Por qué mi perro se orina en todas partes

Una de las costumbres más molestas y difíciles de eliminar de los perros es la de orinar en cualquier rincón de nuestra casa. Ya sea el sofá, la alfombra o la cama, a veces nuestros pequeños se obsesionan con marcar determinadas zonas. Incluso puede que dosifique su orina por todas partes cuando pasean por la calle. Esta conducta tiene una explicación y, por supuesto, una solución.

Una cuestión de instinto

Cuando los perros orinan por varios rincones, están siguiendo sus instintos más primarios. Se trata de una forma de marcaje territorial, ya que de esta manera dejan su olor en las zonas que quieren hacer suyas. Así, indican a otros animales que ellos son los dominantes.

Principalmente, son los machos los que actúan de esta forma. Aunque algunas hembras también suele hacerlo, especialmente durante el ciclo de celo.

La información que transmiten

Mediante la orina, los canes transmiten todo tipo de información a los demás perros. Estos animales utilizan el orín para comunicarse. Entre otras cosas, se informan sobre su edad, sexo, estado de salud, etc. De esta forma, son capaces de reconocerse los unos a los otros tan sólo mediante el olor de su orina.

Es por ello que los perros suelen orinar siempre en los mismos sitios durante el paseo. Así refuerza su marcaje y renueva una y otra vez su liderazgo. En casa, ocurre lo mismo.

Causas principales

Como decíamos, esta conducta tiene su explicación. Puede derivarse de varias causas, entre las que encontramos las siguientes:

  1. Falta de aprendizaje. En los cachorros, la costumbre de orinarse en cualquier rincón es completamente normal. Aprender a hacer sus necesidades en el lugar adecuado requiere su tiempo, además de mucha paciencia por nuestra parte. Una vez se hacen adultos, también pueden aprender, pero puede que les resulte algo más difícil.
  2. Nerviosismo, alegría o miedo. Esto se da sobre todo en perros muy jóvenes que todavía no tienen el control suficiente sobre su cuerpo. Es común que se orinen involuntariamente cuando les invade alguna emoción intensa como el nerviosismo, la alegría o el miedo. También es frecuente en canes ancianos.
  3. Llamada de atención. Estos animales son sociables por naturaleza, sensibles y empáticos. Si se sienten ignorados, pueden recurrir a cualquier método para llamar nuestra atención. Uno de ellos es la orina. Los perros saben que de esta forma les prestamos atención, aunque sea para regañarlos.
  4. Marcaje. Como decíamos anteriormente, esta conducta viene dada por el marcaje territorial. Es más frecuente en machos, y aunque se cree que puede ser eliminado mediante la castración, muchas veces se mantiene tras la operación.
  5. Problemas de salud. Algunos problemas de salud pueden hacer que el perro pierda el control de su esfínter. En concreto, los trastornos del tracto urinario, las enfermedades renales y los problemas neurológicos, provocan esta conducta.
  6. Incontinencia por la edad. Al igual que ocurre con los seres humanos, los perros pueden sufrir incontinencia al llegar a una edad avanzada. A pesar de ser algo natural, debemos consultar esta cuestión al veterinario.
  7. Ansiedad por separación. Un perro con ansiedad por separación puede reaccionar de muchas formas cuando se queda solo. Son muy frecuentes, por ejemplo, los comportamientos destructivos. También lo es el exceso de orina, ya que el miedo y los nervios le llevan a orinarse encima.

El mito de la castración

Hace décadas que nació un falso mito sobre todo esto, y aún hoy sigue estando muy extendido. Se dice que la castración elimina este hábito, pero lo cierto es que no tiene por qué ser así. Esta operación sólo es efectiva si el origen del problema es el marcaje territorial. De lo contrario, no serviría de nada.

Además, esta medida sólo puede tomarse si el animal aún es joven y no tiene ningún problema de salud. Si no es así, habrá que lidiar con el problema de otra manera.

¿Qué hacer?

La solución del problema depende de su causa. Por ello, debemos optar por una medida u otra.

  1. Educación. Muchas veces esta conducta viene dada por una educación incorrecta. No es fácil lograr que nuestro perro aprenda a hacer sus necesidades en la calle, pero podemos lograrlo con tiempo y paciencia. La clave está en los largos paseos y en el refuerzo positivo; cada vez que el animal actúe adecuadamente, hemos de premiarlos con caricias, palabras amables y golosinas.
  2. Ejercicio. Para que un can aprenda estas órdenes, tiene que tener su cuerpo y mente equilibrados. Para ello es necesario el ejercicio diario. Con dos o tres paseos diarios será suficiente.
  3. Atención. Si el pequeño no se siente querido, puede que adopte esta conducta para llamar nuestra atención. En este sentido, es muy importante que le ofrezcamos las atenciones y cariño que necesita. Así no se sentirá “obligado” a recurrir a esta técnica.
  4. Cuidados veterinarios. Como hemos visto, el exceso de orina puede tener su causa en un problema de salud. Es imprescindible, por tanto, acudir cuanto antes al veterinario si notamos cualquier anomalía en este sentido.
  5. Productos repelentes. En el mercado existen productos especiales que para repeler a los perros. Pueden pulverizarse sobre los sofás, los muebles, las paredes, etc. En teoría, estos productos hacen que el animal no orine sobre estas zonas, pero debemos tener cuidado, ya que si no están fabricados correctamente pueden ser tóxicos. Lo mejor es consultarlo previamente con el veterinario.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.