Cuándo utilizar Primperan

El primperan es un medicamento veterinario

El Primperan es un medicamento indicado para cuando aparecen problemas intestinales. Es un medicamento que resulta adecuado para niños y adultos, y también para perros, ya que son  muchos veterinarios los que lo recomiendan.

Si bien es cierto que los perros suelen tener sus propios medicamentos, hay algunos para humanos que se pueden usar de la misma forma en los perros, siempre bajo prescripción del veterinario y respetando las dosis, que pueden variar. Este medicamento es muy conocido por ayudar a restablecerse al estómago cuando hay problemas.

Qué es el Primperan

Los perros que vomitan a veces toman primperan

La forma genérica de este medicamento es la metoclopramida, y se define con un antiemético. Esto significa que el medicamento lo que hace es inhibir la acción de vomitar y las náuseas cuando nos encontramos mal. Se utiliza normalmente para prevenir náuseas ante tratamientos o para tratar las náuseas y vómitos que se pueden producir por diferentes motivos, desde migrañas a intoxicaciones. Este medicamento ha sido formulado para humanos, aunque son muchos los veterinarios que extienden su uso a los perros porque no les afecta negativamente y los efectos son los mismos que en las personas.

Antes de dar Primperan

Los medicamentos pueden causar problemas a perros que tengan alguna patología o problema, por lo que ante todo nunca debemos administrar un medicamento sin las instrucciones y la supervisión del veterinario. Normalmente no se recomienda este medicamento cuando hay problemas de alergia a los componentes, cuando hay problemas estomacales como perforaciones o hemorragias, cuando hay epilepsia o problemas en los riñones o el corazón. En todo caso el veterinario debe realizar una evaluación del estado general de salud del perro antes de administrarle los medicamentos para estar seguro de que estos no causan ningún problema que se pueda agravar.

Por qué vomita el perro

Existen muchas causas diferentes por las cuales los perros pueden vomitar. Si se trata de algo puntual y vemos que no vuelve a vomitar y sigue comiendo de forma normal simplemente le habrá sentado mal algo. Hay que palparle el estómago para ver si siente dolor. Pero en muchas ocasiones los vómitos están relacionados con enfermedades que agravan la situación ya que vienen de algunos virus fuertes que ponen en peligro incluso la vida del perro como el parvovirus o el moquillo. En estos casos la visita al veterinario debe ser inminente, ya que el Primperan solo ayudará a que vomiten menos pero no curará al perro.

El perro también puede vomitar porque cuenta con problemas estomacales, como acidez de estómago o simplemente un estómago delicado. En estos casos será fundamental adecuar la dieta del perro y utilizar piensos de calidad, algunos de los cuales están formulados para los perros más sensibles o para aquellos que tienen alergias.

Otra de las causas del vómito pueden ser los parásitos internos. Los perros deben desparasitarse interna y externamente cada cierto tiempo, por lo que esto debe llevarse al día. Si cuentan con muchos parásitos internos estos les causarán problemas en los intestinos y el estómago que pueden traducirse en vómitos y diarrea.

La dieta del perro también puede llevar a problemas en el estómago, sobre todo si la cambiamos repentinamente. El perro se habrá adaptado desde pequeño a un tipo de dieta y si la cambiamos o esta es deficiente puede hacer que no tolere ciertos alimentos y termine vomitando, aunque en estos casos con un reajuste de la dieta tendremos todo controlado.

Otra cosa que puede suceder si vemos que el perro tiene vómitos constantes es que haya sido envenenado. En este caso siempre debemos acudir al veterinario para que le de medicación y actúe de forma rápida, pues algunos venenos pueden poner en peligro la vida del perro. El Primperan le ayudará a reponerse una vez haya sido tratado del veneno.

Cuándo hay que preocuparse

El Primperan se utiliza cuando el perro tiene muchos vómitos y diarrea, lo que le puede llevar a deshidratarse. Si se trata de un cachorro o un perro mayor la situación es todavía más preocupante, ya que son más vulnerables a estas situaciones. En todo caso, cuando el problema está vinculado a una enfermedad más grave se debe acudir al veterinario. Y si no sabemos reconocer la causa de los vómitos es importante hacerle un chequeo médico para saber la causa, ya sea por la alimentación o por un virus.

Cómo administrar Primperan

El medicamento Primperan debe administrarse según el peso y dependiendo de las necesidades del perro. Será el veterinario el que debe darnos una pauta para administrarlo y no pasarnos con la dosis, ya que no es lo mismo para cachorros que para perros adultos y el peso también importa. Una vez tengamos las pautas hay que darle el jarabe en la forma en la que nos han pautado. En casos en los que el perro se encuentra muy mal el veterinario puede pinchar al perro para que sea más sencillo de administrar y le haga efecto antes. Hay que realizar un seguimiento con el veterinario para saber si el perro mejora con el tratamiento.

Otras medidas

Asegurar la buena salud de nuestro perro es la motivación final para administrar un tratamiento como Primperan, que se enfoca a un solo problema. En general los vómitos suelen ser causados por muchas otras cosas y en esos casos debe ser el veterinario el que paute otro tratamiento que complemente el del Primperan. Cuando el problema es estomacal se deben realizar otras medidas que busquen el restablecimiento de la salud del perro.

Una de las cosas que hay que tener en cuenta es sin duda la alimentación del perro. En estos momentos en los que se encuentra mal seguramente no comerá mucho, pero podemos administrarle líquidos que tengan sales minerales que le ayuden a rehidratarse. Por otro lado, la dieta debe comenzar a administrarse con cuidado, con alimentos como arroz cocido y pollo cocido. Este tipo de dieta le ayudará a mejorar y a volver a tener fuerza mientras que el Primperan habrá parado los vómitos para que el perro no pierda más nutrientes y líquidos. El conjunto de pautas es lo que ayudará a que el perro se restablezca poco a poco. En definitiva el Primperan es una ayuda que debe ser tenida en cuenta en este tipo de casos.

Reacciones que puede tener tu perro con Primperan

Cuida de tu perro si está débil

Has de saber que, nos guste o no, los peros, como el ser humano, puede reaccionar de una manera positiva a la toma de medicamentos, o no. En otras palabras, puedes encontrarte con que esta te dé problemas y sea peor el remedio que la enfermedad. En el caso de un perro con el Primperan, es muy poco habitual que se produzcan reacciones en el animal cuando ese lo toma, pero no podemos obviar que se producen.

Por eso, aquí te vamos a comentar cuáles son las que pueden ocurrir. Si pasa lo mejor es suspender el tratamiento y consultar con el veterinario ya que podría dar algunas otras alternativas a este tipo de medicación, o incluso proponer otros tratamientos menos convencionales.

Entre las reacciones están: descoordinación del cuerpo, postura anormal, temblores, somnolencia, diarrea, incapacidad para mantenerse en pie, aumento de la presión arterial, inquietud, agresividad, etc.

Todas estas situaciones deben ponerte en alerta ya que podrían indicar que tu mascota es «alérgica» a alguno de los componentes y, por ello, no puede tomarlo. Sin embargo, en ocasiones pueden resultar reacciones secundarias que, cuando se suspende el tratamiento, o bien se mantiene en una dosis menor, no aparecen. De hecho, en el caso de que tu perro sufra alguna de ellas pasará en poco tiempo (el medicamento se elimina en las 24 horas siguientes de su ingesta).

Alternativas al Primperan

Muchos dueños no son partidarios de darle medicación al perro, o intentan que esta sea lo más natural posible. De hecho, en el caso del Primperan, hay remedios caseros que pueden ser igual de efectivos (o más) que el propio medicamento. El problema es que no se conocen tanto como este.

Uno de los primeros remedios caseros son las infusiones. No cabe duda de que, cuando un perro vomita, puede ser debido a que hay un malestar en la zona digestiva, que provoca los vómitos. Por eso, utilizar hierbas que ayudan a calmar el aparato digestivo puede solucionar los problemas de vómitos en el animal. En este caso, puedes acudir a un herbolario para que te dé una mezcla de hierbas y le prepares una infusión. No se la beberá caliente, pero sí fría ya que la tomará como agua. Hay que intentar que beba un poco, sin forzarlo.

Otra opción, también médica, es el uso de otro tipo de medicamento para cortar los vómitos. El Primperan es el más conocido, pero los veterinarios tienen otras opciones como puede ser Metoclopramida, Cleboril, etc. Por supuesto, antes de hacer uso de estos conviene consultar al experto ya que pudiera darse el caso de que estos no fueran los más adecuados para tu perro debido a su estado de salud, problemas, etc.

Qué no hacer con tu perro cuando este vomita

El primperan es un medicamento que a veces recetan los veterinarios

Que tu perro enferme no es una situación agradable para nadie. De hecho, puedes preocuparte en demasía y querer que todo vuelva a la normalidad. El problema es que, en ocasiones, tendemos a actuar de una manera que no es la correcta. Por eso, vamos a comentar todo aquello que no deberías hacer si tu perro vomita.

Darle una medicación sin consultar

Es importante que, cualquier tipo de medicamento o tratamiento, pase antes por un experto. El veterinario puede saber si lo que le quieres dar es lo mejor que puede tomar ya que, a veces, puedes darle algo que ponga en riesgo su salud, y teniendo en cuenta que cuando vomita puede estar más débil y su sistema inmunológico estar alterado, las reacciones son peligrosas.

Incluso con remedios alternativos, puede ser interesante ponerle en antecedentes al veterinario ya que él puede conocer si algunos de los componentes de esos remedios es contraproducente para tu mascota.

Esperar que se le pase

Sí, y no. Que un perro vomite no es síntoma de que le pasa algo grave. Puede ser que le ha sentado mal la comida, que se siente indispuesto, o mil cosas más. El problema es si el vómito se produce varias veces, o si este es «anormal». Cuando eso pasa, no puedes quedarte esperando ni pensar que lo llevarás al día siguiente.

En cierto modo, lo mejor que puedes hacer es llamar al veterinario y hacerle un consulta. El experto podrá decirte lo que debes hacer, si mandarle una foto del vómito, acudir a la consulta o simplemente vigilar su estado por si este empeorara.

No darle de comer

Es algo habitual. Cuando un perro vomita se piensa que no debe comer «para limpiarse por dentro». Pero puede ser contraproducente.

Ahora bien, tampoco es aconsejable que se le dé la misma dieta de siempre, sino una más ligera, light o casera, como sería un poco de arroz blanco con jamón york, una sopa de arroz, etc. que ayude a asentar el estómago y veamos si mejora su estado de salud (y sobre todo si retiene alimentos y agua en el estómago).


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Angel dijo

    Muchas gracias por vuestras sabias explicaciones, tan importantes para en casos de emergencia salir del paso.