Cómo evitar que mi perro sea agresivo

Perro agresivo

Cómo evitar que mi perro sea agresivo. Quizás sea esa la duda que más frecuentemente tenemos los que convivimos con estos animales, y es que un perro antisocial hace que los paseos, y la convivencia en el hogar no sea muy agradable. Sin embargo, es importante saber realmente en qué consiste la agresividad canina para poder evitarla.

Muchas veces nos encontramos con un perro que reacciona violentamente, e inmediatamente lo tachamos de agresivo, sin preguntarnos por qué ha actuado de ese modo. Así que de todo esto y más hablaremos en este artículo, para que de esta manera te puedas asegurar de que tu peludo va a comportarse siempre (o casi siempre 🙂 ) correctamente.

¿Qué hay detrás de la agresividad canina?

Los perros son animales pacíficos por naturaleza. De hecho, siempre que se sientan inseguros o incómodos, echarán las orejas hacia atrás y, si pueden, se alejarán. En el caso de que no puedan huir, pueden pasar dos cosas:

  • Que se ponga en una posición de sumisión, con la cola entre las patas y el cuerpo agachado.
  • O bien que decida actuar: mostrará los dientes, gruñirá, se le erizará el pelo de la espalda, y la cola normalmente la mantendrá recta. Los perros que optan por reaccionar de este modo, son los que en algún momento de sus vidas son etiquetados como ”agresivos”, cuando en realidad no lo son.

Estos animales deciden comportarse de una manera agresiva o violenta por un motivo principal: el miedo. Puede que hayan sido maltratados (ya sea física y/o psicológicamente), o que se sientan inseguros, o que simplemente no los hayamos socializado bien de cachorros y no sepan cómo deben comportarse con otros de su especie. Teniendo esto en cuenta, veamos cómo evitar que mi perro sea agresivo.

Cómo evitar la agresividad en perros

Es mucho más fácil de evitar de lo que parece, pues básicamente tenemos que conseguir que el perro lleve una vida feliz y digna, sin descuidar las relaciones sociales ya que, como sabemos es un animal que necesita el contacto con otras personas y con otros perros para que su salud mental siempre sea buena.

Así que, ya desde cachorros (a partir de los dos meses de edad), tenemos que sacarlo a pasear por sitios donde vayan más perros. Por supuesto, si os encontráis a alguno que se ve inseguro, no os acerquéis, pues si ocurriese algo, podría causarle un trauma al pequeño. Asimismo, el adiestramiento en positivo ayudará a que el perro tenga más confianza en sí mismo, lo cual quiere decir que será un perro más feliz.

Perros jugando

Con mucha paciencia y respeto hacia el perro lograrás tener el perfecto compañero peludo.



Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario