Maya, la perra que esperó a su dueña en el hospital

maya-perra-hospital

Esta noticia hace pocos días que aparecía en los medios, y aunque no sea una noticia increíble, para los dueños de mascotas sí es destacable. Hablamos de Maya, una perrita Akita Inu que, al ponerse mal su dueña e ingresar en el hospital, decidió quedarse allí a esperarla, porque su lealtad es inquebrantable.

Esta reacción de la perrita, que no quería moverse del hospital, sorprendió a todo el personal, y por eso las redes sociales se hicieron eco del caso en seguida. No es para menos, y es que nos recuerda a la historia de Hachiko, el perro que esperaba a su dueño en la estación cada día, y que siguió esperándolo tras la muerte de este, creyendo que algún día volvería en tren a casa.

Sin duda esta historia es muy similar, ya que ambos son de la raza Akita Inu, que al parecer es muy fiel con sus dueños. Esta lealtad que tienen hace que estar con su dueño y velar por su bienestar sea lo más importante para estos perros. La perra Maya esperó hasta seis días a las puertas del hospital hasta que su dueña, una chica de 22 años se recuperó de la repentina apendicitis que padeció.

El personal del hospital se vio muy sorprendido por la presencia de esta perra, que no se movía de este sitio esperando ver a su dueña. Sin duda estamos en este caso ante un final feliz, ya que cuando la perra volvió con su dueña se pudo ver la gran felicidad de ambas al reencontrarse. El final es algo distinto del de Hachiko, ya que este esperó a su dueño delante de la estación durante nueve años. Todos recordamos este tipo de historias, y es que sabemos la conexión y la lealtad que pueden tener nuestras mascotas hacia nosotros.


Categorías

Noticias
Etiquetas ,

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario