Cómo cuidar a un perro con displasia de cadera

Displasia canina

La displasia de cadera es una enfermedad muy común perros de gran tamaño, como el Pastor Alemán o el Golden Retriever, aunque si tu amigo es pequeño debes de estar atento/a ya que también podría acabar teniéndola. Esta patología es provocada por una malformación de la articulación, provocando dolor y dificultad para caminar, sentarse o subir las escaleras.

Si a tu peludo le han diagnosticado este problema, te vamos a explicar cómo cuidar a un perro con displasia de cadera para que pueda seguir teniendo una buena calidad de vida.

¿Qué tiene que comer un perro con displasia de cadera?

Un perro al que le han diagnosticado esta enfermedad, debe de cuidar mucho su peso ya que si come más de lo que debería, empezaría a engordar, lo cual agravaría el problema. Así pues, es extremadamente importante que se le dé sólo la cantidad de comida que realmente necesita, la cual vendrá especificada en el saco de pienso, el cual se aconseja que no tenga ni cereales ni subproductos.

¿Se le puede dar comida natural? Por supuesto. De hecho, este tipo de alimentación es la más adecuada para todos los animales, estén enfermos o sanos (más información sobre este tema, aquí). Si no tienes tiempo de preparársela, puedes darle Dieta Yum, Summun o Naku, que son comidas naturales. Pero cuando se tiene un perro con displasia se le ha de dar condroprotectores, que prevendrán las lesiones al nutrir y fortalecer el cartílago.

¿Se ha de operar?

La cirugía es muy aconsejable, ya que así se evita que empeore, sobretodo si se trata de perros grandes o con displasias graves. Normalmente, se le amputa la cabeza del fémur, por lo que el problema desaparece casi por completo. En su lugar el organismo de nuestro amigo creará una pseudoarticulación con tejido fibroso que será capaz de soportar su peso.

En los casos más serios se opta por ponerle al can una prótesis de cadera, y en los más leves se prefiere que el animal tome medicamentos que le aliviarán el dolor.

Golden Retriever

Si ves que a tu amigo le cuesta caminar bien, no dudes en llevarlo al veterinario.


Categorías

Curiosidades, Enfermedades

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Un comentario

  1.   Jose Vallo dijo

    Con un perro con displasia de cadera y otro con artrosis en la rótula desde hace tiempo he probado varios condroprotectores para perros como parte de un tratamiento conservador y realmente el que ha marcado enormes diferencias es uno llamado Arthrobon. En la siguiente web hay numerosos estudios y explicaciones sobre este tema: http://artritiscanina.com
    Espero poder ayudar a otros con el mismo problema

Escribe un comentario