Qué saber sobre el perro pastor polaco de las llanuras

Perro pastor polaco de las llanuras.

El perro pastor polaco de las llanuras es una raza poco común en los países cálidos. Su denso pelaje le ayuda a protegerse de las bajas temperaturas, y su gran musculatura lo convierte en un animal fuerte, resistente al ejercicio físico y ágil. En cuanto a su carácter, es dinámico, cariñoso y protector con los suyos.

Origen de la raza

Su origen más cercano conocido se sitúa en Polonia, donde era utilizado como perro pastor desde la Edad Media. No obstante, algunas teorías afirman que su nacimiento se remonta a Asia Central, siendo el resultado del cruce entre perros tibetanos de pelo largo y perros húngaros de pelo trenzado, por lo que podría ser familiar de razas como el collie barbudo, el pastor de Brie o el schapendoes. Probablemente, este perro fue introducido en Europa gracias a los comerciantes tibetanos.

Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, el perro polaco de las llanuras estuvo cerca de la extinción, quedando tan sólo unos 150 ejemplares en todo el mundo, pero gracias al esfuerzo de algunos creadores logró mantenerse. Fue en 1959 cuando la raza fue aprobada por el Kennel Club de Polonia, aunque hubo que esperar hasta el 2001 para que fuera admitido por el American Kennel Club.

Comportamiento

Esta raza suele presentar un carácter dinámico, alegre y cariñoso. Es paciente y afectuoso con los suyos, aunque se muestra algo desconfiado con los desconocidos. Algo territorial, es muy protector y se mantiene constantemente alerta ante posibles amenazas. Tiende a ser sociable con los demás animales, aunque se recomienda comenzar con el proceso de socialización cuanto antes.

Es muy inteligente, por lo que aprende las órdenes de adiestramiento rápidamente. Sin embargo, puede ser algo testarudo, lo que quizá dé lugar a algunos problemas. En este caso, el refuerzo positivo sería nuestro gran aliado para su educación.

Cuidados

Este perro necesita buenas dosis de ejercicio diario para equilibrar su energía y trabajar su musculatura. Lo ideal es ofrecerle un total de tres paseos diarios y dosis frecuentes de deportes caninos como el agility. Por otro lado, debemos cepillar su pelaje al menos cada dos días para mantenerlo limpio y desenredado, siempre con cuidado y utilizando los utensilios adecuados. También es recomendable revisar habitualmente la zona de los ojos, las orejas y las almohadillas, para asegurarnos de que no existen heridas o irritaciones ocultas bajo el pelo.

 

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Categorías

Razas Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *