Plaquetas bajas en perros

Uno de los trastornos que más pueden preocuparnos de nuestros perros es cuando tiene un recuento bajo de plaquetas.

Cuando este número es en exceso bajo estamos hablando de una condición llamada trombocitopenia. Sin embargo y aunque esta situación pueda poner en peligro la vida del perro, con los debidos cuidados y cumpliendo con los tiempos de tratamiento, es posible una recuperación total de la mascota.

Síntomas

Cuando el número de plaquetas en la sangre del perro es bajo esto es determinado por un análisis de sangre que permita la detección temprana.

Sin embargo hay que prestar la atención a una serie de factores externos como algún sangrado anormal, especialmente en las membranas mucosas como la boca, la nariz, el ano y las orejas.

En el caso de los perros que son muy jóvenes, el sangrado anormal se manifiesta en las encías, especialmente en el proceso de cambio de dientes de cachorro a perro adulto. Es importante destacar que algunas de estas enfermedades tienen un origen hereditario o se trata de un problema congénito.

Es posible que tu perro manifieste a temprana edad un funcionamiento anormal en las plaquetas de la sangre, en otras palabras, que las células no se adhieran unas otras.

Algunas razas tienen predisposición a sufrir de plaquetas bajas, siendo muy propensos a tener trombocitopatía hereditaria y el primer signo es la acumulación de puntos morados o negros en las aletas de las orejas.

El resultado es igual que en los seres humanos, las heridas tardan mucho tiempo en cerrarse por lo que un pequeño corte o un pequeño accidente doméstico puede causar un sangrado excesivo.

Hay también algunos factores conductuales que pueden ser parte síntomas de que las plaquetas están muy abajo. ¿Está tu perro débil o decaído y no quiere ni siquiera compartir tiempo contigo? Muy posiblemente tenga las plaquetas bajas.

Causas

La leucemia es una enfermedad en la sangre que provoca un debilitamiento del conteo de las plaquetas. Lo que sucede finalmente es que las plaquetas desaparecerán por completo del sistema inmunológico.

El linfoma es un tipo de célula cancerígena que puede afectar la cantidad de plaquetas y otros componentes en la sangre. Hay ciertas enfermedades raras donde el perro crea anticuerpos que destruyen sus plaquetas, además de otras infecciones más comunes, como la de las garrapatas que destruyen las plaquetas de la mascota. Algunas veces la causa en más simple, se trata de heridas con hemorragias que pueden provocar la pérdida normal de estas células.

En resumen,  hay algunos síntomas que pueden demostrar que el perro tiene una bajada de plaquetas y todas están centradas en su comportamiento.

Por ejemplo y si el perro tiene moretones en la piel es un sinónimo de baja coagulación en la sangre. Si tiene dificultad para incorporarse o caminar, sangra en la orina, en las heces y mucosas como la nariz, también hay un problema de plaquetas manifiesto.

Diagnóstico

Para tener un diagnóstico acertado, además del visual, es importante ir a un veterinario que puede practicar distintos análisis a nivel físico y bioquímico al perro, así como pedir una prueba en el que se haga el conteo de plaquetas.

Además puede pedir otros exámenes como el control de electrolitos. Es muy importante en la visita al veterinario que le contemos con detalle el estado de ánimo del perro, por lo que es trabajo de nosotros el observar detenidamente a la mascota y ser muy específico con los momentos y las horas.

Muchas veces el resultado de estas pruebas pueden indicar anemia, que puede ser una causa subyacente para el sangrado, y en este sentido es fácil tomar medidas.

No obstante si el problema persiste y se ha detectado algún síndrome en el perro, especialmente si es una de las mencionadas razas por predisposición genética para estas enfermedades, hay que tomar otras medidas.

Quizás se requieran exámenes más detallados para poder determinar el funcionamiento de las plaquetas, el tiempo de protrombina y el tiempo de tromboplastina parcial. En otras palabras, se busca detectar si hay dificultad de las plaquetas para que se puedan unir entre sí.

Otra prueba simple que puede hacer un veterinario es hacer una mínima incisión en la parte interior de la mejilla. Con esta prueba el veterinario puede determinar la cantidad de sangre y el tiempo que tarda en curar la herida.

Entre otras cosas que puede hacer el veterinario está realizar una transfusión de plaquetas, recetar suplementos a base de hierro para que ayuden a la producción de las plaquetas, administrar corticoides o algún tipo de medicación oral o intravenosa que pueda ayudar al perro en su condición.

Cuidados

Como dueños podemos hacer mucho para que el perro pueda recuperarse y tenga su misma calidad de vida.

Primeramente y una vez recibido el diagnóstico del veterinario, es el momento de buscar el tratamiento que se nos ha indicado para eliminar o contrarrestar la enfermedad. Por ejemplo y si se trata de la enfermedad dela garrapata entonces hay que tener cuidados especiales dentro de la casa hasta que las plaquetas suban.

Además, hay algunos remedios caseros que pueden ayudar a que nuestra mascota suba las plaquetas. Como ejemplo, hacemos bien en mantener al perro hidratado con suficiente agua fresca y en un recipiente que se pueda cambiar veces al día.

En caso de que el perro no esté de estado de ánimo, podemos darle cubos de hielo para ayudarle a beber.

Por otra parte el caldo de pollo es muy útil para subir las plaquetas y no sólo funciona en los seres humanos. Un caldo con las patas de pollo, zanahoria, patata, cebolla y apio puede ser muy nutritivo. En el caso de las verduras, podemos triturarlas para que queden a modo de crema o en dado caso podemos colar los ingredientes sólidos para dejar un caldo.

Otros alimentos que son ricos en hierro son el hígado de pollo y la ternera, que pueden facilitar la mejoría en el perro. El agua de coco natural también aporta hierro vitaminas A y C y calcio. Todos  estos factores ayudan al incremento de las plaquetas.

Finalmente se recomienda mantener al perro en la casa durante algunos días y dejar que recupere sus energías en reposo, sin estar en contacto con otros animales ya que estos pueden estar contagiados de garrapatas y pueden causar una lesión que empeore el cuadro clínico.

Estos remedios caseros son muy efectivos, pero de ninguna manera sustituyen el diagnóstico del veterinario y la medicación que deba ser tomada. Hay que recordar que hay que estar muy pendientes del comportamiento del perro y estar atentos a los cambios, positivos o negativos, para que el perro pueda volver de nuevo a sus actividades y ser de nuevo feliz a nuestro lado.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Categorías

Enfermedades

Mi nombre es Lurdes y entre mis aficciones se encuentran las de escribir y leer. Soy una gran amante de los animales y llevo desde que llevaba pañales rescatando y cuidando de ellos. Me paré en tercero de B.U.P y actualmente estoy estudiando la medicina alternativa, temática que también me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.