¿Una perra esterilizada puede tener el celo?

El celo se mantiene con la esterilización

¿Tienes una perra y te gustaría saber si, estando esterilizada, puede tener el celo? Es normal, no solo por cómo se comunican los perros entre ellos, acercando su nariz a la zona anal del otro a modo de saludo, si no también porque hay mucha confusión entre lo que es esterilizar y castrar. De hecho, es muy común usar el término castración para hablar de lo mismo, cuando en realidad son dos operaciones un poco diferentes.

Dependiendo de si a tu perra la esterilizaron, o la castraron, podrás saber si puede o no entrar en celo. Así que si quieres saber más información al respecto, a continuación la encontrarás.

¿En qué consiste la castración? ¿Y la esterilización?

El celo es natural en perros no castrados

¿Qué es la castración?

Primero hablaremos de la castración. Esta es una intervención quirúrgica, llamada ovariohisterectomía, la cual se trata de retirar el útero al igual que los ovarios. Con esto se pretende que la perra no pueda tener cachorros, pero además se elimina por completo la posibilidad de que entre en celo. 

El postoperatorio es un poco más largo, ya que la operación es un poco más invasiva, pero la hacen los veterinarios casi todos los días. Es una operación rutinaria. Y los animales se recuperan al cabo de una semana (aunque mucho antes volverá a su vida normal).

También cabe la posibilidad, aunque es sumamente raro, que la castración no se haga de la manera correcta y que queden restos de tejido de los ovarios. Si observamos que nuestra perra una vez que ha sido castrada entra en celo, quiere decir que hubo algún error mientras se realizaba la operación, pero si llega a quedar algún resto de tejido que pertenezca a los ovarios en el organismo del animal, solamente estos pequeños restos de tejidos se encuentran todavía vivos, activos y es por este motivo que existe aún la capacidad de producir hormonas sexuales.

Estas hormonas que son segregadas a causa de los restos de tejido de los ovarios que no han sido eliminados por completo, provocarán que nuestra perra aún pueda cumplir con su capacidad normal de entrar en celo y esto puede ocurrir incluso si  los dos ovarios ya se han retirado del organismo.

Podemos suponer que los mencionados restos de tejido de los ovarios que en realidad no tendrían que estar en el organismo a causa de la operación, aún conservan su principal función, que no es otra que la de segregar las hormonas sexuales al igual que la de mantener en movimiento el comportamiento del celo en nuestra perra.

¿Qué es la esterilización?

Con la esterilización, en cambio, lo que se hace es simplemente una ligadura de trompas. Con ello se impide que los espermatozoides, si llegase a copular, lleguen al óvulo. Tarda mucho menos en recuperarse (normalmente, unos 3 días), así que puede volver a su rutina diaria muy pronto. Pero con esta operación no se elimina la posibilidad de entrar en celo, de manera que cuando sea la época volverá a tener la conducta típica (búsqueda de pareja, se vuelve más cariñosa de lo normal, etc.)

La solución al hecho de que nuestra perra castrada entre en celo

Se ha comprobado que retirar de forma quirúrgica y por completo el tejido de los ovarios, ha podido resolver este problema en las perras mal operadas. Esto quiere decir en otras palabras, que si tenemos algún inconveniente, tenemos que dirigirnos lo más pronto posible ante un veterinario.

Lo primero que se tiene que hacer es que el especialista pueda comprobar a través de una serie de análisis cual es la situación que tiene que ver con nuestra perra, si aún se encuentra produciendo las hormonas sexuales o en su diferencia no las produce y que a su vez tenga que dar un diagnóstico.

Si ya la situación se ha podido comprobar, la solución a este inconveniente es volverle a realizar una operación a la perra para poder retirar por completo todos los restos de tejido de ovario que hayan podido quedar a causa de la operación anterior.

La verdad que no demuestra para nada la profesionalidad de un veterinario, si a una perra hay que castrar por segunda vez. Normalmente no suele pasar, pero hay casos en que se han dado este tipo de problemas.

Entonces, ¿una perra esterilizada puede entrar en celo?

Si tu perra esterilizada tiene el celo, cástrala

Como tras la esterilización la perra seguirá produciendo hormonas sexuales, ya que seguirá teniendo los ovarios intactos, la respuesta es sí. Por eso, aunque el precio es algo más alto (castrar suele costar sobre los 150-200 euros en España, mientras que esterilizar más o menos la mitad), nosotros recomendamos castrar al animal. De esta forma, se evita que tenga el celo, las camadas no deseadas, y el no poder disfrutar del paseo tranquilamente con tu compañera peluda.

Así pues, esperamos que hayas aprendido mucho sobre la esterilización y castración en canes.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.