¿Cómo solucionar el temor del perro a las escaleras?

perro que tiene miedo de las escaleras¿Cuántas veces nos hemos topado con un perro que tiene miedo de las escaleras y es arrastrado por la fuerza o en los brazos de su amo ante la parálisis causada por la mera vista de las escaleras?

En este artículo te explicaremos por qué tu perro tiene miedo a las escaleras, qué causa miedo y qué soluciones puedes aplicar para ayudar a tu perro a construir gradualmente confianza y seguridad.

¿Por qué los perros tienen miedo a las escaleras?

Por que los perros tienen miedo a las escalerasEl miedo a subir y/o bajar escaleras está muy extendido entre los perros y hay varias causas que lo provocan. Para empezar, es importante destacar que la aparición del miedo tiene su origen al final de la fase de socialización del cachorro, alrededor de las 12 semanas de vida.

Es de vital importancia familiarizar al cachorro con todo tipo de estímulos durante esta fase de su vida: personas, ruidos, objetos, animales, niños, para evitar emociones negativas como miedos y fobias. Precisamente por esta razón, debido a la falta de exposición temprana a las escaleras, los perros experimentan miedo con frecuencia.

Otra causa que puede hacer que tu perro asocie negativamente las escaleras, es una experiencia traumática y es que es posible que se te haya caído y lesionado una pata, incluso también puede suceder que el ruido al bajar por las escaleras le atemorice o simplemente, la vista desde las escaleras puede ser una gran emoción para tu perro.

El factor genético no es menor, ya que un cachorro miedoso tenderá a comportarse de la misma manera que sus padres e imitar las actitudes de su madre, comportándose como un espejo desde una edad temprana.

¿Cómo erradicar el problema del miedo a las escaleras?

Como dice el refrán, la paciencia es la madre de todas las ciencias, pero desafortunadamente, no hay una solución rápida a tu problema, aunque verás que con un poco de tiempo y calma, la pesadilla en las escaleras pronto será un mal recuerdo.

Aunque no haya podido subir ningún peldaño, no te preocupes, puedes ayudar a tu perro a asociar positivamente las escaleras, haciéndole comprender que no suponen ningún peligro o amenaza para él o ella.

Este aprendizaje se basará en el refuerzo positivo y consistirá en recompensar a nuestro amigo siempre que tenga una actitud deseada, tranquila o correcta, por el contrario, en ningún momento utilizaremos técnicas aversivas, castigos u obligaciones, ya que estos métodos generan estrés e inhibición de comportamiento.

Peor aún, podría haber un accidente en el que tú y el perro podríais resultar heridos.

Recuerda que frente al miedo, el perro tiene dos opciones, huir o atacar. Si lo obligamos a hacer algo que no quiere hacer, lo más probable es que nos dé un buen mordisco, pero también podemos causar una pérdida de confianza en el animal o una actitud completamente inhibida, es decir, incapaz de aprender y avanzar.

Pautas a seguir para que nuestro perro baje las escaleras

Pautas a seguir para que nuestro perro baje las escalerasTe recomendamos que sigas este proceso paso a paso, que te ayudará a trabajar gradualmente con el miedo de tu perro a las escaleras. Recuerda que puedes aplicar las mismas pautas, ya sea que tenga miedo de subir las escaleras o de bajarlas.

Comenzaremos el ejercicio llamándolos a que vengan a nosotros, quienes estarán sentados cerca de las escaleras.

Podemos usar juguetes para que estos se acerquen, pero si este te mira a regañadientes, lo mejor que puedes hacer es usar un elevador de presión muy alto, como un trozo de queso o pollo, algo irresistible para él.

Haz sesiones cortas, donde pasarás tiempo jugando o recompensándolo por bajar las escaleras y es que la idea es asociar escaleras con premios.

También puedes lanzar la pelota, masajear o jugar cerca de ellos, ya que el juego es sin duda uno de los mejores ejercicios para olvidar los miedos y construir un vínculo de confianza con su dueño.

Cada día reduciremos el espacio entre el perro y las escaleras, es decir, trataremos de jugar cada día más y más cerca, pero siempre sin forzarlo, ya que debemos procurar que nuestro perro se acerque cada vez más a su propia voluntad.

 

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *