Tos en el perro, ¿qué significa?

Carlino o Pug tumbado en el suelo.

La tos en el perro puede tener su origen en diversas causas; desde una simple gripe hasta enfermedades más graves, como el moquillo o el cáncer de pulmón. Por ello es importante no pasar por alto este síntoma, pues es una señal inequívoca de que algo se encuentra mal en el organismo del animal. En este post hablamos de algunos de los problemas que pueden manifestarse a través de esta molesta reacción.

Una de las posibilidades más frecuentes es la tos de las perreras es, especialmente si el can ha pasado un largo período de tiempo en condiciones higiénicas insuficientes junto a otros animales. Se caracteriza por ser una tos seca y consistente, a veces acompañada de una salivación excesiva. Tiene lugar por el ataque de intrusos virales y bacterianos, y con medicación puede sanarse completamente en pocas semanas.


También es un síntoma clásico de la gripe, ya que al dificultar la respiración, da lugar a esta molesta tos. Suele ir acompañada de mucosidad, y requiere atención inmediata del veterinario para no desembocar en un problema más grave, como la neumonía. Con antibióticos desaparece en pocos días.

El moquillo es otra posibilidad. Se trata de una enfermedad viral, muy contagiosa, que se transmite a través de las secreciones respiratorias, la orina y las heces. De extrema gravedad, sólo puede tratarse con medicación, y los expertos aconsejan prevenirla mediante vacunación.

La tos puede tener lugar por la intrusión de cuerpos extraños en el organismo del animal. Por ejemplo, una espiga que se haya alojado en su garganta o paladar, o algún parásito que se haya introducido en las vías respiratorias. Las lombrices y el gusano del corazón también ocasionan la aparición de este síntoma.

Cualquier enfermedad que conlleve un exceso de mucosidad en las vías respiratorias desencadena esta molesta tos. La bronquitis crónica es un buen ejemplo de ello, que puede conducir a una peligrosa inflamación de la zona. Suele tratarse con la administración de corticosteroides por parte del veterinario.
Estas son sólo algunas posibilidades de una larga lista que incluye cáncer de pulmón, infecciones, enfermedades cardíacas y periodontales, como grandes causantes de la tos persistente en el perro. En cualquier caso, ante esta señal debemos acudir al especialista cuanto antes.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Categorías

Enfermedades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *