Ayudar a tu perro recién operado

Ayudar a tu perro recién operado

Cuando nuestro perro está recién operado, surgen muchísimas dudas al respecto. No sabemos si puede moverse mucho o poco, cómo hacer que no se toque la herida o si  puede hacer vida normal. Si no estamos con el perro todo el día, será todavía más complicado, pero hay formas de cuidarlo y que todo salga bien.

Ayudar a tu perro recién operado pasa por cuidarlo y seguir las instrucciones del veterinario, para que su herida cicatrice lo más rápido posible. Si tu perro es tranquilo, será mucho más sencillo, pero si no lo es, tendrás que buscar la forma de que se relaje. En general, los perros se curan mucho más rápido que las personas, por lo que con la medicación adecuada no deberías tener muchos problemas.

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de curar a un perro recién operado, es lo que ha dicho el veterinario. Este te dará instrucciones sobre qué medicación debes darle y qué cantidad. Los antibióticos son muy importantes, pero en ocasiones, si el perro vomita con la medicación, también habrá que darle protectores gástricos.

Para que tu mascota se encuentre tranquila, puedes poner una cama o un lugar cómodo cerca de donde tú estás, como el salón, para que descanse durante el día. Si la cicatriz le permite andar, es bueno que pasees con él, para que no tenga tanta ansiedad y no toque las heridas. Además, puedes buscar una pomada para que no le piquen tanto, de forma que evite rascarse o lamerse las heridas. En último caso, siempre puedes ponerle el collar isabelino, aunque suelen sentirse extraños e incómodos con él. Tanto que incluso llegan a romperlo y morderlo.


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario