¿Cómo tratar a un perro maltratado?

  1. Perro triste tumbado en el suelo

Si acabas de adoptar a un perro que no lo ha tenido fácil tendrás que proporcionarle una serie de cuidados especiales para que vuelva a confiar en las personas, o por lo menos, en algunas de ellas. Si bien poco a poco se va teniendo más conciencia sobre lo importante que es tratar a los animales con respeto, lamentablemente todavía se dan casos de malos tratos realmente dramáticos que, además de causarles daño físico, les provoca también daño emocional.

Las heridas del cuerpo se curan más o menos rápido, pero las del alma son más difíciles de sanar y es fácil que el peludo tenga problemas para relacionarse de por vida a menos que tenga la inmensa suerte de caer en buenas manos. Si ese ha sido el caso de tu amigo, sigue leyendo para saber cómo tratar a un perro maltratado.

Perro joven triste

El perro es un animal social, muy inteligente que en todo momento busca evitar el conflicto. Cuando es sometido a abusos, independientemente de qué tipo sea (golpes, gritos, abandono en el hogar,…), lo pasa MUY mal. Esa es una situación traumática para él. Además, tienes que saber que tratarlo de esa manera está prohibido por la ley española, que está castigada con entre tres meses y un año de cárcel.

Demasiado poco para tanto daño sí, pero en España todo lo relacionado con la justicia animal va un poco lento en comparación con otros lugares, como Estados Unidos, donde se castigó a un torturador de perros a 99 años de cárcel. Pero no vamos a hablar de la justicia animal, sino del perro que ha sido maltratado, de cómo se le puede ayudar.

¿Qué tengo que hacer para ayudar a un perro maltratado?

Lo primero y más importante que debes de hacer es tratar de conocer su historia. En los centros de adopción suelen saber más o menos qué le ha pasado para acabar en el refugio. Conocer el tipo de abusos que sufrió te servirá para entender mejor su comportamiento. Por ejemplo, si le pegaron, se mostrará muy temeroso cuando vea un palo de escoba o de fregona, o cuando le pases el brazo por al lado con intención de acariciarle.

Trátalo con cariño, pero con firmeza. Todos los perros necesitan poder confiar en alguien, y ese alguien tiene que ser tranquilo. Te tienes que convertir en su guía, en su compañero/a, en su familia. No lo humanices, no le calmes como si fuera un bebé porque si le acaricias cuando está pasándolo mal -algo que sabrás si ves que está temblando, con las orejas hacia atrás, o en posición de sumisión- lo que el peludo va a entender es que está bien sentirse así, que es justo lo que no queremos.

Háblale en un tono de voz suave. Sé amable con él. Es posible que no entienda exactamente todo lo que quieras decirle, pero al escuchar tu voz suave, alegre, poco a poco entenderá que no pasa nada, que ya no volverá a sufrir, que ha cambiado de casa y de ambiente, y que ahora ha empezado una nueva vida. Dale golosinas muy frecuentemente para que sepa que pueda confiar en ti.

Cosas que NO hay que hacer

Perro triste en la cama

Un perro que ha sido maltratado es un can que ha sido herido. Para que vuelva a hacer vida normal (o para que empiece a hacerla si nunca ha tenido esa oportunidad) hay que educarlo como si educáramos a un cachorro. Sí, efectivamente, este peludito necesita empezar de cero, esto significa que hay una serie de cosas que hay que evitar hacer, que son las siguientes:

  • Movimientos bruscos y violentos: al pasar la escoba o al limpiar con la fregona puede que el animal se sienta inseguro y/o temeroso, de modo que es recomendable dejarlo en una habitación apartada con juguetes y con la puerta abierta. Así, podrá ir allí cada vez que se sienta nervioso.
    Además, siempre quieras acariciarlo o cogerlo en brazos, debes hacerlo con suavidad.
  • Obligarle a hacer algo: a no ser que su vida esté en peligro (por ejemplo, que se haya puesto a mordisquear los cables y por su propia seguridad vayas a cogerlo y alejarlo de ahí), nunca tienes que obligarle a hacer algo que no quiera. Tienes que educarle, sí, pero no agobiarle, y menos durante las primeras semanas que pase contigo.
  • Llevarlo a pasear y darle tirones: un perro maltratado no suele saber pasear bien con correa. Si no se tiene paciencia con él y no se le enseña con respeto y golosinas y no con tirones, es fácil que coja miedo tanto a la correa como al estar fuera.
  • Contratar los servicios de un adiestrador que no trabaje en positivo: para ayudarle puedes necesitar la ayuda y los consejos de un adiestrador, sobretodo si le tiene muchísimo miedo a los perros y/o a las personas. No contrates al primer adiestrador que te encuentres: tu perro podría sufrir las consecuencias. Siempre debes de informarte bien sobre los métodos que usa. Sólo el buen profesional que trabaje en positivo, es decir, respetando al animal que tiene delante, podrá ayudarle.

Perro rottweiler pensativo

Es muy probable que necesite varias semanas e incluso meses para recuperarse, pero ya verás que todo tu trabajo al final dará sus resultados. 🙂

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *