfacer sus necesidades que como un compañero.

En definitiva: la manera como el propietario trate y entrene a su perrete es fundamental a la hora de forjar el carácter del animal. Como siempre y en todos los ámbitos, la educación de perro y amo es el quid de la cuestión.

Cómo educar a los perros potencialmente peligrosos

Perro negro

Ya hemos visto que el tratamiento que dispensen los humanos a los perros potencialmente peligrosos es una de las cuestiones clave para que estos animales no desarrollen conductas agresivas.

De hecho, un rottweiler no tiene por qué ser más agresivo que un chihuahua (aunque está claro que el primero impone más). Especialmente si criamos a nuestro perro desde muy joven y crece en un hogar en el que se siente seguro y querido, y en el que se refuerzan las conductas amistosas, nuestro perro será un cacho pan incapaz de hacerle daño a una mosca.

Perro enseñando los dientes

Pero ¿qué pasa si estas conductas agresivas se producen de manera aparentemente espontánea? Entonces, en primer lugar debemos identificar qué es lo que ha motivado el comportamiento (un miedo, el deseo de proteger a la familia…) i, sobre todo, trata al animal con calma, ya que estos animales pueden notar si estás nervioso, cosa que empeoraría la situación. También es importante que consultes con un experto en comportamiento animal para solucionar el problema de raíz y empezar a tratarlo. Mientras más tardes, peor, ya que la agresividad podría enquistarse y convertirse en un problema recurrente.

El proyecto de ley

PPP

Finalmente, aunque la modificación de la ley 50/99 acata especialmente a los perros potencialmente peligrosos, hay otros puntos muy interesantes que se quieren revisar:

  • En primer lugar, se quiere crear un registro con las entidades de protección animal presentes en España y, además, combinarlo con un marco de formación dirigido a sus profesionales. La ley quiere aplicar otros registros, por ejemplo, uno de todos los animales de compañía del país y un registro de criadores oficiales (para que no pueda serlo cualquiera). Asimismo, también se quiere lanzar un registro que identifique a todos aquellos denunciados por maltrato animal para que no puedan registrar ningún animal a su nombre.
  • Además, se prevé que identificar a los animales de compañía sea obligatorio dentro de sus primeros tres meses.
  • También destaca que se quiere modificar el acceso de los perros acompañantes a lugares públicos para que sea lo más amplio posible.
  • Finalmente, también se prevé que aumentaran las penas para aquellos que maltraten a los animales.

Sin duda, la ley de los perros potencialmente peligrosos es algo muy positivo tanto para los propietarios y la imagen de estos animales, además, la ley incluye otras mejoras. Dinos, ¿Conocías esta ley? ¿Qué te parece? ¡Recuerda que puedes contárnoslo todo en un comentario!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Miriam Rodríguez dijo

    ¿Entonces sólo se va a tener en cuenta la potencial peligrosidad del perro cuando ya ha HERIDO DE GRAVEDAD o MATADO a una persona o a otros animales domésticos/mascotas??? ¿Dónde queda la PREVENCIÓN?? ¡Porque los dueños son los primeros sorprendidos cuando sus perros ATACAN!! ¡O te sueltan la típica frase «sólo está jugando» cuando su perro ha mordido a una persona u otro animal de compañía!!!!