Cómo evitar el miedo al veterinario en los perros

Perro con miedo

Como responsables de la salud de nuestros amigos, de vez en cuando no nos quedará otra que llevarlo al veterinario. Pero claro, a ninguno le gusta ir allí, aunque como a veces será obligatorio, es importante que el can sepa que no le va a pasar nada malo cada vez que se vaya. Para ello, tenemos que anticiparnos y acostumbrarle a que lo manipulen ya desde el primer día que llega a casa. De esta manera, le será mucho más fácil aceptar esas visitas al médico de animales.

Veamos cómo evitar el miedo al veterinario en los perros.

Dale masajes

El veterinario le sujetará la pata para ponerle alguna inyección, le abrirá la boca para ver cómo están sus dientes,… en definitiva, lo manipulará para saber cómo está de salud. Para que no le venga de nuevo, en casa lo que hay que hacer es darle masajes por todo el cuerpo, de manera que el can vaya acostumbrándose poco a poco a ellos.

Llévalo a pasear y juega con él

Antes de partir hacia la clínica, es muy aconsejable llevarlo a dar un largo paseo y jugar con él para que esté tranquilo, especialmente si es de carácter nervioso o inquieto. Así será más fácil controlarlo una vez que estéis allí.

Cálmate

Si estás nervioso/a tu perro también lo estará, así que es muy, muy importante que respires hondo antes de entrar, y que pienses que todo va a salir bien. Intenta tener la mente calmada, y ya verás como todo saldrá mejor de lo que piensas 😉 .

Llévate golosinas para tu perro

Si le van a poner vacunas o a hacerle una revisión rutinaria, te recomiendo que lleves golosinas para tu perro. Dale un par cuando estéis en el coche, otras dos cuando vayáis a entrar, y de nuevo otras 2 o 3 cuando después de que el veterinario haya terminado, para felicitar al animal por la buena conducta que ha tenido.

Perro con miedo al veterinario

Así seguro que no le tendrá miedo al profesional 🙂 .


Categorías

Curiosidades

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario