Cómo es un San Bernardo

San Bernardo

El San Bernardo es uno de los gigantes del mundo canino. Pero también muy cariñoso. Se podría decir que es un ”cacho de pan”, ya que se lleva estupendamente bien con los seres humanos. Es muy, muy social y el hecho de que tenga esa mirada tan peculiar hace que se nos enternezca el corazón.

Si estás pensando en aumentar la familia y vas buscando información sobre razas, te invito a que conozcas a este magnífico perro. Sepamos cómo es el San Bernardo.

Características físicas del San Bernardo

Vamos a hablar primero de cómo es físicamente. Este perro puede pesar entre 60 y 90kg, con una altura a la cruz de unos 70cm en el caso de los machos, y de menos de 65cm en las hembras. El pelaje es de tipo corto, blanco y castaño o blanco y rojo. La cabeza es redondeada, con orejas colgantes.

Tiene una esperanza de vida de 12 años, pero se puede dar el caso de que viva hasta los 15 o incluso algo más. Todo dependerá de la genética del propio animal, y de cómo se le cuide.

Comportamiento del San Bernardo

Cachorro de San Bernardo

El San Bernardo es un perro muy grande y, sobretodo, muy tranquilo que sorprenderá a todos los miembros del hogar. Es fiel y leal a aquellos que lo cuiden, aunque necesitará de mucho espacio para poder correr y jugar. Por este motivo, también es preciso sacarle a dar largos paseos, ya que de lo contrario podría empezar a comportarse de manera inadecuada. Pero por lo demás, a este magnífico animal le encantará pasar ratos descansando viendo la televisión contigo 🙂 .

El coste del veterinario, de su cuidado y alimentación puede ser muy alto, pero si decides tener un San Bernardo como animal de compañía, vas a encontrar en él a un excelente amigo de cuatro patas.


Categorías

Razas Perros
Etiquetas

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario