El pescado, ¿bueno o malo para los perros?

Carlino o Pug comiendo.

Una duda frecuente respecto a la alimentación del perro es la de si el consumo de pescado resulta perjudicial o beneficioso para este animal. Lo cierto es que determinados tipos de pescado sí proporcionan vitaminas y minerales a los canes, siempre que estén cocinados de la manera adecuada y no los convirtamos en la base de su dieta.

Beneficios del pescado

Podemos incluir este alimento en la dieta de nuestro perro, siempre que lo hagamos de la forma correcta, pues aporta beneficios como los siguientes.

• Rico en Omega 3. Este ácido graso ayuda al animal a prevenir enfermedades cardiovasculares, paliar los dolores articulares y mejorar el aspecto del pelo y la piel.

• Aporta vitaminas de los grupos A, B y D.

• Contiene minerales. Entre ellos, calcio, zinc, magnesio y yodo.

• Ayuda a regular el nivel de colesterol. Gracias a su alto porcentaje de grasas insaturadas, presentes sobre todo en el pescado azul.

• Favorece la regeneración de tejidos y células. Esto fortalece los músculos y favorece el buen funcionamiento del organismo.

¿Qué tipos de pescado puede comer el perro?

En principio, tanto el pescado blanco como el azul son beneficiosos para los canes. Sin embargo, hemos de tener en cuenta algunos detalles; por ejemplo, el pescado azul es más calórico, por lo que no es conveniente para perros con sobrepeso. En general, los más recomendados para ellos son el salmón, atún, caballa, arenque, merluza y las sardinas.

¿Cómo prepararlo y servirlo?

Podemos dárselo fresco o en lata (siempre enlatado al natural y bajo en sal), siendo la primera opción la más recomendable. Para ello, hemos de retirar las espinas y la piel, para después cocinarlo hervido o a la plancha (nunca frito o rebozado), a una baja temperatura, sin superar los 70 grados, para que conserve intactas sus propiedades. Una vez se haya enfriado lo suficiente, lo servimos con un poco de aceite de oliva.

Podemos mezclarlo con otros alimentos, como zanahoria o arroz hervido. No obstante, no debemos servirlo jamás junto al pienso del animal, ya que los alimentos naturales requieren un proceso digestivo diferente al de los piensos comerciales. Asimismo, no hay que abusar del pescado, pues con una vez a la semana es suficiente.

Consultar con el veterinario

Antes de incluir cualquier alimento en la dieta del animal, tenemos que preguntar al veterinario. Él nos indicará las cantidades recomendables para nuestro perro y nos explicará cómo hacerlo de la forma adecuada. Este paso es fundamental para su bienestar.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *