Cómo educar a un perro ansioso con la comida

Educar a un perro ansioso con la comida

Los buenos modales a la hora de comer también se pueden aplicar a los perros. Entre ellos, cuentan con una jerarquía, que siempre se respeta. Contigo también deben tener respeto, por lo que hay que educar a cada peludo, sobre todo si se trata de un perro ansioso con la comida.

Lo de comer es puro instinto, por eso en  muchos perros crea ansiedad. Educar a un perro ansioso con la comida es algo difícil, ya que cuentan con una atención casi exclusiva. Necesitarás paciencia, pero lograrás que respeten tu espacio y el de los tuyos.

Lo primero que debes hacer es establecer un lugar y un horario para las comidas. No tiene que ser la hora exacta, pero debes regirte por una rutina, ya que es algo que les da seguridad. Además, así evitarás que pida comida en otras horas del día. Ellos siempre se ponen nerviosos cuando anticipan el momento de comer. Es por eso que también debes esperar a que se muestre tranquilo para dársela.

Cuando le pongas la comida, hay que evitar que se abalance sobre ella. Debes reclamar tu espacio, haciendo que se retire si se acerca demasiado. Debe respetarte y no comer hasta que tú le dejes. En cachorros es cuestión de acostumbrarlos, pero si has adoptado un perro mayor, debes ser más firme.

Otra señal de que te respetan a la hora de la comida, es que te dejen coger su cuenco en cualquier momento. Un perro ansioso incluso puede ponerse algo agresivo, por lo que si no tienes práctica puedes preguntar a un adiestrador. Si confías en tu perro, primero inténtalo apartándolo con la rodilla y quitándole el cuenco con el pie. Haz que espere y permítele comer cuando tú se lo indiques.

Otra pauta muy importante con estos perros es que no acosen a la gente cuando estos están comiendo algo. Para ello, debes hacer que ponga distancia, siendo ideal que te obedezca y permanezca en su cuna o en el sitio que le indiques.

Más Información – Errores comunes al educar al perro


Categorías

Adiestramiento

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Un comentario

  1.   dsdfrttt dijo

    Por fin un artículo sensato en el que no se trata al animal como si fuera un dios, sino como lo que es, un animal.

Escribe un comentario