¿Qué es la vacuna quíntuple para perros?

veterinario poniendo una vacuna a un perro

La vacuna quíntuple canina se trata de una vacuna que se le debe suministrar al animal una vez transcurridas las seis semanas de vida con el objetivo de fortalecer su sistema inmunitario y prevenir al menos 5 enfermedades. Se suministra de manera subcutánea (en la zona de la cruz) y cuesta alrededor de 40 euros.

Esta vacuna quíntuple, cuyas siglas son DHPPL, evita que el perro sufra de Distember, Parvovirosis, Leptospirosis, Hepatitis infecciosa y Parainfluenza, cinco graves enfermedades o patologías que traen complicaciones si se contraen.

¿Cuándo es el momento de poner a nuestro perro la vacuna quíntuple?

Vacunar al perro

No puede ser inyectada antes de las seis u ocho semanas de vida porque en ese periodo el cachorro está protegido por las defensas que le transmitió su madre en el embarazo. La consecuencia al ser aplicada por primera vez puede ser un malestar diario (el más frecuente) o una leve reacción alérgica (sucede pocas veces).

Artículo relacionado:
¿Cuáles son las vacunas para perros cachorros obligatorias?

Cabe destacar que el efecto de la vacuna quíntuple no dura para siempre y es importante revacunar unos años después (el veterinario lo decide). Aunque claro está, pueden surgir inconvenientes que impidan tanto revacunar como hacerlo por primera vez; por ejemplo, una gestación, una parasitosis interna o incluso, una enfermedad o patología que requiera otro tipo de tratamiento y que, por ende, no pueda ser suministrada en el cuerpo del animal.

En este último caso lo más recomendable es no vincular al perro con otro que padezca tanto alguna de las mencionadas cinco enfermedades como cualquier otra y hacer todo lo que sea necesario para que no desarrolle ninguna patología grave, dado que al carecer de las defensas suficientes las complicaciones pueden pasar a mayores y su consecuencia, irreversible.

Vacuna quíntuple o DHPPL

Primera vacuna de un cachorro

Al mismo tiempo la DHPPL no es la única vacuna que debe ser inyectada en un cachorro; aproximadamente entre las 6-8 y 16 semanas de vida este recibirá otras vacunas y, en alguna ocasión, más de una dosis. Con todo esto quedará con la máxima protección y defensas. Esto último no quiere decir que en caso de padecer una enfermedad se curará más rápido, sino que las posibilidades de contraerla serán menores y que el sistema inmunitario podrá verse menos afectado.

Así como la vacuna quíntuple protege contra cinco enfermedades, hay otras que lo hacen contra una (monovalente), dos (bivalente), tres (tetravalentes), cuatro (polivalentes) y cinco (quíntuples). También hay séxtuples. Más allá de la protección de la vida del animal, algunas son obligatorias como, por ejemplo la de la rabia, obligatoria en casi todo España. También hay otras consideradas esenciales por parte de los veterinarios, pero que al fin y al cabo, cada dueño decide si se la da o no.

Al fin y al cabo el veterinario es quien elabora un calendario de vacunas con la idea de que este cumplido a rajatabla o lo más completo posible. Están la vacuna Puppy DP, que sirve para el moquillo y la mencionada antirrábica.

Aspectos que complementan a las vacunas

También hay otros importantes aspectos que complementan de manera considerable a las vacunas en su función de proteger al animal. Tal es el caso de la alimentación dada su vitalidad para el crecimiento y desarrollo del perro cuando es cachorro y a lo largo de los años.

De cualquier modo, los diferentes tipos de alimento (algunos más caros pero mejores) deben ser repartidos, hasta los tres meses, en cuatro comidas diarias, tres desde los tres hasta seis meses y, en el caso de los cachorros de más de seis meses dos comidas por día, además de no darles de más.

Así como hay muchos alimentos permitidos, hay otros que no como casi cualquier comida que tenga condimentos, todo lo que sea frito, alimentos grasosos, chocolates, carne hervida, huesos no comestibles y salsas, entre otras.

Otras cuestiones muy importantes para la vida y educación del perro son la comunicación no verbal (actitudes, gestos y miradas), las actitudes que este vea en su dueño, ya que lo que vea será mucho más importante y tendrá mayor repercusión que lo que se le diga.

La convivencia armónica, ya que su lugar o ambiente ideal es donde sienten que ocupan un lugar adecuado y pueda ver y dar cuenta de su líder. Además, es de vital importancia que en dicho hogar y ambiente cuenten con un lugar de descanso y que dispongan de juegos tanto con sus dueños como para ellos (por ejemplo, una pelotita).

Por su parte habrá también momentos en los que el perro tendrá que quedarse solo en la casa, dado que es prácticamente imposible que durante las 24 horas del día y los 365 días del año haya siempre algún individuo en el hogar, por lo que este debe acostumbrarse a la soledad pese a que al principio (cuando es cachorro) le cuesta y tema.

En conclusión y para que una mascota como en este caso, un perro sea bien criado y puedan desarrollar una vida sana y feliz es indispensable que sus dueños le ofrezcan un buen sistema de salud (vacunas, bañados y controles periódicos) con un veterinario responsable; una buena alimentación con lo que es imprescindible y lo que está permitido al menos hasta cierto punto.

También le sigue un buen, armónico y agradable ambiente y hogar en el que puedan desarrollar todo su potencial, disponer de su espacio, ser bien criados, sentirse felices y tener un cómodo lugar de descanso; y una buena crianza y entorno que les permita seguir a tono con lo que su esencia le marca.

Otras vacunas

Cachorro en el campo.

La “D” en DHLPP significa moquillo. Esta vacuna también protege contra la hepatitis (adenovirus), leptospirosis, parvo y parainfluenza, esto se conoce como la vacuna de 5 vías. Los perros deben recibir una vacuna contra el moquillo canino a las 6 a 8 semanas, 10 a 12 semanas y 14 a 16 semanas.

La mayoría de los animales solo necesitan lo que se conoce como vacunas básicas, siendo estas las que protegen contra las enfermedades más comunes y más graves. En perros las vacunas centrales son moquillo, parvovirus, hepatitis y rabia, según lo exige la ley. 18 jul. 2005

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.