¿Qué es una pipeta y para qué sirve?

Las pipetas protegen a los perros

Una pipeta antiparasitaria es sencillamente una ampolla pequeña que contiene un líquido activo en su interior. Estas se encuentran listas para poder usarlas de forma inmediata y no es necesario que tengan que diluirse, lo que las vuelve un producto bastante cómodo, al igual que conveniente.

Las pipetas antipulgas se tienen que administrar por vía tópica, lo que quiere decir que la ampolla entra en contacto con la piel del lomo de nuestro perro, bien sea en uno o varios puntos y con solamente una aplicación, las pipetas tienen la posibilidad de ofrecer protección a nuestra mascota durante unas cuatro semanas aproximadamente, todo depende de la pipeta al igual que del fabricante en concreto.

Ventajas y desventajas de las pipetas

Las pipetas son útiles para proteger al perro

Tomando en cuenta la composición en la que se encuentra fabricada la pipeta, estas tienen la posibilidad de proteger a nuestro perro de los mosquitos, pulgas, piojos, flebotomos y también de las garrapatas.

Ventajas

Las pipetas antipulgas representan uno de los tratamientos más indicados que se usan en la actualidad debido a la excelente comodidad que tienen al momento de aplicarlas, al igual que durante el tiempo que estas surten efecto, aparte que podemos estar tranquilos, ya que podemos bañar a nuestra mascota y al mismo tiempo mejorar sin la necesidad de que el producto tenga que perder su función.

Aparte de esto, las pipetas antipulgas poseen una cierta particularidad y esta es que no son absorbidas por la sangre, por lo tanto no posee riesgos que puedan afectar la salud de nuestra mascota. Estos son productos veterinarios que se pueden usar hasta en cachorros que solamente tienen un par de semanas de vida y en las hembras que se encuentran en gestación al igual que en lactación.

Debido a su funcionamiento, las pipetas antipulgas tienen mucha utilidad para prevenir que aparezcan las pulgas, al igual que para tratar un problema causado por las mismas.

Desventajas

Es mecanismo de acción particular que poseen las pipetas antipulgas provoca que este sea un sistema bastante eficaz para eliminar a cualquier pulga, sin embargo no es de mucha ayuda para aquellos animales que son alérgicos a las picaduras de las pulgas. Estos vienen siendo los casos en los que tenemos que usar un producto capaz de repeler a las pulgas, ya que de esta manera se puede evitar que las pulgas lleguen a picar a nuestra mascota al igual que para evitar el desarrollo de una reacción alérgica.

Esto se debe a que el medicamento no tiene efecto cuando la pulga pica a nuestra mascota.

¿Cuándo y cómo colocar una pipeta?

Cuando observamos que a nuestra mascota le pican parásitos como las pulgas y garrapatas, lo más adecuado que podemos hacer es colocarle una especie de escudo y con la ayuda de estos podemos evitar que a nuestra mascota le piquen, aparte de que les puedan transmitir enfermedades.

Cuando mencionamos los escudos, realmente nos referimos a las pipetas para nuestros perros, que son un repelente o una acción parasitaria, siendo los más indicados para mantener lo más alejado posible a las pulgas y las garrapatas durante largos periodos.

Colocar una de estas pipetas es algo muy sencillo. Es importante escoger el lugar indicado para que nuestra mascota se sienta cómoda, al igual que posea una superficie fácil de limpiar.

Las pipetas tienen un principio activo

Paso 1: Preparar a tu mascota

Es habitual, y además uno de los fallos, que le quieras poner a tu mascota la pipeta bañándolo antes. Y es un error. El perro debe estar al menos 2 días sin bañarlo y mantener al menos 3 días después de aplicarla sin que toque el agua.

Esto es porque, si la pipeta se la echas después del baño, puede irritarle la piel o provocarle reacciones. Por eso, es mejor bañarlo y, transcurridos dos días, ponerle el producto.

Paso 2: la pipeta adecuada

Según el peso de tu mascota, necesitarás una pipeta u otra. Muchas veces las pipetas se ponen en la zona de la cruz entre la nuca y los omóplatos, pero cuando el perro es de tamaño mediano, grande o gigante, es mejor dividir la dosis en dos zonas. Por un lado la cruz que hemos comentado, y por otro lado la cruz que se forma entre sus caderas y el lomo. De esta manera, estarás protegiendo más a tu mascota y dosificar el producto no quiere decir que sea menos efectivo.

Paso 3: localizando las cruces

Son muy fáciles de encontrar ya que solo hay que seguir el lomo del animal y con la mano palpar los huecos (uno justo donde puede empezar el cuello y otro donde empezaría la zona de la cola unida a las caderas).

Cuando terminemos con el proceso dejamos que actúe el producto para que nuestra mascota quede libre de pulgas y garrapatas.

Los principios activos de una pipeta para los perros

¿Te has preguntado alguna vez qué lleva una pipeta para ser efectiva contra las pulgas, garrapatas y demás? Pues te lo vamos a contar ya que, si bien hay muchas marcas, prácticamente todas ellas están compuestas de los mismos principios activos.

Entre ellos, tienes:

Fipronil

Es un insecticida que afecta a los insectos. Concretamente a su sistema nervioso central. Lo que hace es combatir cualquier insecto que quiera alojarse en tu perro, como son piojos, pulgas, ácaros o garrapatas.

Permetrina

Esta sustancia es tóxica para los gatos. Por tanto, si tienes un perro que convive con un gato, es recomendable que no se acerque al mismo. Incluso, es mejor utilizar cualquier otra pipeta que no tenga este principio activo para evitar males mayores.

Al igual que el anterior, se trata de un insecticida para los insectos, que además repele los mosquitos.

Metopreno

Está indicado para mantener a raya a las pulgas, pero, al contrario que los otros, en este caso no mata a los insectos. Lo que hace es que impide que crezcan o se desarrollen y se reproduzcan, muriendo sin descendencia.

Imidacloprid

Es un insecticida que combate a la mosca blanca, las pulgas o el pulgón. Hoy día es «moderadamente tóxico», por lo que se usa muy poco debido a las consecuencias que puede tener.

Las mejores pipetas para los perros

Hay muchos tipos de pipetas

La mayoría de las veces nos preocupamos por proteger a los perros de las pulgas, garrapatas… en verano. Si bien es cuando más posibilidades hay, y más afluencia puedes encontrar, lo cierto es que estos pueden anidar en tu perro durante todo el año. Y, de hecho, la protección debería extenderse en el tiempo.

En el mercado existen una gran variedad de pipetas para perros en cuando a tamaños, marcas, protecciones, etc. Las mejores pipetas dependerán de cada perro, pero sí es cierto que hay algunas marcas que se han ganado la confianza de muchos. Y son las más recomendadas también por veterinarios.

Entre ellas están: Frontline o Bayer. De las dos, Frontline es una de las mejores y de las que más efectividad tienen. Están compuestas sobre todo de Fipronil y Metopreno (o Permetrina) ofreciendo una protección básica y ayudando también a que no vuelvan a aparecer pulgas, garrapatas o piojos.


Un comentario, deja el tuyo

  1.   abel villegas dijo

    gracias !!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.