Raza de perro Spitz Japonés

perro con gran pelaje y raza japonesa

Muy popular debido a que posee un “esponjoso” pelaje blanco, cola enrollada y orejas puntiagudas, el spitz japonés se caracteriza por encontrarse entre las razas más conocidas de los últimos tiempos. Y si continuas leyendo, podrás tener la oportunidad de aprender todo lo necesario acerca de estos perros ¿Te animas?

Esta raza es proveniente de Japón, y aunque la teoría más aceptada indica que es descendiente de las razas de spitz blancos originarias de Norteamérica y el norte de Europa, como lo son los spitz alemán y ruso, al igual que el samoyedo del Samoyedo de Siberia, lo cierto es que no se tiene una verdadera certeza, especialmente teniendo en cuenta el pequeño tamaño que posee.

Historia de la raza

perro con gran pelaje y raza japonesa

En sus inicios, la raza que surgió de dichos canes fue subdividida en un par de categorías de distinto tamaño: la grande fue llamada samo, mientras que la pequeña fue denominada spitz, siendo esta última la que logro convertirse en una mascota común dentro de Japón, para luego extenderse hacia Suecia antes de llegar a los demás países de Europa y al resto del mundo.

La primera ocasión en que esta raza fue exhibida, tuvo lugar dentro de una exposición canina celebrada en Tokio durante el año 1921; no mucho tiempo después, entre 1925-1936 fue cruzada junto a otros ejemplares de spitzs blancos con el fin de perfeccionar la raza.

Tras la II Guerra Mundial, el encargado de establecer el estándar unificado para esta raza, el cual se mantiene hasta la actualidad, fue el Kennel Club japonés. Y aunque en hoy en día el número de ejemplares que existen en Japón se ha visto reducido, en comparación con sus puntas a lo largo de la década de los 50-60´s, actualmente ha logrado convertirse en una raza bastante conocida dentro de EEUU, Canadá, Australia y toda Europa.

Características del Spitz Japonés

El spitz japonés se caracteriza por ser un can de altura pequeña, el cual normalmente no tiene un peso mayor a los 10kg; cuenta con un hocico afilado, cabeza redondeada y ancha junto a orejas triangulares y erguidas, no muy grandes.

En general, su cuerpo tiene una apariencia muy compacta y aunque no suele ser bastante larga, si resulta un poco ancha; pero pese a que se trata de perros pequeños, cuentan con patas bastante ágiles.

De igual manera, cabe mencionar que la característica más peculiar que posee el spitz japonés consiste en su pelaje, ya que el mismo suele ser realmente denso, esponjoso, liso y totalmente blanco. Además, bajo la capa de pelo visible posee una capa de sub-pelo más apretada y corta. Su cola posee forma de pluma y se encuentra completamente cubierta por un denso pelaje.

Personalidad

Al comienzo, los ejemplares de esta raza suelen ser un poco reservados frente a los desconocidos, sin embargo se caracterizan por tener una personalidad muy cariñosa, atenta, obediente y fiel hacia sus cuidadores. Suelen ser también muy activos y atentos, por lo que disfrutan encargándose de la vigilancia tanto del hogar como de su jardín, ladrando siempre que alguna cosa inusual pueda captar su atención.

Además, suelen llevarse muy bien con los miembros más pequeños de la familia con los cuales se muestran sumamente dóciles y pacientes, al igual que con otras mascotas; aunque al estar frente a personas desconocidas no  suele ser igual ya que, de hecho, son canes un poco desconfiados por lo que se puede tener la certeza de que avisará sobre la presencia de cualquier extraño y/o ruido poco común.

perro de color blanco sentado en la hierva

Sin embargo, a fin de evitar que desarrollen una conducta de ladrido excesivo, consecuencia de su carácter guardián, es conveniente que cuenten con un líder consistente y firme el cual se encargue de establecer límites al mismo tiempo que les permiten sentirse seguros.

Aunque adoran jugar y pasar tiempo junto a su familia, suelen ser igualmente perros algo independientes; y es justamente debido a ese carácter vigilante y noble que poseen, que suele decirse que se trata de un perro grande dentro del cuerpo de uno pequeño.

Cuentan con una gran inteligencia y logran aprender en muy poco tiempo, por lo que suelen disfrutar no solo de los juegos, sino también de las pruebas de agilidad; y siempre y cuando se encuentren correctamente ejercitados, no será un can demasiado nervioso al estar dentro de casa, por lo que supone una extraordinaria mascota para cualquier familia.

Salud

Por lo general, consisten en perros que gozan de una muy buena salud, aunque al igual que otras razas caninas de tamaño pequeño, tienen cierta predisposición a presentar luxaciones de rótula, es decir, desplazamiento temporal de la rótula. De igual modo, se puede destacar que no se conoce que padezcan enfermedades congénitas específicas, aunque es recomendable mantenerse revisando su pelaje, ojos y orejas a fin de evitar el desarrollo de posibles infecciones.

Cuidados

Al ser un perro pequeño, el spitz japonés resulta una mascota idónea para quienes viven en apartamentos, siempre y cuando se le permita salir varias veces al día para jugar y ejercitarse; hay que tener en cuenta que, aparte del ejercicio físico, estos canes suelen disfrutar igualmente en gran medida del ejercicio mental, por lo que es recomendable tomar el tiempo para jugar, enseñarle nuevas cosas, realizar ejercicios de inteligencia, etc.

Aunque su adiestramiento es relativamente sencillo, el mismo requiere tanto de coherencia como de constancia, ya que al no prestar suficiente atención a su educación es posible que termine desarrollando una conducta incontrolable. Y teniendo en cuenta su desconfianza y recelo hacia los desconocidos, resulta necesario socializarlo adecuadamente con personas y otras mascotas, sobre todo al no querer alentar su instinto vigilante.

cachorro de perro de color blanco rodeado de petalos rosas

Finalmente, el cuidado principal que requieren los spitz japonés se encuentra directamente vinculado con su pelaje, ya que el mismo suele ser propenso a desarrollar nudos y/o acumular mucha suciedad, especialmente al salir de paseo de forma habitual. Por lo que al no cepillarlo varias veces a lo largo de la semana, su pelaje terminara por enredarse y perderá su distintivo aspecto esponjoso.

La raza de perro spitz requiere alrededor de 60 minutos de ejercicios cada día, y aunque su blanco pelaje terminara por ensuciarse mucho durante los días la lluvia, lo cierto es que al secarse será posible deshacerse del barro a través del cepillado, permitiendo así que el pelo quede tan limpio como estaba previamente.

Los canes pequeños suelen caracterizarse por tener un rápido metabolismo, lo que quiere decir que su organismo logra quemar energía a un mayor ritmo; esa es la razón por la cual resulta esencial que, al tener un estómago pequeño, se alimenten con pequeñas porciones pero lo hagan con frecuencia.

En este sentido, los alimentos que se encuentran dirigidos a los perros pequeños destacan por encontrarse específicamente elaborados con las proporciones de nutrientes claves apropiadas, al igual que con granos de pienso más pequeños los cuales logren adecuarse a la boca de estos animales. De esta forma no solo se estimula su masticación, sino que además se optimizar el proceso de digestión.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.