¿Qué son los perros de ataque?

Los perros llevan acompañando y ayudando a la humanidad desde hace por lo menos 10 mil años. Nos dan compañía y cariño, pero también nos son muy útiles para proteger al ganado o las viviendas. Lamentablemente, en el pasado y también hoy, también hay quien usado perros de ataque para atacar a otras personas.

Pero sin un buen adiestramiento estos animales pueden acabar siendo muy peligrosos, no porque ellos lo sean por naturaleza, sino porque se les ha enseñado a serlo. Veamos qué son y qué funciones tienen los perros de ataque.

¿Qué son?

Los perros de ataque son aquellos animales que han sido entrenados para atacar a una persona. Si han sido bien entrenados, empezarán el ataque y lo terminarán a la orden de su adiestrador; en caso contrario podrían llegar a atacar a su propio guía.

Las características de estos canes son las siguientes:

  • Son animales fuertes y ágiles. Por ejemplo, los perros como el pastor alemán o el pitbull son buenas razas.
  • Son de buen tamaño. Un chihuahua o un schnauzer miniatura, por ejemplo, no servirían. Solo escogen perros que pesen unos 20kg como mínimo.

¿Es lo mismo un perro de ataque que un perro de guardia?

Hay mucha confusión al respecto, sobretodo cuando queremos un perro de guardia, pero la realidad es que no son lo mismo. Aunque los perros de ataque pueden cumplir funciones de guardia, los perros de guardia no siempre son de ataque.

Y es que la función de los de guardia es la de avisar cuando detecta la presencia de alguien extraño y avisar a su cuidador, pero no tiene necesidad de atacarle. Por ello, muchas razas pequeñas pueden cumplir muy bien como perros de guardia, pero no como de ataque.

¿Los perros de ataque son peligrosos?

Depende. ¿De qué? Básicamente de la experiencia que tenga la persona adiestrando perros y de qué método utilice. Suponiendo que lleva mucho tiempo entrenando perros de ataque y que utiliza métodos que respetan a los animales, como el adiestramiento en positivo, ese perro no es peligroso. Ahora bien, si ha sido entrenado por alguien que no tiene experiencia o muy poca, o con métodos inapropiados, la situación será muy distinta.

Para evitar problemas, antes de entrenar a tu perro tienes que entrenarte tú con profesionales que de verdad respetan a los canes, como la que te encontrarás en clubes caninos en el que se practiquen deportes como el Mondio Ring, Ring Belga o el Schutzhund, entre otros. En estos lugares, los perros están bien entrenados porque tanto sus cuidadores como sus adiestradores (no tienen por qué ser la misma persona) conocen bien al animal y saben cómo controlarlo sin problemas.

¿Son necesarios?

Bueno, exceptuando los deportes caninos que hemos mencionado antes, la realidad es que los perros de ataque no son muy necesarios, por la sencilla razón de que no dejan de ser animales. En situaciones de mucho estrés pueden mostrarse muy inseguros, temerosos incluso, ya que su propio instinto de supervivencia entra en juego y ya no es tan importante hacer caso al guía como salvarse ellos mismos.

Además, nada pueden hacer contra las armas. Por eso, los perros de ataque, desde mi punto de vista, no deberían ser más que animales que practican deportes caninos en los que, entre otras muchas cosas, aprenden a atacar.

¿Cuáles son las consecuencias de un mal adiestramiento?

Adiestrar a un perro utilizando métodos inapropiados que no lo respetan y que ignoran sus señales de calma puede acabar con el animal abandonado en un refugio de animales, en la perrera o incluso en la calle.

Y lo irónico y lo más triste de todo esto es que cualquier perro, esté entrenado o no, es capaz de dar su vida por salvar la nuestra.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.