Las mejores sillas de ruedas para perros para mejorar su movilidad

Las sillas de ruedas para perros normalmente tienen dos ruedas

(Fuente).

Las sillas de rudas para perros resultan de mucha ayuda si tu perrete necesita ayuda para moverse, ya sea a causa de la vejez, de la recuperación de una operación o a causa de una enfermedad. En todo caso, son una gran ayuda, aunque nos podemos sentir un poco perdidos a la hora de comprar alguna.

Por eso, hemos preparado este artículo dedicado a las sillas de ruedas para perros con el que te hablaremos de los modelos más recomendados, así como de consejos a la hora de comprar una y sus distintos tipos. En resumen, intentaremos resolver todas las dudas que podamos.

La mejor silla de ruedas para perros

Silla de ruedas ajustable muy cómoda

Esta silla de ruedas es una de las más cómodas que encontrarás para tu perrete. Está hecha de aluminio, con lo que es un muy ligera, y consta de una serie de correas con las que puedes ajustarla y que tu perro lleve las patas traseras sujetas de manera muy cómoda. Lo malo es que este modelo no tiene tallas, con lo que deberás medir la distancia de cadera a cadera del animal, así como de su altura hasta el culete, para ver si el tamaño se ajusta de manera adecuada o no. Además, ¡incluye una correa de regalo!

Silla de ruedas para perros pequeños

Lo primero que hay que destacar de esta silla de ruedas es que se trata de un modelo especialmente diseñado para perros pequeños de hasta 10 quilos. Por lo demás, está hecha de tubos de aluminio muy ligeros pero a la vez resistentes. Las ruedas traseras pueden ajustarse a varias alturas, además, también tiene dos sujeciones para las patas traseras. Para terminar, se trata de un modelo muy bonito de color morado.

Silla de ruedas para perros grandes

Este otro modelo de sillas de ruedas para perros, en cambio, es adecuado para perros grandes de hasta 30 quilos. Es muy resistente, también está hecha con aluminio y tiene dos interesantes soportes para las patas traseras con antifricción para evitar rozaduras. Las ruedas están hechas de goma, con lo que también son adecuadas para llevar con toda tranquilidad de paseo gracias a su gran resistencia.

Bolsa de arrastre

Las bolsas de arrastre son un producto muy interesante y especialmente cómodo para que tu perrete lleve por casa y evitar rozaduras en la herida o simplemente para proteger las patitas traseras del suelo. El funcionamiento es muy sencillo, ya que consta de una bolsa de nailon con una rejilla transpirable y un arnés para que no se caiga con el uso. Además, puedes escoger entre distintas tallas la que mejor se adapte a tu mascota.

Arnés de sujeción

Los arneses de sujeción son otra alternativa a las sillas de ruedas. Se parecen mucho a un arnés normal, solo que constan de una especie de asa que levante al perrete y lo ayuda a andar aliviándolo de la tensión que sufra en la espalda, por eso es recomendable para aquellos perretes que no hayan perdido del todo la movilidad en las patas traseras. Este tiene dos tallas, M y L, y aunque es algo difícil de poner, es muy cómodo para ellos y les ayuda mucho.

Silla de cuatro ruedas

Otro modelo de silla de ruedas para perro, sin embargo, este consta de cuatro ruedas. Es recomendable para animales de hasta 8 quilos, tiene varias correas ajustables para ajustarlo a las necesidades de tu perro y está hecho de aluminio, con lo que resulta muy ligero (de hecho, el aparato solo pesa unos dos quilos).

Rampa de aluminio ajustable

Y terminamos con un producto que, a pesar de no tratarse de una silla de ruedas en sí mismo, sí es algo que hay que tener muy en cuenta a la hora si nuestro perrete necesita una: una rampa. Esta es de aluminio y de una tela muy suave y nada resbaladiza, además, es ajustable a diferentes alturas para ayudar a tu perro a subir escaleras o incluso el sofá.

Antes de comprar una silla de ruedas

Las sillas de ruedas para perros los permiten moverse mejor

(Fuente).

Por supuesto, uno no puede comprar una silla de ruedas sin que antes no nos lo haya recomendado el veterinario, ya que no es un accesorio recomendable para los perros sanos. Por eso, primero tenemos que asegurarnos de que la necesita.

Síntomas a tener en cuenta

Antes de nada, hay una serie de síntomas que debes tener en cuenta y que pueden indicar que tu perrete puede necesitar una ayuda extra para moverse, por ejemplo:

  • Pérdida de equilibrio
  • Poca coordinación
  • Dificultades al andar
  • Dolor
  • Incontinencia
  • Se lame las junturas de las patas (tobillos…)
  • Parálisis total o parcial
  • Se cae con facilidad
  • Cojea
  • Tiene dificultades para estar de pie

Visita al veterinario

Si detectamos alguno de los síntomas anteriores será hora de llevar a nuestra mascota al veterinario. Allí nos dirán a qué puede ser debido esa pérdida de movilidad gracias a un examen físico y varias pruebas, que pueden incluir, entre otros, radiografías y análisis de sangre, y qué podemos hacer al respecto. Una de las posibilidades es que nos recomienden una silla de ruedas.

En resumen, lo importante es que no utilicemos una silla de ruedas si antes no nos lo ha recomendado el veterinario, que conocerá la condición de nuestro perro a fondo y sabrá recomendarnos cómo solucionarla.

¿Para qué sirven las sillas de ruedas para perro?

Un pobre perrete con una silla de ruedas

Como puedes imaginarte, las sillas de ruedas para perretes no son un accesorio que uno compre por diversión, sino que responde una necesidad muy específica, cuando las patas traseras de tu mascota no pueden o no deben moverse. Esto puede ser debido a distintas razones:

  • En primer lugar, puede que el perrete padezca alguna enfermedad degenerativa en la espalda que provoque que pierda movilidad en las patas traseras. Esta incluso también puede tratarse de una condición heredada que provoque que padezca debilidad en las patas traseras. Otras enfermedades pueden provocarlo, por ejemplo, un tumor o diabetes.
  • La edad puede ser otro factor de peso para que el perro necesita la ayuda de una silla de ruedas. Por ejemplo, puede provocar atrofia muscular, artritis…
  • Finalmente, puede que la silla de ruedas sea necesaria si tu perro se está recuperando de alguna operación en la espalda.

Tipos de sillas de ruedas para perros

Hay distintos tipos de sillas de ruedas para perros que pueden adaptarse muy bien a sus necesidades, ya sea teniendo en cuenta que va a tratarse de una ayuda permanente o temporal.

Clásica

La silla de ruedas más clásica normalmente consta de dos tubos metálicos con dos ruedas que se colocan en la parte trasera del perrete con una serie de cintas para alejar las patas traseras del suelo y asegurar las ruedas al cuerpo del animal. Son las más cómodas para salir de paseo. Además, permiten que el perro puede hacer sus necesidades con tranquilidad, y normalmente pueden llevarse de 15 minutos a una hora.

Arnés elevador

Otra solución, aunque algo más aparatosa tanto para el perro como para el dueño, son los arneses elevadores. Estos son una especie de bolsa con asas que permite mantener elevado el lomo del perro para que pueda andar mejor. A su vez, hay arneses de distintos tipos, según las necesidades del perro y su tamaño.

Arrastrador

Finalmente, los arrastradores son ideales para llevar por casa, aunque no se recomienda llevarlos al exterior, ya que acaban perdidos de suciedad. Son una bolsa asegurada en la tripa del animal que permite que este se mueva solo con las patas delanteras, a la vez que mantiene las trasera protegidas del suelo.

Consejos para ti y tu perro

Un Yorkshire con una silla de ruedas

(Fuente).

Si tu perro necesita llevar una silla de ruedas, seguramente se trate de una situación muy nueva para los dos. Por eso esta serie de consejos puede ser de utilidad:

Escoge bien la silla

Al escoger la silla, especialmente si se trata de la primera, ten en cuenta las necesidades del perrete. Puede ser útil, al menos esta primera vez, dirigirse a una tienda física o a un veterinario que nos sepa aconsejar de manera más personal. Por otro lado, es muy recomendable que, aunque se trate de artículos caros, no escatimes en gastos y tengas en cuenta la comodidad del perro.

Prepara la casa para la silla

Al igual que pasa con las personas, los perros necesitarán que la casa donde vivan esté totalmente adaptada a su nueva situación. Por ello, puede ser muy buena idea instalar rampas para que pueda subir con más facilidad por los escalones o incluso al sofá. Normalmente puedes encontrar estos artículos en tiendas especializadas y en Amazon.

Entrena a tu perrete

No esperes que el animal se acostumbre a la silla de ruedas de un día para otro. Como es habitual, necesitará irse adaptando al cambio poco a poco. Para ello, deberás entrenarlo para que vaya llevando la silla, pero también para que se acostumbre a hacer sus necesidades mientras la lleve puesta.

Dónde comprar sillas de ruedas para perros

Hay más lugares de los que parece a primera vista en los que podemos comprar uno de estos productos. Por ejemplo:

  • Amazon es uno de los lugares donde encontrar este tipo de producto. Encontraremos bastantes modelos distintos, aunque lo malo es que no podemos verlos en persona. Lo bueno, sin embargo, es que su política de devoluciones es muy buena, con lo que si el producto no nos convence lo podemos devolver son facilidad.
  • En páginas web especializadas como TiendaAnimal y Kiwoko también encontraremos este tipo de productos. Al estar un poco más especializadas, podemos contar con una ayuda más personalizada, con lo que es posible que encontremos el producto que buscamos de manera mucho más sencilla.
  • Por último, y lo más recomendable si te sientes un poco perdido o buscas un producto muy específico, son las tiendas ortopédicas para animales como Ortocanis. Son los que tienen más variedad, además de tener una gran calidad.

Las sillas de ruedas para perros resultan de mucha ayuda para aquellos animales que, ya sea por la edad o alguna enfermedad, tienen dificultades para moverse. Dinos, ¿tu perro necesita alguna? ¿Has probado alguno de los productos anteriores? ¿Cuál fue tu experiencia?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)