Razones por las que los perros lamen la boca de otros perros

Descubre por qué lamen los perros

¿Alguna vez has ido al parque y has notado que hay un par de perros dándose un tierno beso? O ¿has notado que tu perro lo hace con otro perro? Puede parecer un comportamiento extraño por parte de los caninos e incluso algunos lo ven como un símbolo de amistad y afecto, sin embargo en este artículo vamos a desvelar el misterio de por qué los perros lamen las bocas de otros perros.

Cuando dos perros se encuentran, el perro más tímido entre ambos simplemente va a bajar la cabeza, evitará el contacto visual y finalmente procederá a lamer la boca del otro perro, que es mucho más dominante e inspira más confianza.

¿Qué quiere decirle un perro a otro cuando le lame la boca?

Hay perros que lamen de manera obsesiva

Básicamente, cuando un perro lame la boca del otro, le está diciendo “hola amigo, vengo en son de paz”. Puede parecer algo desagradable, pero este comportamiento es la traducción de un apretón de manos o un beso en la mejilla, para los seres humanos.

Estos “besos caninos” también son frecuentes entre los perros que ya se conocen o son amigos, debido a que están transmitiendo al otro que se van a cuidar por siempre. Cuando los cachorros conocen a otros cachorros, se dan estos besos para demostrar afecto y amistad.

Por supuesto, este comportamiento indica que entre los perros no hay jerarquía, pues una vez que se conocen y hacen su “tratado de paz”, están prometiendo que se van a cuidar entre sí y que confían uno en el otro.

Los besos caninos también indican alerta

Cuando un perro comienza a lamer de manera excesiva la boca del otro, significa que tiene un tumor, un corte o alguna otra herida o condición que necesita atención. Es por eso que debes estar muy pendiente del comportamiento de tus perros, ya que pueden estar señalándote que algo va mal.

Los cachorros también dan besos caninos a sus madres, pero a pesar de que parezca extraño, en este caso el beso no significa afecto. Lo que sucede es que, cuando los perros dejan de ser amamantados y comienzan a digerir alimentos normales, entonces lamen la boca de sus madres esperando a que estas regurgiten algo de comida para ellos, como sucede con las aves recién nacidas.

Si tienes cachorros muy pequeños, entonces debes estar asistiendo al veterinario para que este te asesore en como alimentar bien a tus perros y así estos estén bien nutridos, de manera que no busquen de sus madres para alimentarlos. Recuerda que pasar de leche a alimentos no es un proceso sencillo, por lo que tu veterinario debe indicarte como hacer el cambio.

¿Qué pasa si mi perro lame en la boca a otros perros de manera obsesiva?

Puede ocurrir el caso en que tengas un perro que, nada más ver a otro, vaya corriendo y no deje de lamerlo. Al igual que una persona muy «besucona», en los perros también hay ese tipo de comportamiento y lejos de significar lo que hemos comentado, llega a hacerse pesado, e incluso podría acabar con un buen mordisco del otro perro.

Entonces, ¿quiere eso decir que hay que separarlos si se produce este comportamiento? Sí… y no. En general, el animal debe aprender por sí mismo lo que está bien y lo que no. Por ejemplo, cuando es un cachorro se sabe que lamen mucho más a otros perros, e incluso a los humanos, porque son curiosos, porque les da alegría tener personas y perros que les prestan atención, etc. Ahora bien, todo tiene un límite, y la propia madre es la que se encarga de enseñárselo; así como las reacciones de otros perros.

Por supuesto, esto no quiere decir que si ves que el otro animal se enfada o le muerde, tengas que dejarlo, pero sí has de intervenir lo menos posible.

Muchas veces, esa obsesión por lamer tanto viene debido a que están sobreexcitados, o bien porque hay mucho estrés que hace que tengan una reacción exorbitada con los «besos caninos».

Si ves que no aprende, o que su comportamiento se mantiene, o incluso va a más, es posible que necesites la ayuda de un educador canino, o un etólogo, que ayude a corregir ese comportamiento, que no a eliminarlo por completo. En muchas ocasiones, la conducta del animal viene dada por una causa y, al eliminarla, consigues que se solucione todo.

Además de la boca, ¿qué otras partes se lamen los perros entre sí?

Los perros se lamen entre sí

Si tienes un perro, seguro que te has dado cuenta de que este, cuando se junta con otros, no solo se dedica a lamer la boca de los demás. De hecho, muchas veces no lo hace. Pero sí lame otras zonas, ¿a que sí?

El lamido es un instrumento muy valioso para los perros (y sin embargo, en algunos casos no lo utilizan). Además, es una forma de comunicación. Y no solo lo hacen para lamer la cara, sino también para el lomo, las orejas, los ojos, las patas, y sí, también los genitales.

En general, podríamos decir que es una forma de acercamiento al perro, y de acicalamiento, ya que, como sabes, lamerse es una forma de mantener su higiene, y hacerlo con otros es para que vean que se preocupan por ellos.

También son propensos a lamer las heridas, no solo de los perros, sino también de los humanos. Su saliva es muy beneficiosa, porque ayuda a que las heridas se curen rápido, pero no las de los humanos, sino entre perros. De tal forma que, si lame la herida de otro perro, lo que quiere intentar es mejorar la situación y aliviar el posible dolor para que se recupere cuanto antes.

Razones por las que un perro no lame

Antes de terminar, queremos hablarte de un supuesto que puede ocurrir en un perro: que este no lama a otros. Ni siquiera a ti. No podemos decir que sea una situación grave, porque realmente no lo es, pero sí es llamativa en cuanto a que hablamos de un comportamiento que suelen tener desde cachorros y que mantienen en su etapa adulta.

Sin embargo, hay razones por las cuales un perro puede no lamer. Y son estas:

Un trauma del pasado

En ocasiones, cuando un perro hace una cosa mal, nos enfadamos y le regañamos. Pero cuando es pequeño, o bien cuando la reacción que tenemos es desmesurada, puede provocarle un trauma que le acompañará toda su vida.

Lo mismo sucedería si, en lugar de una persona, quien le provocara el trauma fuera otro animal.

De ahí que aprendiera «por las malas» que no debe lamer.

Demasiado tímido

Otra de las razones por las que un perro no lame puede ser porque es muy tímido, y le cuesta acercarse a otros perros, bien por miedo, por falta de sociabilización, etc. En este caso, no hay que forzarlo, sino esperar que poco a poco coja la confianza que necesita.

Problemas para relacionarse

Si bien muchos podrían pensar que hablamos de lo mismo de antes (el ser tímido), no vamos por ahí. Nos referimos a esos perros que tienen dificultades para conectar con el mundo. Por ejemplo, que no les gusta salir, que no quieren ir a zonas con otros perros, o que simplemente no muestran interés por nada a su alrededor.

En otras palabras, hablamos de animales con dificultades para relacionarse con su entorno. Esto lo hacen no solo con la vista y el olfato, sino también con el gusto. Y ahí es donde entra en juego la lamida. Para ellos, la lamida es también una forma de obtener información y de conocer olores, fluidos e incluso de lograr que sus sentidos se activen (por ejemplo, para saber si estás triste, feliz, enfadado…).

Pero si no lo hacen, es como si el perro se abstrajera de lo que hay a su alrededor, y ese no es un comportamiento habitual en los perros.

Recuerda que si tu perro es muy tímido, debes ayudarlo a hacer amigos

Hay perros que no lamen

Tienes que buscar perros que sean pacientes para que jueguen con él y así poco a poco se hará más sociable. Incluso no es necesario que juegue con muchos perros a la vez, ya que con uno solo que lo ayude a salir de su timidez es suficiente para prepararlo.

Puedes llevar también a tu perro a clases de entrenamiento especial. Esto no solo te ayudará a que sea más educado y obediente, sino que tendrá la oportunidad de convivir con otros humanos y otros perros. Además, en estos cursos los instructores se encargan de trabajar en la socialización de tu perro y en especial si es bastante tímido.

Recuerda que no debes interrumpir un “beso canino”, ya que puedes generar hostilidad en los perros o alguna reacción negativa hacia ti. Si tu perro no es muy sociable, recompénsalo cada vez que sea bueno o agradable con otros perros.

Así sabrá que estar con otros perros no es algo dañino, sino que trae beneficios y recompensas. No fuerces a tu perro a ser sociable, pues solo lo vas a hacer más tímido. Poco a poco ve aumentando su número de compañeros de juego, así como las personas que interactúan y juegan con él.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.