¿A qué se debe que mi perro este adelgazando?

Tu perro puede requerir un cambio en su dieta para que engorde

Tener en nuestra vida una mascota equivale a muchos beneficios, además de que si sabemos cómo cuidarlos y hacer que se sientan felices, lograremos recibir amor incondicionalmente. Para esto debemos saber y estar al tanto de si su cuerpo cambia, pues esto será un indicador de que su salud no se encuentra en la mejore situación.

Uno de los cambios que son más relevantes ante nuestros ojos como dueños y cuidadores, es el aumento o disminución de peso, el cual puede notarse poco a poco. En caso de que esto ocurra sin algún motivo aparente, es recomendable asistir al veterinario para que este haga las pruebas necesarias para un diagnóstico correcto, de tal manera que mande un tratamiento indicado para el caso. Por otra parte, a lo largo de este artículo te informaremos de las posibles razones por la cual tu perro puede estar adelgazando, sus causas y posibles tratamientos.

Causas por las que tu perro puede estar adelgazando

Tu perro puede adelgazar por varios motivos

Empieza a alarmarte si ves que tu perro ha comenzado a sufrir una pérdida de peso alarmante, que se les nota las costillas o la columna. Es importante llevarlo al veterinario inmediatamente, sin embargo te comentaremos las posibles causas de la pérdida de peso.

Puede que tu perro sufra de una enfermedad gastrointestinal, la cual se caracteriza desde la inflamación de los intestinos o la alergia alimentaria, dos de las razones por la cual tu perro puede estar muy delgado.

Puede que pienses “mi perro está muy delgado pero aun así come mucho”, ojo, esto es muy normal y más cuando se trata de algún parasito. Puede que también se observe  algún tipo de dolor en el estómago del animal o que las heces sean poco consistentes e incluso observar algún parásito en las mismas.

También hay que destacar los problemas dentales, por estos dolores bucales pueden ocasionar que deje de comer o que coma muy poco, generando una pérdida de peso notable. Ya sea por exceso de sarro o la presencia de un absceso e incluso un diente roto.

En este caso el que tendrá una mejor decisión sobre qué hacer será el veterinario.

Las enfermedades hepáticas, algún mal funcionamiento del hígado, el cual es el encargado de digerir y absorber bien los alimentos y los nutrientes, puede generar que el perro no mantenga su peso en estabilidad, durante estos casos también se podrá observar un cambio en la coloración de la piel, vómitos y letárgica.

Otras de las principales causas de las pérdidas de peso en los perros es que haya un mal funcionamiento en los riñones. Aquí también observaremos vómitos, polidipsia o mucha sed, falta de apetito o incluso incremento de micción. Por lo que si visualizas que tu perro está muy flaco y no quiere comer, puede ser por este caso.

Causas de una repentina pérdida de peso en perros

Que un perro adelgace de manera repentina no es algo bueno. Pero tampoco hay que asustarse en demasía, ya que muchas de las razones pueden tener una fácil solución. En estos casos, siempre es mejor llevarlo con un veterinario para que le haga las pertinentes pruebas.

Sin embargo, tampoco es una mala solución el conocer más causas por las que puede suceder, no solo de las que te hemos hablado, que son las más comunes, sino otras que también van a influir en tu mascota.

Estrés

¿Piensas que un perro no puede estresarse como el ser humano? Entonces estás equivocado. Ellos también sufren periodos de nerviosismo que hacen que pierdan peso, e incluso pelo, debido a esa situación. Las causas pueden ser muy variadas, desde una mudanza, una nueva mascota, cambio en el hogar (nuevos muebles, nueva disposición…), etc. Recuerda que son animales de costumbres, y todo cambio que hagas ellos lo notan (de forma negativa).

Cáncer

La pérdida de peso y el cáncer son dos términos que se relacionan mucho, sobre todo si hablamos de una pérdida de peso repentina. Además, el tumor puede estar en una zona interna, por lo que, a no ser que tenga síntomas, no sabrás realmente que está enfermo más que haciéndole una revisión periódica a tu mascota.

De ahí la importancia que tienen las visitas al veterinario (una vez al año o incluso cada 6 meses).

Problemas del corazón

Antes te hemos comentado que, una de las causas por las que tu perro puede perder peso es que tenga problemas en el riñón, y puede darse el caso. Pero lo que no muchos saben es que, un problema en el corazón, también puede provocar una pérdida repentina de peso.

Ahora bien, al contrario de la del riñón, en el caso de problemas del corazón, esta pérdida es más gradual, y más peligrosa porque no te darás cuenta de ello salvo que experimente síntomas como que deje de comer.

Una opción que utilizan muchos para ver si todo está bien es, en caso de que siga comiendo, aumentar las calorías de su dieta (darle más comida) y vigilar su peso. Si sube, entonces no debería haber problema, pero siempre controlando que su peso no se dispare.

Cambio en la alimentación

Otra opción que puede provocar un cambio en el peso de un perro es que le cambies la alimentación. Has de tener en cuenta que cada pienso tiene una etiqueta y unos nutrientes diferentes, por lo que un cambio afectará en mayor o menor medida al peso de tu mascota. Por eso es que se recomienda que, si se va a cambiar de alimentación, se haga de manera gradual para que se acostumbre y también para ver si es el pienso adecuado.

Ahora, ya que te hemos dado algunas de las causas de la pérdida de peso en tu mascota, resaltaremos las soluciones para enfrentarlas.

Tratamientos para que tu perro coma más

Para empezar a engordar a tu mascota debemos tener muy en claro cuál es la causa detonante de la pérdida de peso y por otro lado planear una nueva dieta en base a la causa. En todos los casos es importante seguir todas las instrucciones del veterinario de manera que ayudemos a nuestra mascota.

Aquí, te daremos algunas indicaciones de que comidas y vitaminas puedes darle a tu perro para que vuelva a su peso ideal.

Necesitarás darle una alimentación que esté llena de nutrientes y tener en cuenta todas las necesidades del organismo del perro y claro está, que aporte muchas proteínas y energía al mismo. Ten en cuenta que para engordar a tu perro puede ser muy útil el suministro de comida en lata o comida casera apta para perros.

Complementos vitamínicos para perros que ayudan a engordar

Tu perro puede tomar vitaminas para engordar

Antes de nada, queremos avisarte de que utilizar estos complementos de los que te vamos a decir sin hablar antes con el veterinario que trata a tu perro es muy contraproducente. Ten en cuenta que estamos hablando de un «médico» que intenta encontrar y solucionar la causa por la que tu mascota pierde peso. Si te prescribe un tratamiento, síguelo al pie de la letra, y, si además quieres usar algo más, antes de hacerlo, consulta. A veces la medicación puede entrar en conflicto con otros tratamientos y hacer que no funcione ninguno.

Dicho esto, has de saber que, para que un perro engorde, necesita un mayor aporte de nutrientes. Y estos se consiguen, como te hemos hablado antes, a través de comidas y vitaminas. Ahora bien, ¿cuáles son los mejores complementos para ayudar a recuperar esos kilos perdidos? Aquí tienes algunos ejemplos:

Multivitamínicos

Los complejos multivitamínicos para tu perro no van a hacerle daño, al contrario, pueden ayudarle a cubrir sus necesidades, o a tener un mayor aporte de esos nutrientes, vitaminas, minerales… que le están faltando.

En las tiendas los puedes encontrar en pastilla, en líquidos… ¿Lo mejor? Consultar con tu veterinario porque seguro que tiene algunas marcas que puede recomendarte, o incluso los venda en la propia clínica. Eso sí, son temporales, por lo que no se deben tomar mucho en el tiempo, solo durante un corto periodo.

El especialista será la mejor persona para decirte qué cantidad darle, durante cuánto tiempo, y el número de veces al día (aunque en este sentido se les suele dar solo una vez al día).

Vitaminas del grupo B

Al igual que les pasa a las personas, las vitaminas del grupo B son muy importantes para los perros. Estas ayudarán a que tenga apetito y a que aumenten de peso. De hecho, estas vitaminas las obtienes de la propia alimentación (del pienso), así como de manera natural. Por ejemplo, el hígado de vaca o de pollo, tiene mucha vitamina B. Y si lo que precisa es vitamina B12 (que es de las más importantes), entonces apuesta por los huevos (puedes mezclárselo con el pienso).

Al igual que lo anterior, también vas a encontrarlo en cápsulas, líquidos, o incluso, en casos severos, es posible que el veterinario te diga de inyectarle vitamina B todos los meses.

Enzima vegetal

Esto no es algo que suelan recetar a menudo, pero en realidad es muy bueno para los perros que han perdido peso. Lo que hace es restaurar la salud digestiva del perro pero, además de eso, ayuda a que absorba más nutrientes de lo normal, por lo que consigues una comida de la que sacan mucho más que si no tomara este complemento.

Como cualquier complemento vitamínico, también es temporal ya que, a la larga, puede hacer que tenga un exceso de nutrientes (que tampoco es bueno).

Omega 3

El Omega 3 es en realidad un ácido graso. Pero entre sus muchas propiedades, tiene la de absorber mejor las vitaminas, minerales y demás nutrientes de las comidas, con lo que estarás aportándole un extra para que asimile mejor lo «bueno» de la comida que tome.

Se puede tomar en cápsulas, pero casi es mejor dárselo en alimentos, como el salmón, aceite de pescado… De hecho, a los perros les encanta el pescado, y se lo comerá mucho más gustoso que si fuera solo una pastillita.

Hay muchas causas por las que un perro pierde peso
Ya con todas las indicaciones dadas anteriormente, podrás evitar que tu perro pierda peso o conocer las razones por la cual está sucediendo eso a tu mascota. Ten presente que el tener una mascota es mucha responsabilidad y debes velar por su cuidado.


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Medalí dijo

    Doctora, agradecerle por la oportunidad de recibir su consejo.
    Tengo un perrito de 6 años de edad. Es un pastor alemán.Él estaba muy bien hasta que hace 3 meses, por octubre, comenzó a bajar de peso, ahora se le notan las costillas y la columna; y a beber poca agua.
    Tiene respiraciones profundas(a veces se le ve muy agitado) y sus piernas traseras le comenzaron a temblar. Al verme en esta situacion, mi tia me confeso que cuando cocinaba, el venia y como le miraba mucho le daba cabeza de pollo, pero sin cocer y con su pico. Esto me apeno mucho porque yo siempre le doy su higado cocido y su ricocan, pero no se porque hizo eso mi tia.Ya le he llevado a tres veterinarios pero no veo mejoría alguna. Uno me dijo que podría ser una enfermedad renal, otro una enfermedad hepatica y con el que ahora le estoy viendo me dice que puede ser una enfermedad viral. Doctora estoy muy preocupada, el es un perro muy tierno y bueno. Y sabe reconocer cuando gente mala se acerca a nosotros, nos avisa todo. Nose realmente que es lo que realmente pudiera tener. Doctora el: ahora esta muy delgado que se le ve las costillas y su colomnita, sus piernas traseras tiemblan por momento que lo hacen caer o que doble su cuerpo, de manera que se le ve caminando chueco; tiene respiraciones profundas; duerme y esta tranquilo normal pero por momentos se despierta y esta inquieto que se sube a todos los sillones (un veterinario me dijo que eso era debido a la fiebre que le daba por la enfermedad viral); su aliento y pigmentacion de piel son normales. Bebe poca agua y come mas o menos. No tiene garrapatas.
    Doctora espero me pueda orientar para poder sanar a mi perrito; y de antemano le agradezco por la ayuda que me pueda brindar.