Cómo curar quemaduras en perros

Perro con ojitos

Los accidentes, a veces, ocurren. Puede que estemos en la cocina preparando la comida, y que sin darnos cuenta a nuestro amigo le caiga un poco de aceite caliente o de agua hirviendo. El dolor que puede sentir, como nosotros mismos habremos podido comprobar, probablemente, en alguna ocasión, es muy intenso, por lo que es importante saber cómo curar quemaduras en perros y evitar así que la herida se infecte.

Por ello, en Mundo Perros te vamos a explicar lo que debes hacer para solucionar este incidente lo antes posible.

Al igual que ocurre con nosotros, las quemaduras en los perros se dividen en tres niveles dependiendo de su gravedad, tamaño del área afectada y profundidad de la misma, y son las de primer, segundo y tercer grado.

  • Quemadura de primer grado: son las más leves, y también las más frecuentes. Ocasionan un daño, pero sin llegar a afectar las funciones de la epidermis (la capa más externa de la piel), por lo que se puede continuar haciendo vida normal.
  • Quemadura de segundo grado: estas heridas afectan, no sólo a epidermis, sino también a la dermis, que es la segunda capa. Aparecen ampollas, la zona se enrojece, y se siente un dolor importante.
  • Quemadura de tercer grado: son las más graves. Estas quemaduras destruyen la epidermis, la dermis y llegan al tejido celular subcutáneo. En estos casos, el paciente puede estar en estado de shock o no sentir nada de dolor, señal de que el nervio ha sido afectado. Además, si la quemadura es profunda, puede verse la zona de color rojo muy oscuro, o incluso carbonizada.

Cómo curar las quemaduras en los perros

Si la quemadura es superficial, lo primero que tenemos que hacer es aplicar abundante agua fría sobre la zona, ya sea directamente o humedeciendo una gasa limpia. Si optas por esta última, no frotes, aplica suaves golpecitos. Tampoco puedes colocar hielo sobre la quemadura, ya que se lesionaría más debido al frío.

Una vez esté la zona bien húmeda, procederemos a aplicar una pomada antibiótica o miel para evitar infecciones. Si es necesario, puedes recortar el pelo de la zona para que te sea más fácil. Acto seguido, tienes que vendar la zona. La venda se tiene que renovar cada día, y también es importante limpiarle la herida con agua diariamente. Para evitar que se la quite, puedes ponerle un collar isabelino.

En casos de quemaduras graves, hay que acudir inmediatamente al veterinario.

Cachorro de perro

Con estos consejos tu perro se recuperará antes de lo que imaginas 🙂 .


Categorías

Curiosidades

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario