Pioderma en perros

Una de las enfermedades más comunes en los perros y que a su vez afecta drásticamente la piel de los mismos, es la Pioderma. Dicha enfermedad tiene síntomas que pueden llegar a ser bastante repulsivos tanto para el dueño como para el can, entre los síntomas más frecuentes se encuentran un olor desagradable en la piel del animal acompañado de una gran irritación.

Por fortuna para nuestra mascota, existen tratamientos con los cuales vamos a combatir cada uno de los síntomas causados por esta enfermedad, además si aplicamos el tratamiento correcto el animal podrá recuperarse completamente sobre todo en la piel.

¿Qué es la enfermedad de la Pioderma?

Esta es una enfermedad que por lo general ataca a los perros. Es provocada por ciertas bacterias que pertenecen a la familia de los estafilococos que le causen al animal una grave infección en su piel.

Es muy importante que tengamos en cuenta que generalmente la Pioderma aparece como resultado de otras enfermedades que de igual manera hacen que la piel empiece a mostrar signos de debilidad, además pierde por completo su función principal, la cual es servir como muro protector en contra de los agentes infecciosos e igualmente de la capacidad que tiene para resguardarse de cualquier tipo de agresión.

Cuando ocurren situaciones como la anteriormente mencionada, las bacterias no pierden la oportunidad y aprovechan para multiplicarse en la piel de nuestro perro. Las enfermedades que hacen al animal más vulnerable a la Pioderma son los parásitos, las alergias y las defensas bajas.

Los parásitos

El demodex es una especie de acaro que suele hospedarse en el interior de las glándulas que producen el pelo del can, dañando su piel y al mismo tiempo los hace más propensos a la Pioderma.

Las alergias

Estas frecuentemente hacen que la piel del can se vuelva más frágil, lo que lo hace más vulnerable a padecer de esta clase de enfermedades. Por ejemplo, la alergia ambiental, que también se le conoce con el nombre de atopia, la mayoría del tiempo viene en conjunto con la Pioderma.

Las defensas bajas

Por lo general, estas pueden ser causadas debido a diversos factores como es el caso de los tratamientos con glucocorticoides.

Síntomas de la Pioderma

Dependiendo de las capas de piel que se encuentren dañadas, la Pioderma la podemos dividir en dos partes, la profunda y la externa.

Pioderma profunda

Esta no solo causa graves daños en la dermis de nuestra mascota, sino que también puede dispersarse hasta alcanzar la mayor parte del tejido hipodérmico.

Pioderma externa: afecta solamente la parte exterior de la piel.

En los dos casos de Pioderma, el animal suele sentir una fuerte irritación en su piel causando que tenga que rascarse de forma frecuente, además de la alopecia que provoca la caída de pelo y pude ser bastante amplia.

Cuando un perro se rasca demasiado trae como resultado la alopecia al igual que algunos cambios foliculares. Tanto el olor desagradable de la piel como las costras, suelen convertirse en un problema muy molesto para nuestra mascota.

Los cambios en las glándulas que producen el pelo, es de igual manera muy frecuente, sin importar si se trata de una inflamación de estas, que en este caso es conocida con el nombre de foliculitis bacteriana canina, muy común dentro de la Pioderma externa o por otro lado el deterioro, el cual se le denomina forunculosis, que por lo general suele aparecer en el tipo de Pioderma más profunda.

Dentro de esta última, igualmente podemos encontrar nódulos y ulceras en la dermis del can.

Diagnóstico de la Pioderma

Una consulta es lo ideal para este tipo de enfermedad, es por esto que el veterinario es el único que puede ofrecernos un mejor diagnostico analizando cada uno de los síntomas del animal, que para entonces ya deberían ser muy notables y además, el mismo puede guiarse a través de un análisis de las células, llamado citología, y también por medio de una biopsia.

Como ya mencionamos en varias oportunidades, la Pioderma también puede ser causada debido a otro tipo de enfermedades que deterioran la piel, por lo tanto, es sumamente importante que podamos detectarlas para garantizarle a nuestra mascota el tratamiento adecuado.

Tratamiento de la Pioderma

Debido a que la enfermedad de la Pioderma es causada por bacterias, su tratamiento debe basarse principalmente de la aplicación de antibióticos, que tenemos que darle al perro mediante vía oral.

Generalmente, la mayoría de los antibióticos son bastante efectivos para contra esta enfermedad, sin embargo, los más adecuados en estos casos son los siguientes, las cefalosporinas, las sulfamidas que son potenciadas y también los betalactámicos, como es el caso de la amoxicilina.

No obstante, estos que acabamos de mencionar tienen que añadir algún tipo de solución para lograr que las bacterias opongan algún tipo de resistencia al tratamiento aplicado, como el ácido clavulánico.

Para estas situaciones lo más recomendable es un antibiograma, que en otras palabras se trata de un examen que se realiza a la bacteria responsable y a su vez a la sensibilidad que tiene la misma hacia los antibióticos. Si lo que queremos saber es cuál es el más eficaz para erradicar por completo este microbio.

Este examen es el más apropiado para aquellas situaciones en las que el tratamiento no da señal de mejoría después de una semana de haberse aplicado.

El tiempo que dura el tratamiento es una parte muy importante para poder curar la Pioderma en los perros, debido a que el mismo se le debe colocar durante todo un mes si se trata de una Pioderma externa, en cambio sí es la profunda, lo más mínimo sería un mes y medio aproximadamente.

Para aumentar la eficacia del tratamiento y de los resultados que vamos a obtener, podemos utilizar la terapia antibiótica en conjunto con algún champú específico para tratar la Pioderma canina, en otras palabras, la aplicación de un champú especial para esta enfermedad de la piel hacer que los resultados sean muy positivos.

La mayoría de las veces estos champús contienen alguna clase de antiséptico, como por ejemplo la clorhexidina, que mata casi todas las bacterias que se encuentran ocultas en la piel.

¿Cómo prevenir la Pioderma?

Para prevenir esta enfermedad, lo más importante es mantener cada uno de los cuidados básicos al día, como por ejemplo la desparasitación periódica, el baño y todo lo relacionado con su salud.

Esto es esencial para que más adelante el perro no vuelva a contraer está molesta enfermedad. Igualmente, no podemos olvidar que debemos llevar al animal a una consulta veterinaria aproximadamente cada seis meses máximo 12, para que el especialista realice análisis generales, de esta manera será más sencillo detectar no solo la Pioderma sino también otra clase de enfermedades.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.