Por qué mi perro aúlla cuando me voy

Husky siberiano aullando

Imagen – Nuncajamascocker.blogspot.com

Debido a nuestro estilo de vida, muchas veces tenemos que dejar a nuestro perro algunas horas solo en casa. Esto, a la gran mayoría no les suele gustar nada, pues estos animales viven siempre en grupos familiares, y por lo tanto, no saben estar sin sus seres queridos.

A estos peludos les puede sentar tan mal nuestra ausencia que al volver nos encontraremos la casa hecha un desastre: cojines y su propia cama rotos, la puerta toda arañada… Incluso puede que algún vecino se queje del ruido que ha hecho el animal. Si te has llegado a preguntar por qué mi perro aúlla cuando me voy y qué puedes hacer para evitarlo, no dudes en seguir leyendo.

¿Por qué mi perro aúlla cuando me voy?

Se siente solo

Es el motivo más común. Como comentábamos, el perro es un peludo que vive en familia. Cuando nos vamos, él no sabe que realmente sólo nos ausentaremos unas horas y que terminaremos volviendo; él lo único que sabe es que nos vamos y lo dejamos en casa.

A veces su tristeza es tal, que empezará a aullar, con aullidos largos y fuertes que pueden ser oídos a mucha distancia de su hogar. Y, claro, cuando eso pasa, los vecinos lo más probable es que se quejen.

Ansiedad por separación

Es un problema que tienen los perros que sienten un gran apego por su cuidador; es decir, que son muy dependientes de él. Cuando el humano se va, el can ladrará de manera incesante, llorará, aullará e incluso puede terminar haciéndose heridas.

En esos momentos de profunda tristeza, se le activará el estado de alerta y supervivencia, con una ansiedad tan grande que no podrá controlar.

¿Qué hacer para que no aúlle?

Hay varias cosas que hay que hacer, que son:

  • Establece una rutina de paseos: el perro tiene que salir a pasear, como mínimo, 3 veces al día, por la mañana, al mediodía y por la noche. Antes de irte a trabajar, saca al perro a dar una vuelta de unos 20 minutos (como mínimo); mejor si lo llevas a correr o con la bicicleta.
  • Cuando te vayas a trabajar, no le hagas caso: no le digas adiós, ni le des caricias, ni le prestes atención alguna en los 15 minutos antes de salir. Así verá que no pasa nada.
  • Cuando vuelvas, ignóralo hasta que se calme: lo más probable es que salte de alegría y ladre, pero no tienes que hacerle caso. Dale la espalda hasta que se haya tranquilizado.
  • Ayúdale colocándole un collar tranquilizante: como el Adaptil. Al estar impregnado de feromonas sintéticas que trasmiten las perras que acaban de ser madres para que sus cachorros estén tranquilos, ayudará a tu perro a estar mucho más calmado en tu ausencia. También lo puedes conseguir en difusor.
  • Déjale un Kong relleno de comida: así podrá tener algo con lo que entretenerse.

Perra de la raza San Bernardo

Si no ves mejoría, no dudes en consultar con un etólogo canino que trabaje en positivo.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *