¿Por qué se tambalea mi perro cuando camina?

Si tu perra se tambalea, debes llevarlo al veterinario

Las razones que hacen tambalear a nuestro perro cuando camina pueden tener varios orígenes y por tal razón lo primero que debemos hacer es llevarlo a su veterinario, quien es la persona que puede darnos un diagnóstico acertado.

Sin duda alguna que el ver a nuestro perro intentar caminar mientras su cuerpo se tambalea sin control, es motivo de preocupación, así que pasemos a ocuparnos inmediatamente del tema, ya que con los días y sin la atención médica adecuada, comprometemos más la salud de la mascota.

Causas más comunes del tambaleo en el perro

Hay muchas causas por las que el perro se tambalea

Cuando ese comportamiento no es el habitual en tu mascota, hay que ponerse en alerta para descubrir qué es lo que lo puede estar provocando.

Posible intoxicación

Los perros son animales sensibles y delicados, unas razas más que otras, por consiguiente van a presentar síntomas de intoxicación igual si han tenido un contacto breve o si han ingerido algún producto tóxico. Los síntomas evidentes son el tambaleo, salivación en exceso, deambulación de un lado a otro sin coherencia y poco control, diarrea, vómito, movimientos involuntarios que se repiten y movimientos de los ojos de forma uniforme y reiterada.

Otro factor a considerar a la hora de diagnosticar los síntomas del can, es la edad y si los signos de la patología se han presentado de la noche a la mañana o si ha sido paulatinamente.

Es importante destacar que hay muchas formas de que tu perro se intoxique y muchos productos que contienen las sustancias perjudiciales para el animal, de manera que en cualquier caso los síntomas y el tratamiento dependerán de la sustancia, el tipo de contacto y del tiempo de exposición a esta.

Como dueños, debemos prestar atención a los alimentos que el perro puede consumir sin riesgo de enfermar, muchos tenemos la creencia equivocada de que si es apto para el humano también lo es para la mascota, pero lo cierto es que hay alimentos como el chocolate que son altamente perjudiciales para el animal; lo mismo sucede con los medicamentos, así que evita suministrarlos a tu mascota sin previa consulta médica y nunca le des a tomar los que son de consumo humano.

Importante, si conocemos con que sustancia se intoxicó debemos llevarla a la consulta veterinaria para un mejor diagnóstico y tratamiento.

Presencia de hernias

Sí, la presencia de una hernia discal puede hacer que el perro tenga dificultades al caminar y problemas para sostenerse sobre las patas traseras, esto dependerá de en qué lugar de la columna se encuentre la hernia.

Las hernias pueden ser originadas por algún traumatismo severo, bien por alguna caída o por atropellamiento, las consecuencias pueden manifestarse de inmediato o al tiempo de forma progresiva. El tratamiento médico dependerá de cuantas vértebras estén comprometidas y la ubicación exacta de la hernia.

Otra de las patologías que afectan la medula del perro se denomina espondilomielopatía cervical, que consiste en la compresión de esta ocasionando temblores el caminar y descoordinación total de las patas de atrás.

Miastenia

Consiste en una deficiencia de los receptores de las terminaciones nerviosas que ocasiona que los músculos del cuerpo del animal se debiliten, en consecuencia su andar será tembloroso y muy poco control de sus patas traseras. El veterinario recomendará evaluación neurológica para un correcto diagnóstico y posterior tratamiento.

Síndrome de disfunción cognitiva

Con la edad, llegan algunas patologías asociadas a esta; así que si tu perro ya tiene 10 años o más es un perro anciano o en vías a serlo y con ello aparece el tambaleo al andar, que es típico de este síndrome que además es progresivo, pudiendo identificarlo en los siguientes síntomas:

El perro se mostrará errático, dormirá mucho por el día y menos en la noche, estará inquieto, caminará en círculos, tendrá temblores, su cuerpo se tornará rígido.

Dificultad para reconocer a los dueños

Conductas desconocidas hasta ahora en el animal, como hacer sus deposiciones en casa o en lugares donde antes no lo hacía, hacer que traga o mastica sin tener nada en el hocico.

Sin embargo, la recomendación es que lleves a tu perro al veterinario a fin de descartar alguna otra patología cuyos síntomas pueden ser iguales o muy similares.

La artrosis

La artrosis, así como la artritis, puede provocar que los perros tengan problemas para caminar. Y es algo que no vas a poder evitar porque «viene con la edad». Es cierto que hay algunas razas de perros que son más propensas que otras a esta enfermedad. Además, no tiene cura, por lo que solo puedes intentar mejorar su calidad de vida y reducir los problemas y dolores que tenga.

Pero con el tiempo, es posible que cada vez le cueste más andar, o que se le hinchen las patas y le duela.

La diabetes

Aunque no lo creas, un perro con diabetes puede acabar tambaleándose al caminar. Y es que la diabetes puede influir en su forma de andar. De hecho, algunas razas de perro son propensas a esta enfermedad, y desarrollan un tambaleo (o se vuelven más patosos incluso) que está relacionado con esta enfermedad. Hablamos, por ejemplo del pastor alemán, el golden retriever o el schnauzer.

Por eso es que se recomienda cuidar muy bien su alimentación para evitar darle nada que tenga azúcares.

Síndrome vestibular

El síndrome vestibular se caracteriza por un comportamiento extraño en el perro. Y es que este apoya la cabeza en un objeto, o la pone en una posición ladeada, además de sentirse desorientado, de balancear el tronco y la cabeza, de caminar en círculos, estrabismo…

Por supuesto, no es un problema que solo afecte a su movimiento al caminar. Sino que también influye en su calidad de vida y puede venir dado por problemas en el oído (infecciones), tumores, enfermedades, hipotiroidismo, meningoencefalitis…

Lesiones

Otra de las causas por las que tu perro sufre tambaleo al caminar puede ser por una lesión. Es decir, hablamos de que tenga una herida en las patas (delantera o trasera) que le haga perder el equilibrio. O bien debido a una lesión interna, que hace que no coordine de manera adecuada.

Ataxia

La ataxia es conocido como un efecto secundario que se produce cuando un perro sufre una enfermedad, una intoxicación o bien un traumatismo y se relaciona con un desajuste neurológico. En otras palabras, hablamos de un caminar descoordinado, además de la cabeza inclinada hacia el suelo, temblores e incluso convulsiones, problemas para respirar, hemorragias, desmayos…

Para esta enfermedad sí que hay un tratamiento y puede curarse sin dejarle secuelas, pero es importante actuar de manera rápida para que el animal no sufra.

Síndrome de Wobbler

También es conocido como espondilomielopatía cervical, y además de un dolor fuerte, el perro camina de manera «desconectada», es decir, como si no pudiera coordinar su cuerpo y tanto los miembros pélvicos como los torácicos van a moverse de una manera descompensada.

Hablamos de una enfermedad neurológica que afecta sobre todo a la médula cervical debido a una compresión. En caso de que tu perro lo sufra, has de saber que una de las soluciones más efectivas es la quirúrgica, ya que tiene un buen porcentaje de éxito. Sin embargo, también se pueden utilizar otros tratamientos con medicación (antiinflamatorios y analgésicos).

¿Qué hacer si mi perro se tambalea al andar?

Si tu perro se tambalea, debes preocuparte

Si en algún momento notas a tu perro que se tambalea, puede que al principio no le tomes atención, y pienses que sea porque se le ha dormido una extremidad, porque ha tropezado… Pero si ese comportamiento se mantiene, lo mejor que puedes hacer es llamar a tu veterinario.

Con más urgencia deberás hacerlo si notas otro tipo de problemas como vómitos, incapacidad para levantarse si se cae, mareo, problemas de visión… Con ello puedes salvarle la vida.

Una vez lo lleves al veterinario, y tras escuchar lo que ha ocurrido para que hayas decidido acudir al profesional, procederá a revisar el estado del animal y a hacerle pruebas.

De hecho, las más habituales son las siguientes:

Revisión física

Lo primero que tu veterinario hará será intentar que tu perro camine. Si puede hacerlo, querrá ver con sus propios ojos el problema que le has notado, y por el que te ha llevado hasta él. De esa forma, podrá elucubrar un diagnóstico que después tendrá que refutar con las pruebas que le haga.

Porque sí, va a necesitar unas pruebas que corroboren la hipótesis que considere es la más acertada (o le saque del error y deba pensar otra causa por la que se produce ese problema).

Analítica

La primera de las pruebas que hará será un análisis de sangre. Con él puede conocer si los valores del perro son normales, si hay alguna infección, algún órgano que no funciona bien o cualquier otro problema que pueda responder a los síntomas que tiene.

El análisis de sangre puede tardar entre unas horas y 48 horas, por lo que has de armarte de paciencia. Si tu perro está muy mal es posible que el veterinario le ponga una vía con suero y lo deje en la clínica para vigilar su estado mientras tiene ese resultado. Pero también puede acelerar y, en esa espera, hacerle otras pruebas médicas.

Pruebas médicas

En este caso nos estamos refiriendo, por ejemplo a radiografías, ecografías, resonancias magnéticas, etc. Todas ellas van a servirle al experto para determinar el problema que puede tener tu perro y dar un diagnóstico lo más acertado posible.

A veces no es necesario someterle a todas las pruebas, pero otras veces sí que va a ser lo mejor. De todas formas, el veterinario te informará de los pasos que irá dando para descubrir realmente lo que le pasa a tu mascota.

Tratamiento

Descubre cómo ayudar a un perro que se tambalea

Una vez el veterinario ha estudiado el caso de tu perro, es probable que tenga un diagnóstico que justifique el problema del tambaleo en el perro. Y por tanto, procederá a dar un tratamiento que puede ser con medicación, cirugía o de otro tipo.

No podemos darte esperanza y decirte que todos los tambaleos en perros tienen solución, porque hay algunos, sobre todo de carácter neuronal, que sin incurables, y ya depende del animal y del dueño que este siga adelante. Pero en la gran mayoría de los casos, se pueden curar.


3 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   ORESTES dijo

    Mi perro camina tambaleandose y tiene los efecto del moquillo, le suministro fenobarbital una tableta diaria divide¡ida en dos, pero aparte que se tambalea come piso de cemento, diganme que seria bueno para esto?. Gracias

  2.   Deyanira dijo

    Buenas, mi perra es pastor Alemán desde el lunes presenta debilidad no ha querido comer, a llevé al veterinario le colocaron unos medicamentos y actuó mejor, estoy esperando el resultado de los exámenes. Al levantarse le cuesta cuando camina sus patas de atrás se le ven débil y se va hacia a un lado

  3.   Milagros dijo

    Buenas noches a todos. Estoy investigando acerca de enfermedades o agentes infecciosos que causen esos cuadros. Lo que me sucedió es que encontré un perro callejero, casi anciano, en muy mal estado. Parece ser una cruza con Caniche o bichon frizee. Así fue como lo entramos, deambulando, como «buscando un rumbo». Después de un baño, de alimento, y de llevarlo a una consulta continua así, no se detiene ni un segundo. El médico no observó ese comportamiento. Pero necesito alguna opinión. El perro deambula, no responde a ningún estímulo (solo cuando lo tocan). Ayuda!!